La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) confirmó la muerte de al menos tres personas durante el ataque: un policía, un menor de 15 años y una mujer que estaba en la acera de su casa.

Barricada en el barrio de Monimbó durante protestas contra el gobierno de Daniel Ortega en la ciudad de Masaya (Nicaragua). EFE/Jorge Torres

Managua, 17 de julio (EFE).- El Gobierno de Nicaragua tomó hoy el control de la ciudad de Masaya tras un intenso bombardeo de más de siete horas, realizado sobre la comunidad indígena de Monimbó, y que dejó al menos tres muertos.

Grupo de rebeldes protestando en Masaya.
Foto: Especial

“Cayó Masaya, todo está en silencio, los chavalos debieron abandonar las trincheras y huir, sus armas eran demasiado pesadas”, dijo a EFE una integrante del Movimiento ‘19 de Abril Masaya’.

La Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) confirmó la muerte de al menos tres personas durante el ataque: un policía, un menor de 15 años y una mujer que estaba en la acera de su casa.

La ANPDH cree que el número de víctimas podría ser mayor, pero todavía no es posible ingresar a la ciudad porque permanece cercada por las “fuerzas combinadas” del gobierno, integrada por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos afines al presidente Daniel Ortega fuertemente armados.