Foto: Luis Barrón

El perredista Víctor Hugo Romo gobernó la Delegación Miguel Hidalgo, del Distrito Federal, desde octubre de 2012 a enero de 2015, cuando decidió competir por una curul en la ALDF, donde ahora es legislador. Foto: Luis Barrón

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo).– Xóchitl Gálvez recibirá la administración de la Delegación Miguel Hidalgo con “elefantes blancos” a medio construir, con poca información sobre los contratos y los contratistas, y presuntos “cochupos” entre funcionarios delegacionales y empresas constructoras, con la amenaza de que varias de las obras se caigan porque simplemente están mal hechas.

La futura Delegada se quejó de que por un lado las autoridades delegacionales le dicen que van a trabajar de manera coordinada y, por el otro, ocultan información sobre obra pública, padrones de programas sociales, padrones de comerciantes ambulantes y el pago de la nómina.

En entrevista para Sin Embargo, Xóchitl Gálvez quien rendirá protesta como Jefa Delegacional el próximo 1 de octubre, lamentó que a pocas semanas de que los perredistas entreguen la oficina de Gobierno persista la falta de disposición a informar los temas relevantes para la entrega de estafeta de la administración delegacional, principalmente en el tema inmobiliario.

“Me he encontrado con cosas mal hechas, pocos datos, la información que nos dan es insuficiente, porque creo que ni la tienen, la están preparando… y a veces tengo la impresión de que la preparan los constructores”, sostuvo.

El jefe delegacional electo en 2012, el perredista Víctor Hugo Romo, gobernó la demarcación hasta el 15 de enero de 2015, fecha en que emprendió la búsqueda de su propia candidatura para obtener una curul en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF). Como encargado de despacho quedó Humberto Morgan Colón, quien se encargó de hacer la transición tersa con la administración panista entrante.

No obstante, a decir de Xóchitl Gálvez las autoridades delegacionales perredistas sí ha mostrado disposición y voluntad de diálogo, pero se han quedado muy cortas a la hora de entregar la documentación oficial requerida, principalmente en lo relativo a las obras públicas que no se han terminado de construir.

“Tenían un desastre administrativo, porque mucha de la información que estamos solicitando debería estar en la página de transparencia: el monto de los contratos, lo ejecutado, lo pendiente por ejecutar. Esa información que debería tener cualquier gobierno que presume de ser transparente, como el de Miguel Hidalgo”, dijo.

“Yo tengo la impresión de que no estaban preparados para entregar la Delegación a un gobierno de oposición”, destacó la mujer que ganó la elección del pasado 7 de junio con un amplio margen sobre su más cercano rival, el perredista David Razú.

Algunos de los habitantes de la Delegación Miguel Hidalgo ha acusado que en la demarcación se privilegió la construcción de grandes obras innecesarias, como lo es la remodelación de la Avenida Presidente Masaryk, con un costo oficial de 480 millones de pesos, por encima de la construcción de infraestructura en zonas populares.

Lejos de ser un acierto, la remodelación de Avenida Presidente Masaryk, la más lujosa de la Ciudad de México y del país, significó un verdadero dolor de cabeza para los vecinos de la colonia Polanco y los ostentosos comercios, pues además del elevado costo, la obra se hizo con errores: como el de echar la plancha de concreto sin instalar el cableado subterráneo.

Sin embargo, no todas las malas construcciones son tan vistosas para la opinión pública, aunque también representan despilfarro de recursos públicos y presuntos “cochupos” entre servidores públicos delegacionales y empresas constructoras y de servicios.

“Hoy por hoy tengo serios problemas con algunas obras que son simbólicas como es el edificio delegacional, el Cine Cosmos, algunos proyectos de escuelas que se ejecutaron, los padrones sociales, el tema del ambulantaje”, detalló Xóchitl Gálvez.

No obstante, la futura Delegada panista se abstuvo de acusar en qué obras hay “cochupos” o cuáles son los montos faltantes, porque no cuenta con documentos oficiales que permitan detallar las irregularidades, precisamente porque las autoridades delegacionales han negado dicha información.

“Tampoco quiero ser irresponsable de afirmar algo de lo que no tengo los elementos físicos legales”, destacó.

Señaló que los primeros dos meses de su administración trabajará en auditar diversas obras públicas, antes de plasmar su firma en el acta de entrega recepción.

“Lo que yo me encuentro hoy es un Departamento de Obras Públicas que no tiene ni idea de la parte técnica. Por ejemplo: yo les pedí un catálogo de lo que falta por ejecutar para el edificio delegacional y no lo tienen. Estamos mal en la parte técnica”.

CINE COSMOS

 

Foto: Luis Barrón

La reconstrucción del antiguo Cine Cosmos fue una de los proyectos que en su momento presumió el entonces Delegado Víctor Hugo Romo. Hoy sigue en obra negra. Foto: Luis Barrón

La remodelación del antiguo Cine Cosmos, ubicado en la esquina de la Calzada México-Tacuba y Circuito Interior para construir un espacio con museo, observatorio y áreas para talleres, fue una de las obras que en su momento presumió el entonces Jefe Delegacional Víctor Hugo Romo.

La reconstrucción del viejo inmueble que contó con un presupuesto de 142 millones de pesos, formaba parte del plan de remodelación de espacios públicos de la pasada administración.

El objetivo era transformar este enorme espacio olvidado en un centro cultural con espacios culturales y recreativos comunitarios. La remodelación incluiría la construcción de un mirador cósmico que contaría con un telescopio público.

“Esta obra tuvo un gasto millonario entre la compra del terreno y la construcción, y se supone que en esta primera etapa tiene que quedar totalmente terminada, por lo menos la parte estructural”, explicó la futura Jefa Delegacional.

Sin embargo, Xóchitl Gálvez se dijo preocupada porque está a punto de tomar la oficina de gobierno y se observan pocos avances en la construcción de esta obra pública.

“Cada que yo paso por Circuito Interior sigo viendo lo mismo que veía hace tres meses. Entonces ya estoy un poco inquieta, porque yo pedí hace cuatro meses que terminaran las obras”, explicó la panista.

La panista Xóchitl Gálvez, Foto: Francisco Cañedo

La panista Xóchitl Gálvez, Delegada electa en Miguel Hidalgo, criticó la calidad de la infraestructura que deja el gobierno perredista. Foto: Francisco Cañedo

Sin embargo, no es la única obra que parece inmóvil.

Xóchitl Gálvez aseguró que hace falta mucho rigor en la calidad de la información que entregan las autoridades delegacionales, pues no basta con decir ‘ya contesté’ y que el Gobierno del DF le ponga “palomita”.

“El problema es la calidad del contenido que se entrega, yo creo que ese es el gran problema. Hay muy mala calidad técnica de los supervisores  de la Delegación Miguel Hidalgo, o no los dejan supervisar. O hay cochupo”, enfatizó la futura Delegada.

En plena campaña electoral Víctor Hugo Romo afirmó a SinEmbargo que la Delegación Miguel Hidalgo había invertido dos mil millones de pesos que en obra pública, “en inversión social en procesos de seguridad, y en luminarias”.

Afirmó que se se invirtieron 50 millones de pesos en la construcción de ciclovías; alrededor de 75 millones de pesos en la remodelación de deportivos; y también se destinaron recursos para rehabilitar e iluminar la avenida Parque Lira, en la zona popular de Tacubaya.