Madrid, 16 jun (EFE).- Palestina pedirá su reconocimiento como Estado en la ONU “no para deslegitimar o aislar a Israel, algo que ya hace él mismo con sus políticas, sino, al contrario, para hacer realidad la paz” y dar al proceso la “seriedad” que los israelíes le niegan, dijo hoy el jefe de la diplomacia palestina, Riyad al Malki.

“Buscamos una solución desde hace más de 65 años, es el momento de dar el paso, de reconocer el Estado palestino con las fronteras de 1967 y aceptar la solución de los dos Estados”, explicó el ministro en el foro de debate Nueva Economía en Madrid.

Malki insistió en que la falta de seriedad israelí en el proceso de paz les ha obligado a dar el paso de acudir en septiembre próximo a la Asamblea de la ONU “no para declarar el Estado palestino unilateralmente, sino para pedir que supervise el proceso de paz, que fije negociaciones, que defina el estatuto palestino”.

“¿Que somos?, un Estado, una autoridad, un pueblo, unas tribus. La comunidad internacional debe definir que estatus tenemos, es muy importante. Sería terrible ver a la comunidad internacional dispuesta a reconocer, con todo respeto, el Estado de Sudan del sur el próximo mes y no el Estado palestino con las fronteras de 1967”, aseguró.

Tanto la ONU, como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional “han certificado la capacidad institucional de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)” como “un Estado de hecho”, dijo.

Malki insistió en que “el reconocimiento no sustituye a la negociación, sino que la consolida, le da la seriedad que no le da Israel. Ir a la ONU no busca deslegitimar o aislar a Israel, cosa que ya hace el mismo con sus políticas, sino, al contrario, hacer realidad la paz”.

El ministro quiso dejar claro que la iniciativa palestina ante la ONU es pedir su reconocimiento como Estado, pero no su ingreso en el organismo, algo que aún no han contemplado.

Preguntado sobre si había conseguido el compromiso del Gobierno de Madrid de apoyar la petición palestina en la ONU, Malki comentó que España como otros muchos países “quiere ver un Estado palestino independiente al lado del israelí como consecuencia de negociaciones directas”.

“Pero si Israel nos las niega, ¿qué hacemos?, ¿esperamos diez años, cien años o ponemos una fecha”, explicó, al añadir que “hay un debate en la Unión Europea (UE) sobre si debe haber una posición común” .

Para Malki, cada país debe tener “derecho a decidir”, como ya ha sucedido antes, dijo, al mencionar el ejemplo de Kosovo.

El ministro se refirió también a la visita que hoy comienza en la región la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Catherine Ashton y deseó que “pueda mover el proceso” de paz.

Malki explicó que la fecha de septiembre próximo es la que se decidió para el final de las negociaciones por el Cuarteto y que mientras ellos han cumplido todos los requisitos, Israel se sigue negando a reconocer los dos puntos de referencia fundamentales: las fronteras de 1967 y una moratoria en la construcción de asentamientos.

Asimismo se refirió al acuerdo de reconciliación alcanzado con Hamás, que gobierna en la franja de Gaza, tras “enormes esfuerzos” y que acaba con “una división dañina para la causa palestina”.

“Israel ha hecho de la división palestino un alegato para tapar sus intención de que fracasen las negociaciones”, pero ahora la reconciliación “abre la puerta” pues Hamás “ha aceptado las fronteras de 1967”.

Preguntado acerca de la Flotilla de la Libertad que se dirigirá en breve a Gaza en solidaridad con la población de la Franja, Malki dijo que Israel la ve como “una amenaza”.

“Si hubiera un mecanismo en el punto de partida para verificar que no hay armas podría permitirse”, dijo, antes de aseverar que la realidad es que “si Israel levantara el bloqueo la Flotilla no sería necesaria”.