Mucho se ha criticado el actuar de López Obrador frente a la victoria presidencial de Joe Biden. Sin embargo, el tabasqueño señaló que se tienen coincidencias y respeto mutuo entre el Gobierno de México y la entrante administración estadounidense.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que coincide con los tres planteamientos principales que Joe Biden, Presidente electo de Estados Unidos, echará a andar una vez que inicie su administración.

El mandatario inició su tradicional conferencia de prensa matutina y recordó que desde este 20 de enero entrará en vigor el mandato del demócrata como el nuevo Presidente del país vecino, por lo que deseó que todo salga bien en la ceremonia de toma de protesta.

“Hoy es también el acto de investidura del nuevo Presidente de Estados Unidos, el señor Biden. Aprovecho para desear que todo salga muy bien, que esta ceremonia se lleve a cabo con tranquilidad, con paz, que sea para bien del pueblo de Estados Unidos, que son nuestros vecinos, nuestros hermanos”, comentó el Jefe del Ejecutivo federal.

Desde el recinto de Palacio Nacional, López Obrador precisó que los tres vértices en los que hasta ahora coinciden los homólogos son: el actuar frente a la pandemia de COVID-19, la reactivación económica y el plan migratorio.

También destacó que es importante mencionar que hay 38 millones de mexicanos que trabajan en Estados Unidos, y que al ser países vecinos, por supuesto que afecta este cambio de Gobierno.

“He estado leyendo y coincido en sus tres planteamientos principales: el que se atienda de inmediato lo de la pandemia que les está afectando mucho, igual que a nosotros y a otras naciones. Eso es una prioridad. Lo segundo que es muy importante es la reactivación de la economía, que se destinen fondos con ese propósito. […] Y lo tercero es lo que más tiene que ver con México, es el plan migratorio. Hemos estado planteando que se debe regularizar a nuestros paisanos que llevan trabajando años en ese país”, recalcó.

López Obrador consideró que el plan migratorio será de los primeros temas que se consoliden a la entrada de Biden a la Casa Blanca.

“Este es un planteamiento que creo va a reafirmarse el día de hoy o estos días por parte del Presidente Biden y es bueno para México. Esto complementado con el apoyo a países de Centroamérica para enfrentar el fenómeno migratorio con desarrollo y con bienestar. Este planteamiento se lo presenté al señor Biden desde hace ocho o nueve años”, añadió el Presidente de México.

Más adelante, Andrés Manuel mostró el fragmento de una carta que entregó a Joe Biden en 2010, cuando éste se desempeñaba como Vicepresidente de EU, en la que ya se había tratado el tema migratorio y el tema de la autonomía mexicana para que los estadounidenses no se involucren “de más” en los temas interinos de México.

“Estamos seguros de que no va a haber ningún problema, porque en ese entonces tuvimos una conversación larga que versó sobre estos temas y él estaba de acuerdo, coincidimos. […] La carta es del 12 de marzo del 2012. ‘En este marco, ciudadano Vicepresidente es que les propondremos en su momento un cambio sustancial en la relación bilateral entre nuestros gobiernos. Estamos preparados para convencer y persuadir a las autoridades de EU, que por el bien de las dos naciones, es más eficaz y más humano aplicar una política de cooperación y desarrollo que insistir, como sucede actualmente [en el 2012], en dar prioridad a la cooperación policiaca y militar'”, leyó el mandatario mexicano.

Luego de ello, apuntó que incluso antes de la administración de Donald Trump, ya se hablaba del muro fronterizo y afirmó que “cada Presidente de EU ha hecho su parte del muro, sea demócrata o republicano”.

“‘No se detendrá el flujo migratorio construyendo muros, haciendo raceas o militarizando la frontera. Los mexicanos que van a buscarse la vida en Estados Unidos lo hacen por la necesidad, lo arriesgan todo para tener un trabajo y mitigar su hambre y su pobreza. En esencia, lo que planteamos es que el Gobierno de los EU aumente y den un nuevo cause a la ayuda oficial a México y para eso estamos dispuestos a poner en correspondencia nuestro plan económico y una nueva relación fincada en la cooperación para el desarrollo, ello desde luego, en respeto a la soberanía de nuestro país. […] Al mismo tiempo’, esto es muy importante, ‘es de nuestro interés convencer a congresistas y funcionarios del Poder Ejecutivo de los Estados Unidos de la importancia de aprobar una reforma migratoria para regularizar la situación de los mexicanos que trabajan honradamente en ese país, y que en vez del mal trato, la persecución y el racismo, se reconozcan los derechos laborales y humanos’. Es larga la carta, pero es vigente”, terminó la lectura de la carta.

Finalmente, destacó que se trabajará coordial y conjuntamente con el nuevo Gobierno de EU y que aunque probablemente no viaje para reunirse personalmente con Biden, estarán en comunicación constante.