Empresas de capital humano enfatizaron ante la Cámara de Diputados la necesidad de distinguir entre el outsourcing bueno y las malas prácticas.

Ciudad de México, 23 noviembre (SinEmbargo).-Empresas del sector privado instaron a la Cámara de Diputados a no prohibir el outsourcing y en cambio sancionar las malas prácticas en las que se incurren con la subcontratación.

Empresas de capital humano enfatizaron que figuras como cooperativas, sindicatos y asimilados a salarios deberían formar parte de la Legislación, para evitar que se evadan impuestos y se incumplan compromisos laborales.

Asimismo, exaltaron la necesidad de distinguir entre el outsourcing bueno y las malas prácticas.

Por su parte el presidente del Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (Conmexico), Jaime Zabludovsky, comentó que existe incertidumbre entre las empresas prestadoras de servicios especializados, debido a que la Secretaría del Trabajo (ST) aún no ha dado a conocer los criterios que se utilizarán para este sector.

En tanto, se solicitó un año de transición para que la reforma en materia entre en vigor hasta el 2022, pues las penas marcadas en la iniciativa son “exageradas y contrarias a derecho”.

Con respecto a la iniciativa el presidente de la Junta de Coordinación Política, Moisés Ignacio Mier Velazco de la bancada del Movimiento Regeneración Nacional (morena) afirmó que el mayor interés es garantizar los derechos humanos, sociales y laborales de los trabajadores, así como fortalecer la recaudación, evitando la evasión o la elusión bajo este tipo de esquemas.

En la reunión virtual de inauguración del parlamento abierto para análisis de la iniciativa presidencial en materia de outsourcing participaron directivos de empresas de capital humano, abogados de cámaras empresariales y representantes del Gobierno federal.

LA REFORMA

La reforma sobre la subcontratación, que el Presidente Andrés Manuel López Obrador mandó al congreso este mes, busca acabar con los abusos en contra de las personas trabajadoras del país, además, no se aprobara sin la previa revisión del sector empresarial, aseguró esta mañana el mandatario.

“El propósito es que no se abuse de la subcontratación y que se especifique en qué condiciones se puede llevar a cabo en actividades que lo requieran”, expresó durante su conferencia de prensa matutina en la que adelantó una reunión con representantes del sector privado este mismo lunes.

Para modificar la iniciativa, señaló el titular del Ejecutivo, el sector empresarial tendría que probar que no buscan continuar y perpetuar los abusos que se dan por medio el outsourcing, “porque no permitiríamos”. Explicó que en 2003 un millón de personas estaban contratadas bajo este esquema, pero en 2018 la cifra ya era de 4 millones 600 mi personas.

La principal propuesta del Presidente López Obrador es eliminar los despidos masivos que se daban, principalmente, en el mes de diciembre, a través del que las empresas buscaban no pagar prestaciones a las personas que contrataba. El esquema contemplaba la recontratación al inicio del año y así cada periodo.

Lo que se pierde en diciembre, es una maniobra la que hacen”, insistió el Presidente, “Para tener una idea, se perdieron con la pandemia 1 millón de empleos formales de estos y hemos recuperado poco más de 500 mil , nos faltan 500 mil; si en diciembre, se mantiene esto, quiere decir que todo lo que avanzamos de junio para acá, que nos hemos recuperado, sobre todo en agosto, como 100 mil nuevos empleos, en septiembre otros 100 mil, un poco más; en octubre 200 mil, lo que llevamos de noviembre vamos con 130 mil”.