“Es irrisorio estar pensando en que gano 600 empleos porque le tuerzo el brazo a Carrier para que se venga a EU, cuando en cinco o diez años esos empleos no van a existir de la manera como los conocemos[…] la pregunta no es `¿cuántos empleos se han venido a México de Estados Unidos?´ sino, `¿cuántos empleos hubiera perdido EU si no hacemos cosas juntos, cuando estamos comparándonos con china, con otras entidades productivas?´”, señaló hoy Ildefonso Guajardo durante un discurso a emprendedores.

 

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo).- El Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo criticó y calificó de irrisoria la postura de Estados Unidos que sostiene que con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) México le roba los trabajos manufactureros, pues -dijo- es “ la revolución tecnológica” y la robotización  lo que ha transformado el empleo y es ahí donde está el reto en el comercio internacional, dijo.

Lo anterior fue comentado por el titular de Economía en México dentro de su mensaje inaugural de la “Semana Nacional del Emprendedor 2017”. Ahí, Guajardo sostuvo que las industrias del futuro son un apoyo, sin embargo, también son un reto.

“La revolución industrial 4.0 ya está transformando de una forma radical cosas, y eso es un elementos fundamental que tendremos que tomar en cuenta (en el TLCAN)” afirmó.

Al respecto, aprovechó para abordar sobre la renegociación del TLCAN donde afirmó que Estados Unidos partió de que México le robaba los empleos manufactureros de Estados Unidos a lo que llamó “un muy mal entendimiento”.

“No hay cosa más poco realista que analizar la generación de empleo, América del Norte como un esquema donde si nosotros ganamos otros pierden”, comentó.

El Presidente Donald Trump mostró  desde su campaña, su intensión de abandonar o reestructurar el Tratado comercial  pues reiteradamente lo ha calificado como un “desastre” para su país.

En el arranque de las renegociaciones del acuerdo en Washington, el representante de Comercio Exterior del Gobierno de EU, Robert Lighthizer, inició con un tono duro pues afirmó: “El TLCAN ha fallado a muchos estadounidenses y necesita importantes mejorías” y no sólo ser “retocado”. Al concluir la segunda ronda, ya en la Ciudad de México, el funcionario estadounidense insistió en que el viejo TLCAN afectó a los trabajadores del sector manufacturero, y afirmó que buscarán un acuerdo que “no solo beneficie a algunos cuantos a costa de otros”.

 

Hoy, Guajardo calificó de irrisoria la postura estadounidense pues enfatizó  que el comercio internacional ahora es fundamental en el mundo de hoy para cualquier tamaño de empresa, y  no va a depender su el futuro de la creación o destrucción de empleo, puesto que, lo que transforma el empleo “es claramente la revolución tecnológica”.

Sostuvo que en los últimos diez años la industria automotriz ha llegado a un nivel de robotización lo que ha provocado disminución muy significativa en la absorción de empleo.

“Así que es irrisorio estar pensando en que gano 600 empleos porque le tuerzo el brazo a Carrier para que se venga a EU cuando en cinco o 10 años, esos empleos no van a existir de la manera como los conocemos. […] la pregunta no es ¿cuántos empleos se han venido a México de Estados Unidos? sino, ¿Cuantos empleos hubiera perdido EU si no hacemos cosas juntos? – cuando estamos comparándonos con china, con otras entidades productivas”, subrayó.

 

Para el titular de Economía en México, los países se enfrentan a buscar la forma en saber como se reinventan y como se capacita así como entrena al capital humano frente a una era tecnológica con robotización.

“Cómo hacemos que nuestros emprendedores nos lleven a nuevas soluciones, como cambiamos patrones entre el trabajo productivo y creativo y cómo generamos un mercado para mejorar la calidad de vida en los servicios para que se siga contratando capacidades humanas y no nos lleve a un quiebre en dinámica de la transformación esos son retos que claramente están en el universo de los emprendedores”, apuntó.

Finalmente destacó que el cambio que vive la sociedad y la revolución tecnológica en muy distinta a las revoluciones anteriores, “esta en la revolución de la información, la conectividad, donde no vamos a necesitar 100 años para alcanzar las tendencias, porque gracias a la conectividad hay nichos de desarrollo en aun en las economías emergentes, entonces ese gran reto lo tenemos que lograr”, puntualizó.