Ciudad de México, 4 de agosto (SinEmbargo).- El Consejo Nacional de Ciencias y Tecnologías (Conacyt) anunció la expulsión de Rodrigo Núñez Arancibia y Juan Pascual Gay, miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) , luego de comprobarse que cometieron plagio en su trabajo.

Luego de que en julio pasado se dieran a conocer los plagios cometidos por Núñez y Pascual, así como las exigencias por parte de los autores originales de los textos especializados para que los investigadores fueran sancionados, el Conacyt dio a conocer , a través de un comunicado, su expulsión por 20 años del SIN, la cual es la pena máxima a quien infrinja los estatutos del Consejo.

Antes, el Colegio de San Luis, en el cual Juan Pascual Gay desempeñaba como profesor del Programa de Estudios Literarios, anunció el 22 de julio su expulsión después de analizar la denuncia de plagio en su contra, la cual estaba interpuesta desde el día 4 de ese mismo mes.

Fue el escritor Guillermo Seridan quien denunció públicamente el 30 de junio que un texto publicado en el 2000, a nombre de Pascual Gay, en la revista Arrabal, de Barcelona, era de su autoría y que originalmente se publicó en la revista Vuelta en 1993. El plagio fue detallado en una columna del escritor publicada en el diario El Universal: “Leo el escrito, y estoy seguro de haberlo escrito yo. Tiene mi firma, mis palabras, mi estilo y mis ideas, pero ¿es mío?”.

A esta demanda por plagio se le sumó la de un ex alumno del catedrático, así como la revelación de que también extrajo al menos una decena de párrafos del libro Itinerario de una dicidencia, del francés Luis Panabière.

En tanto, en el caso de Rodrigo Núñez  se precisó que la demanda se hizo formal por la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, donde ejerció 10 años como profesor en la Facultad de Historia y luego en el Posgrado de la misma especialidad, luego de que se descubriera que el ex académico aplicara su ingreso al SNI, al cual fue aceptado en 2009, con publicaciones robadas a la institución en 2007.

En una entrevista que Núñez otorgó al periódico chileno La Tercera, luego de que la demanda en su contra saliera a la luz y fuera destituido de la Universidad  Michoacana, admitió haber plagiado al menos 12 artículos y textos parciales de libros entre 2004 y 2015, los cuales logró publicar en el SNI sin ser descubierto

Desde julio, Rodrigo Núñez y Pascual Gay fueron investigados bajo la acusación de plagio, y hasta el día de ayer la Comisión de Honor del SNI decidió expulsar a sus miembros pues “no responden a la generalidad del comportamiento de la comunidad académica del país”, aseguró Eugenio Cetina Vadillo, director del SNI.

Estos dos casos se suman a otros cuatro investigadores que han perdido su membresía del SNI por plagio académico.