Argentina dice no a las salmoneras

18/07/2021 - 12:02 am
Cada día descubrimos más sobre la complejidad de los peces. Foto: Patagonia Works vía The Humane League

A pesar de que la anterior gobernadora de Tierra de Fuego, Argentina, había llegado a un acuerdo con empresas noruegas para instalar enormes encierros con cientos de miles de salmones, la movilización de biólogos, organizaciones ambientalistas, activistas y residentes dijeron no a las granjas para criar salmón, posicionando así al país como el primero en tomar una decisión de este tamaño para preservar el ecosistema.

Hay muchas razones por las cuales estas prohibiciones deberían empezar a ocurrir en todo el mundo. Una de ellas es el daño que hace el suministro de antibióticos en animales sometidos a confinamiento intensivo, ya que tienen un impacto negativo en las bacterias naturales que se encuentran en el mar, además de generar resistencia antibiótica en las personas que consumen la carne de esos animales.

Además, el sistema de alimentación de estos peces busca engordarlos rápidamente y el excedente de comida aunado a la producción de heces genera un exceso de nutrientes provoca falta de oxígeno en el agua y por ende, una excesiva presencia de algas nocivas. Este año hubo un sonado caso en Chile de casi 5.6 toneladas de salmones que aparecieron muertos en el fiordo Comau por este fenómeno y la catástrofe movilizó a más de 60 organizaciones ambientalistas para exigir la salida de las salmoneras en esa región.

Cada día descubrimos más sobre la complejidad de los peces y con ello viene un reconocimiento cada vez más claro de la necesidad de, al menos, garantizar medidas de bienestar que se le otorgan a otros animales explotados como alimento. Los peces sienten dolor, son inteligentes, tienen vida social, usan herramientas, cuidan de sus crías, pero en las granjas industriales viven hacinados y comen en el mismo espacio en donde defecan.

Las organizaciones de defensa animal seguiremos trabajando en espera de que cada vez más países sigan el ejemplo de Argentina y prohíban las salmoneras. Mientras tanto, te invito a ver Artifishial y Seaspiracy para entender más sobre el impacto ambiental y social que los seres humanos tenemos sobre las especies marinas, y si te interesa preservar los ecosistemas, no olvides que la acción más efectiva y contundente que puedes emprender es dejar a los peces fuera de tu plato.