Morelia, 14 Jun. (Notimex).- Durante el segundo día del Operativo Conjunto de Seguridad, elementos policiales en Michoacán llevan a cabo un fuerte operativo en talleres mecánicos y deshuesaderos.
El objetivo es ubicar vehículos robados o de procedencia ilegal, así como piezas ya desmanteladas.

Asimismo, se mantienen los filtros de seguridad en los accesos a los municipios considerados como focos rojos, a fin de detectar a personas con antecedentes penales o automóviles con reporte de robo, vidrios polarizados o placas extranjeras.

El director de Seguridad Pública del estado, Armando Soto Lamarina, detalló que aunque el despliegue policial de este operativo incluye todo el estado, se centra en 15 municipios, entre los que se encuentran Lázaro Cárdenas, Uruapan, Morelia y Cherán, entre otros.

“Este operativo ya lo veníamos implementando, lo estamos reforzando con más elementos en los puntos críticos, que yo creo que tendremos como 15 en diversos municipios del estado de Michoacán, como Apatzingán, Uruapan o Cherán”, detalló.

Suman por lo menos dos mil los elementos de corporaciones policiales federales, estatales y municipales los que participan en el llamado operativo Conago-1.