Las prioridades de México son mantener el acceso preferencial a los mercados y que de manera posterior no se puedan imponer cuotas que no estén establecidas en el tratado.

En el proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la integración de las pequeñas y medianas empresas de México es una prioridad que buscará un mayor fortalecimiento de las cadenas de valor, dijo el Secretario de Economía de ese país, Ildefonso Guajardo.

Foto: Vanguardia, archivo

Ciudad de México, 12 de agosto (Vanguardia/EFE).- De las propuestas que tiene México en la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) está la regulación del comercio electrónico y la inclusión de las micro, pequeñas y medianas empresas en los beneficios del libre flujo de mercancías, explicó el delegado de la Secretaría de Economía en Coahuila, Marcos Durán Flores.

“Para un estado como Coahuila, el TLCAN es fundamental que se tenga una buena negociación”, explicó Durán Flores.

Las prioridades de México son mantener el acceso preferencial a los mercados y que de manera posterior no se puedan imponer cuotas que no estén establecidas en el tratado, porque significaría un retroceso, dijo.

Los negociadores de México tienen como misión que se agilice el paso de mercancía por las fronteras de este país, y que se impongan barreras normativas.

Beneficios para las micro, pequeñas y medianas empresas al tratado, porque cuando se negoció en el año de 1993, este concepto no existía.

Establecer medidas contra la corrupción que afecta a las inversiones, tener mayor cooperación en comercio y medio ambiente en el área fronteriza.

INCLUIR A PYMES

En el proceso de modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), la integración de las pequeñas y medianas empresas de México es una prioridad que buscará un mayor fortalecimiento de las cadenas de valor, dijo el Secretario de Economía de ese país, Ildefonso Guajardo.

Al participar en el encuentro Ternium 2017 Propymes & Supplier Awards, el secretario declaró que “la discusión del TLCAN es del futuro y no del pasado”.

En el nuevo diseño de tratados comerciales, “no podemos cometer el mismo error que hace 23 años: no tener una agenda específica para las pequeñas y medianas empresas en el contexto de integración a las cadenas globales de valor”, afirmó.

A su vez, el presidente ejecutivo de la acerera Ternium México, Máximo Vedoya, sostuvo que para la empresa es fundamental el desarrollo de las cadenas de valor.

“Es algo en lo que creemos y que en los tiempos que se vienen vamos a necesitar más”, dijo.

Durante el evento fueron galardonadas cinco pequeñas y medianas empresas proveedoras de Ternium, quienes expusieron al auditorio su esfuerzo por integrarse a la cadena de valor en años recientes.

Las negociaciones para modernizar el TLCAN, vigente desde 1994 y del que son socios México, Estados Unidos y Canadá, comienza el próximo 16 de agosto en Washington.

Con información de  Edgar González de Vanguardia y EFE