En el marco de una oposición débil frente al poder desplegado por Morena en este primer año del triunfo del 1 de julio de 2018 y en estos siete meses del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, 84 organizaciones buscan el registro como partido político rumbo a las elecciones de 2021, entre ellas México Libre, del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa y de su esposa, la ex candidata presidencial Margarita Zavala Gómez del Campo, así como Redes Sociales Progresistas, impulsada por la maestra Elba Esther Gordillo. Politólogos ven ambas opciones como refritos del PAN y Nueva Alianza.

Ciudad de México, 30 de junio (SinEmbargo).– De beso o de mano, el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa y la ex candidata independiente a la Presidencia Margarita Zavala Gómez del Campo saludaban a automovilistas en la sureña Alcaldía Álvaro Obregón donde habitan, para promover su organización México Libre, la cual ha realizado durante este año asambleas distritales como parte de los requisitos del Instituto Nacional Electoral (INE) para registrarse como un nuevo partido político rumbo a las elecciones de 2021.

“De terror que se te acerque ese delincuente en un semáforo”, comentó una usuaria en el video que el ex panista publicó en su Twitter. “Ya hace falta un nuevo partido para despilfarrar más recursos”, escribió otro usuario.

Sólo el 11 por ciento de los mexicanos encuestados por el Latinobarómetro 2018 dijo confiar en los siete partidos políticos existentes en el país, por debajo del 13 por ciento promedio en 18 países de América Latina.

El estudio “México: Confianza en instituciones 2018” de Consulta Mitofsky muestra un panorama parecido. De 18 instituciones, los mexicanos confían menos en los partidos, en la Presidencia y en la Cámara de Diputados con una puntuación de 5.1.

 En medio de la ausencia de representación social y una oposición fragmentada a un año del triunfo presidencial de Andrés Manuel López Obrador, 84 organizaciones están en el proceso de formación de partido político desde enero, entre ellas, México Libre (Libertad y Responsabilidad Democrática); Redes Sociales Progresistas, impulsada por la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales; Movimiento Ambientalista Social por México, de Nicolás Mollinedo Bastar, ex chofer del Presidente Andrés Manuel López Obrador; y Cambiemos por México, del ex candidato presidencial Gabriel Quadri de la Torre.

Politólogos ven una “reedición” o un “refrito” del Partido Acción Nacional (PAN) en México Libre y de Nueva Alianza, que perdió su registro en 2018 al igual que Encuentro Social y Partido Humanista, en Redes Sociales Progresistas.

“Crear partidos políticos nuevos puede ser un intento de presentar una imagen novedosa y no contaminada con las decisiones políticas anteriores. Pero los nombres que encabezan esas formaciones no son novedosos porque tienen un historial político y antecedentes en las instituciones. Calderón fue Presidente de la República y Elba Esther encabezó el sindicato de maestros”, evaluó Andrea Bussoletti, politólogo por la Universidad de Guadalajara.

Ambas agrupaciones intentan llamarle a la clase media “sacudida” por los primeros meses de gobierno de la llamada Cuarta Transformación.

“Hay una idea de que Morena tiene un gran control. Pero eso no quita que hay otra casi mitad de la población mexicana cuyo voto se dividió en más opciones en las elecciones presidenciales. Lo que intentan hacer estas agrupaciones es tratar de hablarle a ese 47 por ciento de la población”, dijo Bussoletti.

Pero estas dos alternativas ya no cuentan con las bases sociales panistas ni del magisterio, dijo Valeriano Ramírez Medina, politólogo por la UNAM.

“Los maestros ya no responden al llamado de Elba Esther y los panistas tampoco asisten al llamado de Margarita; esa es la carencia de sus bases sociales”, observó.

Para poder solicitar su registro del 6 al 31 de enero de 2020, el Instituto Nacional Electoral (INE) les requiere previamente celebrar asambleas por lo menos en 20 entidades con quórum obligatorio de 3 mil asistentes o en 200 distritos electorales con 300, sin presencia de organizaciones gremiales. Al final es necesaria una Asamblea Nacional.

