A los ojos de los altos directivos de las empresas, la principal amenaza en 2020 serán los cambios regulatorios, entendidos como modificaciones a normativas vigentes.

Ciudad de México, 28 de febrero (EconomíaHoy).- El 2020 pinta con más pesimismo para las gerencias de las empresas mexicanas. El 44 por ciento de los empresarios cree que este año la economía nacional tendrá un desarrollo peor que el anterior, frente a 23 por ciento que la esperan uno mejor y 33 que no tiene expectativas de cambios, de acuerdo con la encuesta “Perspectivas de Alta dirección en México 2020” de KPMG.

“Estamos hablando que el 77 por ciento (si se suman pesimistas con quienes piensan que será igual) de la alto empresarial en México prevé que vamos a tener un año muy retador”, comentó Celin Zorrilla, socio líder de Clientes y Mercado de KPMG en México y Centroamérica.

Esto está ligado a la baja expectativa de mil 036 empresarios en puestos de alta dirección encuestados por la firma de servicios profesionales dada las condiciones de la economía global, en donde el 66 por ciento afirmó que no espera crecer este año más del 9 por ciento.

“Los empresarios no se han equivocado en la perspectiva económica del país. El año pasado el 85% pensaba que iba a ser igual o peor al 2018, creo que esto es una realidad y una guía”, expuso Zorrilla.

CAMBIAN PRIORIDADES

En un país donde el Presidente aprovecha cada oportunidad para declarar el abatimiento de la corrupción, los empresarios han dejado de estar tan preocupados por estas prácticas ilegales que afectan la competitividad.

En 2018, el 82 por ciento de los empresarios señalaron a la corrupción como el principal riesgo de competitividad, en 2019 el indicador cayó a 80 por ciento y para 2020 a 58 por ciento.

“El combate a la corrupción sigue siendo prioritario, pero la percepción del empresario es que se está atacando. Sin embargo, la seguridad pública ha ido incrementándose, creo que parte de la decisión de inversión va muy ligada a la seguridad del país”, dijo Zorrilla.

El 41 por ciento de los empresarios señaló haber reducido sus inversiones por el ambiente de inseguridad, 16 por ciento haberlas suspendido y 43 por ciento mantenido para 2020.

Ahora la preocupación más grande es la estabilidad económica, en un país que cerró el año pasado con una contracción del 0.01 por ciento del PIB. En el estudio, el 65 por ciento de los encuestados de la alta gerencia destacó esta variable, frente al 44 por ciento del 2019.

AMENAZAS

A los ojos de los altos directivos de las empresas, la principal amenaza en 2020 serán los cambios regulatorios, entendidos como modificaciones a normativas vigentes.

“Hay compañías donde el tema fiscal les afecta más, si bien está totalmente ligado con lo regulatorio, pero más allá es cómo la estrategia se puede ver afectada por alguno de los dos riesgos”, dijo Jesús Luna, socio líder de asesoría en Auditoría Interna y Gestión de Riesgo Empresarial en KPMG en México y Centroamérica.

El tema de la retención del 6% del IVA al outsourcing es un ejemplo. “No ha habido tanta claridad y sí mucho ruido en los sectores para saber cómo interpretar esta parte. Es una de las asignaciones pendientes lo que busca el empresario es seguridad jurídica”, explicó Jorge Caballero, socio líder de Impuestos y Legal de KPMG en México y Centroamérica.

La mayor competencia es la segunda amenaza para los empresarios este año, de acuerdo con el 31 por ciento de los encuestados.

“Esto está estrechamente ligado con la disrupción de la tecnología, porque vemos nuevos modelos de negocio entrando a nuestra economía”, dijo Zorrilla.

En cambio entre las oportunidades destacaron que el T-MEC pueda traer inversiones. El 56 por ciento de los encuestados creen que será positivo para su empresa, 35 por ciento no ve ningún beneficio y 9 por ciento piensa que será malo.

En este último caso, está asociado a costos de implementación de normativas para cumplir con reglas de origen, explicó Caballero.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍAHOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.