Luis Raúl González Pérez compareció ante legisladores de San Lázaro. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo.

Luis Raúl González Pérez compareció ante legisladores de San Lázaro. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo.

Ciudad de México, 29 de abril (SinEmbargo).– Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) compareció ante legisladores de San Lázaro sobre los retos y desafíos que tiene la dependencia en la defensa de las garantías individuales.

El Ombudsman nacional fue interrogado por legisladores representantes de todos los partidos que integran la comisión de Derechos humanos de la Cámara de Diputados y habló de temas como Chalchihuapan, Tlatlaya que han resaltado la crisis evidente en algunas zonas del país.

Sobre el estado de Puebla, González Pérez dijo que la recomendación que emitió la CNDH al Gobernador Rafael Moreno Valle sobre el caso Chalchihuapan ha sido cumplida parcialmente.

Dijo que hace falta la respuesta del gobierno estatal sobre en qué términos se dio la disculpa pública a la madre del menor asesinado y a los pobladores encarcelados. Dijo que todavía no se agotan los recursos y hay seguimiento en el tema.

Respecto al tema de la tortura, el Ombudsman habló sobre el informe del Relator Especial de Naciones Unidas (ONU), Juan Méndez y dijo que las recomendaciones emitidas por él “deben ser aceptadas por el gobierno mexicano”.

“Es un problema serio en nuestro país y hay que erradicarlo. El tema de tortura no puede quedar en la impunidad”, comentó.

Sobre el caso de Alejandra, la joven de 22 años rescatada de un tintorería en el DF donde permaneció esclavizada durante 2 años, el Ombudsman lamentó que vivamos la esclavitud moderna en pleno Siglo XXI.

“Ya el quinto visitador hizo una referencia pública que es deleznable que sucedan todavía estas circunstancias en México y desde luego que lo reprobamos”, dijo.

La legisladora del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Loreta Ortiz, preguntó sobre el derecho a la protesta social, a lo que el Ombudsman recordó que es un derecho legítimo y que se debe gozar de una protección a los manifestantes respecto a los estándares internacionales.

Dijo que no se debe ejercer violencia en contra de los manifestantes porque “las autoridades deben respetar el uso legítimo de la libertad de expresión”, además de que la protesta está normada en la Constitución y en los estándares internacionales.

Recordó que la Suprema Corté de Justicia de la Nación tiene pendiente resolver el caso de la Ley de Movilidad del Distrito Federal.

También se le preguntó sobre el caso de las autodefensas y dijo que estas se generaron ante la ausencia de seguridad en ciertas zonas. En el caso de Guerrero, la administración pasada hizo un informe que hoy se analiza; sin embargo, acusó que el gobierno estatal no ha facilitado su respuesta.

Sobre la desaparición forzada, Luis Raúl dijo que la CNDH se reunió con el Comité de Desapariciones ForZadas de la ONU y entrego un informe. Las recomendaciones fueron retomadas casi en su mayoría por el organismo internacional, dijo.

Sobre el conflicto de interés, el ombudsman dijo que se tiene que trabajar para que las autoridades hagan lo que la Ley, sólo les permite y los ciudadanos podamos hacer todo aquello que la ley no nos prohíba.

“Esto es tan sencillo de decir pero es más complejo. Es un círculo viciosos en el que el resultado es impunidad que se traduce en la invitación a que se continúen cometiendo violación derechos humanos”.