De acuerdo con el medio los investigadores están convencidos de que Magtel no contaba con el respaldo de la multinacional mexicana cuando se presentó al concurso y tampoco cuando lo ganó. Foto: EFE

La mina de Aznalcóllar. Foto: EFE

Ciudad de México, 19 de mayo (SinEmbargo).– El Gobierno de Andalucía, que encabeza Susana Díaz, adjudicó los derechos de explotación de la mina de Aznalcóllar al consorcio conformado por Minorbis y Grupo México a pesar de que el proyecto ganador podía haber documentos falsificados, en concreto, los escritos con los que la adjudicataria acreditó su alianza con la multinacional mexicana que debía aportar la experiencia y la capacidad de la que la empresa española carece, publica este día el diario El Mundo.

El diario español refiere que lo anterior está contenido en el informe de la Brigada de Policía Judicial del Cuerpo Nacional de Policía de Sevilla remitido al Juzgado de Instrucción número 3 el pasado 23 de abril, en el que los investigadores ponen en duda la autenticidad de parte de la documentación presentada por Minorbis-Grupo México.

De acuerdo con el medio los investigadores también detectaron otras irregularidades y están convencidos de que la filial del grupo cordobés Magtel no contaba con el respaldo de la multinacional mexicana cuando se presentó al concurso y tampoco cuando lo ganó.

Grupo México es propiedad del segundo hombre más rico de México, según Forbes, Germán Larrea Velasco. A la par de las acusaciones que enfrenta en España por la adjudicación de la mina de Azanlcóllar, en en Arequipa, Perú, su proyecto minero Tía María ha convertido a esa comunidad en una zona de disturbios que se han extendido a otras regiones del país.

Promo-Grupo-Mexico-abuso

El Mundo publica este martes en un reportaje que firma el Chema Rodríguez que el informe al que ha tenido acceso se basa, entre otras cosas, en las propias sospechas de la comisión técnica que valoró las propuestas y que hizo constar sus “dudas” acerca de la originalidad de las firmas del supuesto representante del Grupo México en este proyecto.

“Así lo reflejan los técnicos designados por la Junta de Andalucía en las actas correspondientes al 12 de mayo de 2014 acerca de las respuesta recibidas por la adjudicataria a los requerimientos que ya le habían efectuado ante los incumplimientos detectados en una fase previa, incluida, precisamente, la teórica alianza entre la cordobesa Magtel y la mexicana”, dice la publicación.

De acuerdo con el medio español la comisión técnica llegó a reclamar a Minorbis una ratificación de los documentos en los que aparecían las firmas de cuya originalidad dudaba, aunque, agrega el reporte, dicha ratificación no llegó jamás a la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, a la que Susana Díaz encomendó el concurso de Aznalcóllar.

El Mundo publica que junto a las sospechas de una supuesta falsificación de las firmas, la Policía Nacional detectó otras irregularidades en el proyecto que acrecientan las dudas sobre la presencia real de Grupo México en el mismo.

Entre estas irregularidades está el que no se cumpla la exigencia de aportar el informe expedido por la Oficina Consular de España en México respecto a la capacidad de la multinacional minera. O que no se satisfaga el requerimiento de detallar el compromiso de inversión de cada una de las partes.

“Visto todo lo anterior, los investigadores se muestran convencidos de que Magtel no contaba con el respaldo de la multinacional mexicana cuando se presentó al concurso y tampoco cuando lo ganó. Dice literalmente la Policía Nacional que ‘no puede entenderse de ninguna manera que el Grupo México respalde económica, financiera y técnicamente a Minorbis'”, reseña el medio.

Dice que la Policía resalta cómo la Dirección General de Minas, responsable directa del concurso minero, pasó por alto todos estos incumplimientos de la oferta de Magtel, una magnanimidad que no mostró con otra de las aspirantes, la empresa belga-australiana Nyrstar, a la que sí apartó del proceso.

“En cuanto a la objetividad de la comisión técnica que valoró las propuestas, el atestado policial hace un profundo análisis que forma parte de las actuaciones judiciales en marcha. Y las conclusiones no son, ni mucho menos, positivas”, refiere El Mundo.

Este día, Grupo México insistió en la “solvencia técnica y económica” de la empresa y de su proyecto minero para Aznalcóllar. Dijo que muestra de la capacidad financiera de la entidad, la sociedad creada para la ejecución de dicho proyecto, llamada ‘Minera Los Frailes’, cuenta ya a día de hoy con fondos propios libres por un importe de más de 93 millones de euros.