Además deben contar con un número mínimo de afiliados equivalente al 0.26 por ciento del padrón electoral, esto es 233 mil 945 firmas, que deben registrarse en la aplicación “Apoyo ciudadano”, la cual es la actualización de la usada por los candidatos independientes en el proceso electoral 2018.

En mayo de 2020 el INE informará si lograron el registro como nuevos partidos políticos. Imagen: INE.

LA OPCIÓN DE EX PANISTAS

Margarita Zavala renunció al PAN en octubre de 2017, logró con más de 200 mil firmas falsas su registro para contender a la Presidencia por la vía independiente (multada por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación), se salió a mitad de la campaña y luego anunció junto con el ex Presidente Felipe Calderón la intención de formar el partido político México Libre, derivado de su asociación LIBRE acusada de plagio por la asociación argentina Libre.

“No es una plataforma para construir proyectos personales, ni de ellos ni de nadie en particular y debe rebasar las biografías personales”, aclara la organización en su página.

Calderón Hinojosa, quien renunció al blanquiazul en octubre de 2018, ha sido cuestionado desde el proceso electoral de 2006 y por los resultados de la guerra contra el narcotráfico que inició hace más de una década. A su esposa Zavala se le relaciona con el incendio de la Guardería ABC en Hermosillo, Sonora, porque su prima Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo fue socia fundadora del lugar.

Margarita Zavala y Felipe Calderón en una asamblea distrital de Ciudad de México. Foto: Twitter.

“México Libre habla a un sector de la sociedad mexicana conservador y tradicional en el sentido de una visión de orden. No se vio ser mayoría en 2018, pero sin duda es un sector importante en la vida política mexicana que puede sentirse decepcionada por las conductas del panismo por la estrategia y decisiones tomadas”, aseguró el investigador de la Universidad de Guadalajara Andrea Bussoletti.

La organización ha logrado el quorum de 300 asistentes a las asambleas distritales en la Ciudad de México, Estado de México, Morelos, Jalisco, Guanajuato, Durango, Colima, San Luis Potosí y Sonora.

Tienen seis meses hasta enero para realizar 200 y alcanzar las casi 240 mil firmas de afiliación exigidas por la autoridad electoral. En la última semana de junio, 290 mil personas ya firmaron, pero la petición en la plataforma Change.org en contra de su conformación como un partido político más.

EL REGRESO DE ELBA ESTHER

La organización Redes Sociales Progresistas, impulsada por la maestra Elba Esther Gordillo luego de estar presa cinco años por presunto lavado de dinero, busca su registro como partido político por la otra opción de asambleas estatales con al menos 3 mil asistentes.

“Nuestra lealtad al Presidente Andrés Manuel López Obrador se ratifica aquí una vez más, nuestra lealtad a la Cuarta Transformación se ratifica una vez más aquí. Somos los lopezobradoristas de centro, los que vamos por el Bajío y por la clase media”, declaró Juan Iván Peña Neder, coordinador nacional de Redes Sociales Progresistas, en la asamblea en el Estado de México.

Peña Neder estuvo preso dos años acusado de violación por su ex esposa y creó México Despierta, una organización partidaria de la supremacía aria y a favor de la esterilización de indígenas. Fue ex coordinador de asesores de la Secretaría de Gobernación en el sexenio de Felipe Calderón.

Redes Sociales Progresistas fue fundado por un ex preso. Foto: RSS

RSS ha logrado nueve asambleas estatales desde marzo en Chiapas, donde asistió “La Maestra”, así como en Campeche, Nuevo León, Durango, Hidalgo, Ciudad de México, Sinaloa, Veracruz y Estado de México incluso con más de los 3 mil asistentes requeridos. Le faltan 23 y la próxima será en Oaxaca.

“En el movimiento de Redes Sociales Progresistas está el sindicato magisterial porque Nueva Alianza perdió el registro en 2018, por lo que sigue existiendo bajo esa nueva nomenclatura”, afirmó el académico Andrea Bussoletti.

Los principales promotores de la nueva organización son su nieto, René Fujiwara y su yerno, Fernando González, ex militantes de Nueva Alianza y simpatizantes de Morena.

El otro objetivo de Gordillo Morales es retomar la dirigencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), recordó en abril durante un evento en Jóvenes de Maestros por México.