México, 8 Jun. (Notimex).- La Coordinación General de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación activó la alerta azul en Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, ante la posibilidad de que la tormenta tropical Adrian se convierta en el primer huracán de la temporada en el Pacífico, que podrían alcanzar la categoría 2.

La coordinadora general de Protección Civil, Laura Gurza, explicó en entrevista que el Sistema de Alerta Temprana para Ciclones Tropicales (SIAT-CT) “alerta azul” implica peligro mínimo para la población de esos estados, pues no se prevé que toque tierra.

Sin embargo “no hay que bajar la guardia”, pues estos sistemas “no tienen palabra de honor”, sobre todo cuando implican una gran caída de agua, alertó.

Gurza Jaidar informó que la tormenta tropical presenta vientos 110 kilómetros por hora con rachas de 140 kilómetros por hora y se prevé que en las próximas 24 horas pudiera alcanzar vientos de 130 y rachas de hasta 160 kilómetros por hora.

A pregunta expresa, precisó que Adrian podría alcanzar categoría 1 y hasta categoría 2, pero “eso no significa que llegue a categoría 2 o bien que se quede en ella, puede incluso seguir incrementando y convertirse en un sistema más peligroso”.

La funcionaria añadió que el pronóstico de los próximos tres días es que el sistema alcance categoría 2; sin embargo, insistió en que no se puede descartar la probabilidad de que pudiera recurvar desde Guerrero hasta Jalisco o incluso Baja California.

Respecto a los escenarios de mayor riesgo para la población, la coordinadora de Protección Civil refirió que hay que estar alertas ante la presencia de más lluvia en las zonas costeras en las entidades señaladas, además de Chiapas y Jalisco.

También el aumento de oleaje para la franja costera, de ahí la importancia de mantener la alerta para las embarcaciones menores, abundó la coordinadora de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación.

“En este momento no se tiene previsto que el huracán toque tierra. De acuerdo a los pronósticos, este ciclón tropical estaría costeando, iría en mar abierto recorriendo la franja costera hasta el estado de Jalisco”, subrayó.

Tampoco se puede descartar la posibilidad de que “este sistema pudiera enderezarse y tocar la placa continental. Esta es la razón por la que todas las entidades del Pacífico deben estar atentas y preparadas”.