México
EL SUR

Nuevas pistas sobre los normalistas llevan a Carrizalillo; hurgan en la sierra

21/09/2021 - 6:32 pm

A siete años de distancia, autoridades mexicanas continúan las investigaciones sobre lo ocurrido con los estudiantes de Ayotzinapa. 

Por Zacarías Cervantes y Lenin Ocampo Torres

Chilpancingo, Guerrero, 21 de septiembre (El Sur).- El Subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, encabeza esta semana jornadas de búsqueda de los 43 normalistas desaparecidos con la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia del Caso Ayotzinapa, cerca de la población de Carrizalillo, municipio de Eduardo Neri, y en Cocula, Guerrero.

Desde la Barranca de la Carnicería, Omar Gómez Trejo, Fiscal especial para el caso Ayotzinapa, señaló que para armar la versión de lo que pasó con los normalistas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto se utilizó tortura, privaciones ilegales de la libertad y otras prácticas ilegales.

“Me parece que hizo acto de presencia el Subsecretario para hacer alguna prospección de búsqueda en algún punto”, dijo El abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, sobre una de las visitas.

Las investigaciones en Guerrero. Foto: Cuartoscuro.

Argumentó que no podía dar mayores detalles porque se trata de una diligencia judicial, pero confirmó que fue cerca de Carrizalillo, donde “se están corroborando puntos, pero apenas es una prospección y se están como verificando los datos”.

Recordó que no es la primera vez que se recorre la zona en busca de indicios de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa desaparecidos.

Explicó que la jornada fue como consecuencia de que hay nueva información; “hay una prospección y con base en eso se fue a corroborar”, insistió.

El 24 de mayo pasado, una brigada de padres de los 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa desaparecidos recorrió la zona como parte de la jornada Rompiendo el Silencio.

Esa vez, los integrantes del Comité de Madres y Padres de los 43 repartieron casa por casa en esa población volantes informativos como parte de la búsqueda de los estudiantes desaparecidos en Iguala el 26 de septiembre de 2014.

Esa ocasión los padres fueron apoyados por efectivos de la Guardia Nacional, del Ejército mexicano y de la Policía Estatal, y recorrieron desde donde se ubica la mina Los Filos hasta el pueblo.

El 26 de septiembre 2020, durante la presentación de su informe en Palacio Nacional, el fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, reveló que familiares de los 43 estudiantes habían estado una semana antes en la comunidad de Carrizalillo, como parte de una jornada de búsqueda.

Desde octubre de 2014, un mes después de la desaparición de los normalistas, los pobladores de Carrizalillo denunciaron que sicarios del grupo delictivo Guerreros Unidos podrían haber trasladado a un grupo de normalistas a un lugar cercano a ese pueblo, donde se encuentran las minas Los Filos y El Bermejal, ahora explotadas por la minera canadiense Equinox Gold.

Protestas por Ayotzinapa. Foto: Cuartoscuro.

SE ACERCA ANIVERSARIO 

Alumnos de la Normal Rural Raúl Isidro Brugos de Ayotzinapa e integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) iniciaron ayer la séptima jornada de lucha para exigir la aparición con vida de sus 43 compañeros, en medio de una “campaña mediática de odio y criminalización para desprestigiar la institución”, denunciaron.

Los normalistas llegaron al medio día al Monumento a Las Banderas en 15 camiones, para realizar un mitin de protesta, donde limpiaron y pintaron el Antimonumento a los 43, que el domingo fue manchado con aceite quemado y aserrín.

“Mantenemos la lucha porque sabemos que no han dado con el paradero de nuestros compañeros, el gobierno (federal) continúa callado, guardando silencio y no han dicho realmente la verdad de nuestros compañeros ¿en dónde están? ¿a dónde se los llevaron? Es por eso por lo que nuevamente iniciamos otra jornada más de lucha”, expresó uno de los estudiantes de Ayotzinapa en el inicio de la manifestación para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos la noche del 26 de septiembre en la ciudad de Iguala.

Los estudiantes llegaron sin el acompañamiento de los padres de los 43 y en medio de una campaña “que la prensa amarillista se ha encargado de hacer para manchar el nombre de la institución”, luego del accidente carretero del 17 de septiembre donde murieron el deportista Jacinto Palacios y su acompañante Raquel Acosta.

