La Comisión Nacional de Derechos Humanos señaló que la situación penal es porque no acataron las recomendaciones emitidas en Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP ”.

Ciudad de México, 28 de octubre (SinEmbargo).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) exigió “respeto irrestricto a los derechos humanos” de la población penitenciaria por lo que emitió medidas cautelares para Centro Preventivo y de Readaptación Social Nezahualcóyotl, Bordo de Xochiaca, en el Estado de México.

Las medidas, según indicó la CNDH, son para que “de manera urgente instrumente acciones en favor del respeto irrestricto a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad que se encuentran internas ahí.

Hace dos días Noticias MVY reveló varios videos, entregados a dicho medio, que documentan los métodos de tortura de un grupo delictivo que opera en el citado Cereso en Nezahualcóyotl, y cuyo líder es identificado como Luis Fernando Arias, alias “El Tato” o “El Tatos”.

De acuerdo con las denuncias de los familiares, los internos son víctimas de vejaciones para presionar la entrega de dinero y bienes materiales– como casas, terrenos e incluso automóviles– bajo amenaza de que, quien no ceda a sus demandas, “será torturado hasta que muera”.

Las torturas son grabadas por los mismos reos, de acuerdo con Noticias MVT.

 

Por dicho motivo, visitadores adjuntos de este Organismo Nacional se presentaron constatar la situación existente. También acudieron al CERESO de Ecatepec, lugar a donde fue trasladado uno de los internos relacionado con los hechos, y a la agencia de la Fiscalía del Estado para conocer sobre la carpeta de investigación que se inició al respecto.

Sin embargo, la CNDH no brindó información sobre los resultados de las visitas derivadas de la denuncia.

En el más reciente “Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP)”, estudio anual que hace la CNDH, la calificación obtenida bajó a 6.47 en el 2016 de un 6.53 que se tuvo en el 2015, precisó la dependencia.

“Este Organismo ha expresado en el Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria, la necesidad de atender la problemática existente en cuando a sobrepoblación, hacinamiento, insuficiencia de los programas para la prevención y atención de incidentes violentos, insuficiencia de personal de seguridad y custodia, deficiente clasificación entre procesados y sentenciados, así como existencia de condiciones de los llamados autogobierno y cogobierno, entre otras irregularidades que existen en este centro”, detalló.

 

Según las denuncias, de los familiares de internos, las torturas han causado la muerte de varios reos. El último fue un hombre de 35 años de edad, a quien trasladaron a Nezahualcóyotl por el presunto delito de Intento de Fuga del Penal y lo colocaron en el pabellón que se conoce como “La Fortaleza”, pues una jueza lo calificó “de alta peligrosidad”.

Familiares y conocidos de este hombre hicieron varios depósitos a una cuenta del Banco Azteca, incluso entregaron escrituras de bienes inmuebles y otros valores. La extorsión fue denunciada y, casi de inmediato, el reo apareció muerto “por asfixia mecánica” que él mismo se causó al colgarse de lo alto de la reja de su propia celda, “sin que los celadores se percataran del suicidio”, según consta en el acta del médico legista que publica Noticias MVT.

En el Estado de México hay 21 penales estatales con una población penitenciaria de 25 mil presos, los centros de Readaptación Social de Chalco y Ecatepec figuran en la lista de las 10 cárceles más saturadas de México. Con 4 mil 657 internos, el de Ecatepec es el penal con mayor hacinamiento, pues está diseñado sólo para 958 espacios. mientras que el penal de Neza Bordo tiene una población de 3 mil 700 reos en un espacio diseñado para mil 800, por lo que su sobre población es mayor al 100 por ciento.