El titular de Hacienda, Ernesto Cordero, metió reversa y en el programa radiofónico de Jorge Fernández Menéndez dijo que en  en México “hay muchas familias en condiciones de pobreza” y que “no se puede vivir bien con un salario mínimo”, lo que contradice su declaración del pasado 6 de junio, cuando el secretario que quiere “ser Presidente con toda el alma” afirmó que, por primera vez en décadas, el poder adquisitivo del salario mínimo crece y alcanza para comprar más.

No es la primera vez que Cordero da marcha atrás a declaraciones desafortunadas.

El lunes 21 de febrero aseguró que hay familias mexicanas que con un ingreso de 6 mil pesos al mes tienen crédito para una vivienda, para un coche y que incluso pueden mandar a sus hijos a una escuela privada y pagar colegiaturas. Un día después, y tras la lluvia de críticas, reculó: “Me apena mucho que se haya generado esta confusión, El contexto en el que lo mencioné es que son familias que tienen ingresos modestos, como de seis mil pesos al mes y que hacen milagros para poder salir adelante”.

Además, el 31 de mayo, Cordero dijo que México dejó de ser un país pobre y que ahora es una nación de “renta media”. Según datos del INEGI, apenas 20% de los hogares mexicanos tendrían ingreso de clase media; y en los primeros dos años del presente sexenio los pobres aumentaron más de 50 por ciento.

• LEER COLUMNA “CORDERO BOCAFLOJA” AQUÍ