Jartum, 10 jun (EFE).- Al menos tres personas murieron ayer, jueves, en un ataque lanzado por las tropas del norte de Sudán contra una zona de la región autónoma del sur, según denunció hoy el Ejército sureño.

En declaraciones a la prensa, el portavoz militar del sur, Phillipe Aguer, dijo que las tres personas perdieron la vida en un bombardeo de la aviación del norte contra una aldea de la provincia sureña de Al Wahda, limítrofe con la zona norteña de Kordofán Sur.

Aguer dijo que esa agresión fue lanzada con miras a apoderarse de los yacimientos de petróleo ubicados en Al Wahda.

“Nosotros no lo permitiremos porque nuestras fuerzas están preparadas para repeler cualquier ataque terrestre norteño”, dijo el portavoz a este respecto.

Por su parte, un responsable del régimen de Jartum que prefirió no identificarse declaró a Efe que las tropas del norte bombardearon una fuerza del sur que avanzaba para respaldar una rebelión que encabeza el “Ejército Popular del Liberación de Sudán-Sector Montañas de Nuba”.

Esa facción sureña se alzó en armas en la provincia de Kordofán Sur el pasado domingo, lo que desembocó en unos enfrentamientos que causaron la muerte y heridas de decenas de personas y el desplazamiento de otras decenas de miles, recordó la fuente.

Asimismo, el gobernador de Kordofán Sur, Ahmed Harun, responsabilizó de esa rebelión al secretario general del Movimiento Popular de Liberación de Sudán (MPLS) -que gobierna en el sur-, Yaser Arman, y a su representante en esa provincia, Abdelaziz Al Helu, informó hoy la Radio Sudanesa.

“Al Helu es también ahora un rebelde que está fuera de la ley, por lo que trataremos con él de acuerdo con la legislación; se le pedirán cuentas sobre lo sucedido porque (esa rebelión) ha causado la muerte de civiles y militares y la destrucción de establecimientos”, advirtió Harun.

“El MPLA se ha hecho con el control de las áreas de Dalamy, Waly, Serdaba, Um Dorein y Kauda y continúa propagando el caos en Kordofán Sur. Nuestros planes para repeler eso prosiguen, aunque el 80 por ciento de la provincia no se ha visto afectado por la lucha”, agregó el gobernador.

Los enfrentamientos en esa zona, donde se ubican los únicos pozos petroleros que posee el norte, estallaron el domingo pasado.

La ONU informó hoy de que entre 30.000 y 40.000 personas huyeron de Kadqoly, capital de Kordofán Sur, desde que comenzaron los combates entre fuerzas del norte y del sur.