“…En mi opinión como Ministra en retiro, por supuesto que es una reforma inconstitucional”, respondió la Secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero cuando se le cuestionó sobre la reforma aprobada por el Congreso de Baja California, que amplió la extensión de mandato del Gobernador entrante Jaime Bonilla, de dos a cinco años.

Ciudad de México, 18 de julio (SinEmbargo).- Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, aseguró que la reforma aprobada por el Congreso de Baja California para extender el mandato de 2 a 5 años del Gobernador electo, el morenista Jaime Bonilla, es anticonstitucional.

Luego del evento conmemorativo por el 147 aniversario luctuoso de Benito Juárez, la titular de la Segob externó su punto de vista como Ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia (SCJN) pues aclaró que respeta la libre determinación de los Poderes públicos, aunque reconoce la inconstitucionalidad de la reforma.

“No estamos acostumbrados a respetar el Estado de Derecho y yo lo estoy respetando a cabalidad, porque un Congreso local de un estado de la República expide una reforma constitucional prácticamente en forma unánime, en ejercicio de las atribuciones que tiene; si esta reforma es o no constitucional, o es inconstitucional, ya se han acercado a mí varios partidos políticos para informarme que van a interponer los recursos de acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte”, señaló la funcionaria federal.

“Si esta reforma es o no constitucional, mi opinión como Ministra en retiro, sí te puedo decir que, en mi opinión, pero ya no como Secretaria de Gobernación, en mi opinión como Ministra en retiro, por supuesto que es una reforma inconstitucional, en mi opinión, pero yo, como Secretaria de Gobernación, tengo que ser absolutamente respetuosa del Congreso local, de los partidos políticos que van a interponer las acciones de inconstitucionalidad y, por supuesto, de lo que resuelva en su momento la Suprema Corte en relación a esta reforma”, agregó.

El pasado miércoles, la Comisión Permanente del Congreso aprobó por unanimidad exhortar al Gobierno, al Congreso y a los ayuntamientos de Baja California a dejar sin efecto la reforma que extiende el periodo de la administración del Gobernador de dos a cinco años. Los ocho grupos parlamentarios plantearon el consenso.

El documento aprobado busca dejar sin efecto el decreto 112 de reformas aprobado el 8 de julio de 2019, además, argumentan que la reforma es “violatoria” de los principios constitucionales y es contraria al pacto federal.

Un grupo plural de legisladores presentó un Punto de Acuerdo contra la reforma que extiende el periodo de la administración del Gobernador por ser “un atentado contra la democracia”.

Encabezados por Tatiana Clouthier Carrillo, Diputada federal de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) –que es el mismo partido de Jaime Bonilla Valdez, Gobernador electo de Baja California, y del Presidente Andrés Manuel López Obrador–, los legisladores plantearon que son eco de las protestas de los ciudadanos, tanto de esa entidad de la península bajacaliforniana como de todo el país, que consideran la decisión tomada por el Congreso local como un acto preocupante, pues abre la puerta para que cualquier otro mandatario amplíe los periodos establecidos.

En conferencia de prensa, insistió en que hay denuncias expresas de intentos de comprar la voluntad de legisladores y, por tanto, deben haber sanciones ejemplares “para que ningún legislador sienta que puede recibir dinero a cambio de su voto”.

La Diputada también destacó que esto tiene que tener consecuencias para que no se repita en ningún otro estado, ni mucho menos en ningún cargo de elección, pues “se atenta contra la voluntad ciudadana y contra la democracia del país”.

Por su parte, Lorena Villavicencio Ayala, Diputada federal de Morena, expuso que desde ese partido rechazan lo que ocurrió en el Congreso de Baja California, dado que es un atentado a las instituciones democráticas, por ello, está solicitando explícitamente en el Punto de Acuerdo que el Gobernador, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, tome las medidas necesarias tanto para evitar que sea publicada la Ley correspondiente, como para sancionar a los legisladores.

El pasado 8 de julio, con mayoría panista, el Congreso de Baja California aprobó la modificación al Octavo Transitorio, que pretende volver la próxima gubernatura de 5 años.

Respaldado por prácticamente todas las fuerzas políticas, salvo el Partido de Baja California (PBC) – que no se presentó a la sesión-, y el Diputado panista Miguel Antonio Osuna Millán, los legisladores aprobaron con 21 votos – a través de cédula- la reforma al Octavo Transitorio Constitucional, por lo que ahora la gubernatura de Jaime Bonilla Valdez, será del 2019 al 2024.