El haba es altamente nutritiva, contiene proteínas, vitaminas, minerales y otros antioxidantes y aunque no es originaria de México, es parte de la cultura alimentaria mexicana.

Por: Fiorella Espinosa, ElPoderdelConsumidor (EPC)

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo/EPC).– El haba (Vicia faba L.) pertenece a la familia de las leguminosas o fabaceaes. Se cree que el centro de origen de esta planta se ubica en Asia Menor y el Norte de África y actualmente se ha extendido a todo el mundo, incluyendo México.

No hay evidencias de su cultivo por parte de los indígenas americanos en épocas precolombinas, lo que señala que esta leguminosa ha estado presente en nuestro continente por lo menos desde hace 500 años.

En la actualidad se produce en 17 entidades, en lo que corresponde a la región denominada “Valles Altos”, que abarca los estados de Puebla, México, Tlaxcala, Veracruz, Michoacán, Oaxaca y Chiapas. Es una planta que requiere de poca humedad, relativamente tolerante a bajas temperaturas y poco exigente al tipo de suelo.

En México se cultivan principalmente variedades criollas, siendo “San Pedro” la que predomina.

¿QUÉ NUTRIMENTOS Y BENEFICIOS APORTA?

El haba es una excelente fuente de proteínas, específicamente contiene dos aminoácidos (unidades que conforman las proteínas), la lisina y la arginina, que complementan muy bien los bajos niveles que en general contienen los cereales como el maíz o el arroz.

Además, también es buena fuente de fibra e hidratos de carbono complejos, es decir, cadenas de glucosa que se absorben lentamente, a diferencia de las harinas refinadas, como la del pan blanco.

Junto con la fibra que contiene, evitan los picos de glucosa (azúcar), ayudando a las personas con diabetes a llevar un adecuado control de sus niveles y a prevenir la enfermedad en personas que no la tienen.

Respecto a vitaminas y minerales, contienen cantidades considerables de ácido fólico y niacina, y potasio, fósforo y magnesio, respectivamente.

 

Para el ácido fólico, por ejemplo, 100 gramos de haba verde cubren un tercio de lo que necesita una mujer antes y durante los primeros trimestres del embarazo.

Además, están presentes flavonoides y compuestos fenólicos, que sugieren beneficios adicionales a la salud por su efecto antioxidante y que posicionan a las habas como lo que hoy se denominan alimentos funcionales.

El haba contiene un compuesto llamado L-dopa (levo-dihidroxi fenilalanina), precursor de la dopamina, en una cantidad que le confiere efectos terapéuticos en el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Ayuda a mejorar el rendimiento de las funciones motoras de los pacientes, sin generar efectos secundarios.

¿CUÁNTO CUESTA?

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados, el precio del haba verde varía entre los $10 y $30 pesos, dependiendo la entidad.

En los mercados puedes encontrar habas preparadas. Una bolsita se vende en alrededor de $10 pesos.

¿CÓMO SE RECOMIENDA CONSUMIRLA?

*El haba se puede consumir como haba verde o como grano seco.

*Cuando se consumen verdes (tiernas) son más digeribles.

*Si se prefieren consumir secas, se recomienda remojarlas antes de cocerlas.

*Otra forma de mejorar aún más su digestibilidad es germinarlas.

*El haba es una excelente opción para incluir en una alimentación basada en plantas o simplemente para dar variedad a la dieta.