Protestas por Ayotzinapa. Foto: Cuartoscuro.

“Como delegación de Ayotzinapa no tenemos culpa alguna, simplemente la prensa amarillista se ha encargado de engañar a la sociedad, engañarla porque a cada instante está cambiando las notas sin saber que acción pasó, como delegación nos deslindamos, no tenemos culpa alguna (en el accidente)”, expresó el joven normalista que llevaba cubrebocas.

El dirigente dijo que están dejando que los peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) sean los que den a conocer la verdad de los hechos de la tarde del viernes “y no otras personas que nada más quieren manchar el nombre de la institución”.

Desde el domingo mediante un comunicado los normalistas han denunciado que después del fatal incidente han sido objeto de una “campaña de odio y criminalización por parte de algunos medios y grupos de choque que incitan a la violencia y la confrontación”.

Durante el mitin otro orador señaló que los estudiantes “lo sentimos y que nosotros sabemos del dolor, les hacemos mención que tienen nuestra solidaridad, sin embargo, esperamos que se le esclarezca a la sociedad que nosotros no tuvimos nada que ver, si bien era un autobús de nosotros es cierto, pero como bien se ha dicho los operadores los ponen las empresas y no los estudiantes, hay muchas cosas incoherentes y argumentos infundados”.

Además, pidieron respeto a la memoria de los normalistas asesinados y desaparecidos, en especial a los padres de los 43 normalistas que desde hace 7 años buscan a sus hijos.

Protestas. Foto: Cuartoscuro.

“A ese grupo de choque, a esas personas que incitan a la violencia en contra de los estudiantes de Ayotzinapa, les exigimos que por respeto a esto (el Antimonumento a los 43) que representa para nosotros y los padres de familia siete años de lucha, siete años de lágrimas, a nosotros como normalistas nos podrán tachar de delincuentes, de vándalos, de rateros, pero para la memoria de los asesinados y la memoria de los 43 les exigimos respeto”, exclamó uno de los normalistas vestido con pants negro.

“Nosotros somos la voz de ellos, la voz de los asesinados, la voz de los olvidados, nunca vamos a atacar casas privadas o locales, nosotros sabemos contra quien protestar, protestamos contra las transnacionales, esas empresas que se vinieron a hacer ricos a costa del pueblo, subiendo los precios y nadie hace nada, y el gobierno neoliberal les permitió a esas empresas privatizar todo, los alimentos, las medicinas y Ayotzinapa se da cuenta de eso, y Ayotzinapa sólo le quita un poquito a esas empresas que han saqueado a nuestro país”, justificó el estudiante.

Durante el mitin los normalistas y los integrantes de la FECSM gritaron consignas para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos. Además, bloquearon con los camiones la avenida Lázaro Cárdenas donde repartieron algunos volantes de información a las personas que pasaban.

En el volante señalan que la noche del 26 de septiembre 43 estudiantes fueron víctimas de desaparición forzada y “tres compañeros fueron asesinados por orden de Enrique Peña Nieto coludido con el gobierno estatal de Ángel Aguirre Rivero, aquella noche se orquestó una masacre contra la Normal de Ayotzinapa, que mostró al mundo lo podrido de la estructura política del país”.

También externan solidaridad para los familiares de las víctimas del accidente del 17 de septiembre y piden a los medios de comunicación “que no se utilice este lamentable hecho para linchamiento público y social de la Normal”.

A la una de la tarde los Normalistas se retiraron del Monumento a Las Banderas para dirigirse a tomar las casetas de Paso Morelos, Palo Blanco y La Venta, donde entregaron los volantes informativos a los automovilistas. A las 3 de la tarde se retiraron a la Normal de Ayotzinapa.

Ayotzi vive. Foto: Cuartoscuro.

RECHAZO DE CNDH

A siete años de la desaparición de los 43 estudiantes de Normal Rural de Ayotzinapa, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) abrió el expediente de queja 54049/2021, a integrarse bajo las líneas de investigación planteadas e impulsadas por las madres y los padres de los estudiantes, que no fueron consideradas ni valoradas suficientemente en investigaciones anteriores.

