Lima, 10 jun (EFE).- Un total de 1.579 casos de abuso sexual infantil fue denunciado en Perú en los cinco primeros meses del año, que cristalizaron en 226 detenciones, según datos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses recogidos por una organización no gubernamental.

El Instituto de Medicina Legal peruano registró 1.032 casos de actos contra el pudor (no incluyen violación) en menores entre enero y mayo de este año.

Además, 12 procesados por delito de violación sexual a menores de 7 años están a la espera de una sentencia de cadena perpetua, según datos del sistema penitenciario difundidos hoy por la ONG Paz y Esperanza.

El año pasado, el Instituto de Medicina Legal reportó 17.111 casos de abuso sexual infantil en adolescentes de entre 13 y 17 años, de los que cuales 13.748 casos fueron a mujeres y los otros 3.363 casos restantes se dieron contra varones.

El número de personas detenidas por presunta violación a menores fue de 651 en 2010, y, en los últimos doce años, 29 arrestados fueron condenados a cadena perpetua por cometer este delito, señaló la ONG tras recopilar datos del Instituto Nacional Penitenciario.

En tan sólo el 1,4 % de expedientes, los jueces dispusieron alguna medida de protección para el menor afectado.

Una de las deficiencias del sistema judicial peruano para controlar los casos de violencia sexual es la carencia de personal capacitado en la trata de menores, ante lo que el Poder Judicial planteó ya la implementación de juzgados y salas especializadas con psicólogos expertos, señaló la ONG.

Precisamente la violación a menores de 7 años ha formado parte de la reciente campaña electoral, pues la candidata Keiko Fujimori, que perdió los comicios, enarbolaba entre sus propuestas la pena de muerte para sus autores.