El SAT se detectó que los contribuyentes emitieron comprobantes fiscales “sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material” para la emisión de las facturas.

Apenas ayer, la Jefa del SAT, explicó que el modus operandi de estas compañías consiste en la simulación de facturas sobre bienes o servicios simulados o inexistentes, así como el incremento de gastos falsos para disminuir los ingresos de las empresas y con ello la cifra del pago de impuestos.

Ciudad de México, 24 de junio (SinEmbargo).- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer un listado de 100 presuntos factureros que pasaron a las filas de la lista negra de la dependencia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En el Diario Oficial de la Federación (DOF) se dio a conocer el listado global definitivo de empresas que emitieron facturas falsas o no comprobables y así amparar presuntas operaciones inexistentes.

“Se comunica listado global definitivo en términos del artículo 69-B, párrafo cuarto del Código Fiscal de la Federación”, destacó el oficio del DOF.

Apenas ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer un primer paquete de denuncias en el caso de las factureras contra el fraude fiscal de 43 empresas que podría superar los 50 mil millones de pesos. En este conglomerado, aseguró, participó la Cámara de Diputados, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), partidos políticos, periodistas, gobiernos, funcionarios públicos, Radio y Televisión Hidalgo, el Club Atlas y más.

Raquel Buenrostro Sánchez, titular del SAT, informó que se están ya presentando denuncias penales contra las factureras y que se citará además a quienes recurrieron a ellas.

En el caso de las 100 personas (físicas y morales) dadas a conocer este miércoles por el SAT se detectó que los contribuyentes emitieron comprobantes fiscales “sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes”.

Por tal motivo se emitió un oficio de presunción individual a cada uno de los contribuyentes mencionados en el que se indicó el motivo y los fundamentos por los cuales fueron observados como presuntas factureras.

“Las autoridades fiscales otorgaron a cada contribuyente un plazo de quince días hábiles contados a partir de la última de las notificaciones antes efectuadas, para que realizaran las manifestaciones y aportaran las pruebas que consideraran pertinentes para desvirtuar los hechos dados a conocer”, aseguró el SAT.

Al concluir el plazo se les notificó la resolución individual definitiva y se procedió a la publicación de sus nombres, denominaciones o razones sociales en el listado de contribuyentes que no desvirtuaron los hechos dados a conocer”.

El listado global de presunción fue notificado por el SAT con el fin de que la sociedad conozca quiénes son “aquéllos contribuyentes que llevan a cabo este tipo de operaciones”.

DENUNCIAS A FACTURERAS

Buenrostro, Jefa del SAT, explicó que el modus operandi de estas compañías consistía en la simulación de facturas sobre bienes o servicios simulados o inexistentes, así como el incremento de gastos falsos, para la disminución en los beneficios registrados por la empresa y la posterior disminución en sus obligaciones tributarias.

Señaló que en este fraude llegaron a participar hasta 8 mil 212 empresas en una red que presentó operaciones simuladas por 93 mil millones de pesos. La funcionaria añadió que este tipo de operaciones también se utilizaron para operaciones ilícitas a través del blanqueo de dinero.

Las empresas que se han visto expuestas a esta red de fraudes se caracterizan por no tener empleados en muchos casos y se reparten en diferentes sectores como comercio e industrias manufactureras, aunque en los últimos años se han trasladado hacia el área de servicios por la complejidad en comprobar dichos fraudes en este sector, según Buenrostro.

Carlos Romero Aranda, Procurador Fiscal de la Federación, subrayó que primero van a atacar a quienes venden las facturas falsas, al que constituye las empresas. Por ello, “el día de hoy se estarán presentando 7 querellas contra los grupos principales de estas factureras para tratar de cuadrar dos delitos: uno que es la defraudación fiscal y otro que es lavado de dinero para tratar de equiparar la delincuencia organizada”.