Monterrey (México) 16 jun (EFE).- Soldados mexicanos y agentes de la fiscalía del norteño estado de Nuevo León detuvieron hoy a 26 policías del municipio de Zuazua para ser investigados sobre sus presuntos vínculos con el asesinato de dos escoltas del gobernador Rodrigo Medina, informaron a Efe fuentes oficiales.

Los militares y miembros de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) tomaron las instalaciones de la policía de Zuazua, municipio ubicado a más de 25 kilómetros al norte de Monterrey, capital de Nuevo León, y arrestaron a 26 personas, incluidos cuatro agentes de tráfico, confirmó una fuente de la policía ministerial.

Los detenidos fueron trasladados a la AIE, donde están siendo interrogados sobre el crimen de dos escoltas de Medina, ya que uno de ellos vivía con su familia en Zuazua.

El miércoles fueron localizados los cadáveres mutilados de los guardias del gobernador junto con un mensaje que apunta a que los escoltas recibían dinero del cartel de los Zetas.

A la muerte de los dos escoltas se sumaron ayer otras 31 en la zona de metropolitana de Monterrey, un récord para esa ciudad considerada la capital industrial de México.

Monterrey registra desde marzo de 2010 una inusitada ola de violencia debido a la guerra que libran los carteles del Golfo, de Sinaloa y de la Familia contra la organización criminal de los Zetas por el control del territorio para el trasiego de drogas a EE.UU.