En un comunicado de prensa, la CNDH informó que reitera su compromiso con familiares y representantes de los 43 estudiantes de trabajar de manera amplia y colaborativa con las víctimas, así como coadyuvar con las investigaciones para esclarecer los hechos del 26 y 27 de septiembre de 2014 en Iguala.

Por ello, rechaza “la pretensión de revivir en medios de comunicación la denominada verdad histórica, a partir de testimonios de personas que en su momento fueron privadas de la libertad, pero que además ya fueron refutados científicamente, de manera contundente, a través de los peritajes practicados por el equipo argentino de Antropología Forenses”.

Y se rechaza categóricamente el interés de encubrir ineficiencias y omisiones del pasado y querer cancelar de antemano las nuevas investigaciones, reconstruyendo un escenario contrario a la verdad y la justicia que reclaman los familiares de los normalistas y toda la sociedad.

“Contrario a lo que se ha dicho en algunos medios, respecto a que la entrevista de un supuesto testigo realizada por la CNDH estaba escondida, en la Recomendación 15VG/2018, que se puede consultar íntegra en la página de esta Comisión Nacional desde su emisión hace tres años, se encuentra mencionada dicha persona doce veces, y junto con él los presuntos responsables que en su momento fueron señalados”.

Del trabajo de seguimiento de la Recomendación 15VG/2018 y de la revisión del procedimiento seguido en su integración, se han derivado denuncias por el tratamiento de las investigaciones y en su seguimiento, que comprometen seriamente las conclusiones de la Oficina Especial del Caso Iguala y, por ende, la verdad histórica, dice el comunicado.

“Derivado de peticiones formuladas por las víctimas y sus representantes, la CNDH sigue y seguirá trabajando, aportando todos los elementos con que cuenta, en comunicación permanente con la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia en el Caso Ayotzinapa, y no cejará en su empeño hasta que sean plenamente esclarecidos los hechos que ensombrecieron al país el 26 de septiembre de 2014”.

Asimismo acompaña a los padres en su demanda de extradición del ex titular de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, y hace un llamado a las autoridades a avanzar en las nuevas investigaciones, y observar sus deberes constitucionales y los más altos estándares internacionales para arribar a la verdad y la justicia.

Protestas Ayotzi. Foto: Cuartoscuro.

CAMPAÑA CONTRA NORMAL

Lanzan campaña en Change.org para pedir la clausura y cierre definitivo de la escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, “derivado a los actos que con frecuencia realizan los alumnos”.

La campaña que inició el seudónimo Beltrán Beltrán, pide 10 mil firmas en contra de la Normal de Ayotzinapa y va dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador, como petición para clausurar la escuela.

“Se solicita el cierre definitivo con el fin de erradicar los actos de vandalismo, secuestro y corrupción”, se lee en el inicio de la petición que fue lanzada en Change.org ayer a las 10 de la mañana.

En el escrito, que hasta las 11 de la noche tenía 7 mil 700 firmas, se pide también que se investigue y se haga una auditoría a los directivos de la institución y “se haga justicia a diversos delitos cometidos por integrantes de los comités que conforman los líderes del movimiento denominado nos faltan 43 o +43 ”.

En la petición además de las firmas, se leen textos de odio como “esos seudo estudiantes… Son unos malparidos”, “totalmente de acuerdo con cerrar ese nido de ratas”, “esa escuela solamente crea vándalos”, “ya basta con estos delincuentes”, “soy guerrerense y chilpancingueña y ya me tienen hasta la madre”, entre otros.

Change.org es una empresa privada norteamericana fundada en 2007, que promueven campañas de firmas de peticiones de carácter social, derechos humanos, derechos animalistas, de solidaridad o humanitarios.

Aunque no se sabe el destino real de las firmas, el objetivo es viralizar o hacer visibles las peticiones para que la campaña sea efectiva.

Los estudiantes han denunciado que a pocos días de que se cumplan 7 años de la desaparición de sus 43 compañeros, se ha orquestado una “campaña de criminalización y odio que llaman a la violencia y confrontación”.

El día de ayer iniciaron su séptima jornada de lucha que culminará el 27 de septiembre con una marcha en la ciudad de Iguala para exigir la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE El Sur. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas