Coreando consignas como “ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos”, los familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, Guerrero, durante la noche del 26 de septiembre de 2014, exigen justicia para esclarecer el caso.

Ciudad de México, 26 de enero (SinEmbargo).-A 52 meses de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, familiares de los jóvenes participan en una marcha en la Ciudad de México.

La concentración inició en el Ángel de la Independencia, en Avenida de Reforma, y avanza en dirección al hemiciclo a Juárez, en la Alameda Central.

Coreando consignas como “ni perdón ni olvido, castigo a los asesinos”, los familiares de los 43 jóvenes desaparecidos en Iguala, Guerrero, durante la noche del 26 de septiembre de 2014, exigen justicia para esclarecer el caso.

El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha prometido que se esclarecerá el caso. El pasado 16 de enero, Tomás Zerón De Lucio, ex titular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la Procuraduría General de la República (PGR), aseguró estar dispuesto a colaborar en las investigaciones que realizará la Comisión para la Verdad y la Justicia del caso Ayotzinapa.

La víspera, el Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas, reveló que se investigaría a Zerón de Lucio como parte de los trabajos de la Comisión para la Verdad y la Justicia del caso Ayotzinapa, y en atención a la recomendación hecha por la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre la desaparición de los normalistas.

Durante años, los padres de los 43 y el Grupo Interdisciplinario de Expertas y Expertos Independientes (GIEI) pidieron investigar a Tomás Zerón, pero fue protegido desde la Presidencia de la República. Se volvió asesor de Enrique Peña Nieto mientras en las calles se pedía su cabeza.

El pasado 3 de diciembre el Presidente Andrés Manuel López Obrador firmó, frente a los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, su primer Decreto Presidencial, que es para crear la Comisión de la Verdad. Ofreció justicia, y llegar a la verdad; dar todas las facilidades y que “la autoridad competente, que sería la Fiscalía General, constituya esta comisión”.