México

Familiares y amigos velan a Paola y a Dilan luego de ser hallados en el Chiquihuite

22/09/2021 - 10:15 am

Los cuerpos de Paola Campos y Jorge Dilan fueron entregados a sus familiares por la Fiscalía del Estado de México luego de que se confirmara su identidad y bajo los protocolos correspondientes.

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo/AP).- Los cuerpos de Paola, de 22 años, y su hijo Dilan, de cinco, fueron velados este miércoles entre familiares y amigos, luego de que las autoridades localizaran la noche del martes a la madre y al pequeño, quienes fallecieron por el deslave de hace unas semanas en el Cerro del Chiquihuite, en Tlalnepantla, Estado de México.

Paola y Dilan fueron localizados después de 11 días de búsqueda, en la que participaron elementos de la Guardia Nacional y la Marina, así como perros entrenados. Posteriormente, sus cuerpos fueron trasladados a la Fiscalía General de Justicia del Estado de México para realizar el proceso legal de reconocimiento e identificación.

A las 22:41 horas del martes, la Fiscalía informó que tras ser reconocidos por sus familiares, los cuerpos de Jorge Dilan y Paola Campos les serían entregados “en breve”.

“Tras una diligencia de identificación los cuerpos de un menor de cinco años y una mujer de 22 años, rescatados esta noche en la zona del derrumbe en el Cerro del Chiquihuite, han sido reconocidos por sus familiares, por lo que les serán entregados en breve”, escribió la dependencia en su cuenta de Twitter.

Posteriormente, los restos de ambos fueron llevados por sus familiares a un domicilio ubicado en la colonia Lázaro Cárdenas, en el municipio de Tlalnepantla, para ser velados entre amigos y conocidos. Se prevé que sea el jueves cuando se lleve a cabo el entierro en el Panteón Municipal.

Hace una semana, las autoridades habían retirado del derrumbe el cuerpo de Mía Mayrín, de tres años, la hija menor de Campos. En tanto, el cadáver de la estudiante universitaria Mariana Martínez, de 21 años, fue localizado pocas horas después del deslave del 10 de septiembre.

El derrumbe en Tlalnepantla tuvo lugar días después de que las intensas lluvias azotaron el centro de México y un sismo de magnitud 7.1 con epicentro cercano al destino turístico de Acapulco, en Guerrero, y que sacudió a la capital del país, a unos 320 kilómetros de distancia.

El Gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo, afirmó que las lluvias y el temblor posiblemente contribuyeron al desprendimiento de las rocas del Cerro del Chiquihuite.

Elementos de la Guardia Nacional trabajan en el lugar de un deslave en un vecindario ubicado en las laderas de un cerro en Tlalnepantla. Foto: Ginnette Riquelme, AP.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas