[NdeR: El fact checking o verificación de hechos ha sido retomado masivamente en el mundo. Sobre todo en la prensa de Estados Unidos, donde tienen un Presidente que acostumbra hablar –diríamos los mexicanos– sin los pelos de la burra en la mano. O con mentiras. La Unidad de Datos de SinEmbargo lanza este ejercicio, llamado simplemente “Dichos y Hechos”, para revisar frases, afirmaciones o documentos de figuras públicas para saber si están sustentados.]

EL DICHO: “Me comprometí a que Duarte sería detenido y se le aplicaría la Ley. Hoy ya está en la cárcel. Durante los últimos tres años, presenté diversas denuncias penales contra Javier Duarte y sus cómplices, ante la Procuraduría General de la República y ante la Fiscalía General del estado. En estas denuncias, se aportaron los elementos que permitieron obtener la orden de aprehensión ya ejecutada. Me siento muy orgulloso de haber contribuido a lograr lo que todo del pueblo de Veracruz exige con energía y coraje: que se sancione a Javier Duarte y a toda la banda que saqueó a nuestro estado dejándonos en la quiebra financiera. Dediqué 13 años de mi vida, ¡13 años de mi vida!, a documentar el atraco a las arcas públicos de Veracruz. Durante estos largos años, exhibí la corrupción y demandé que se frenara el saqueo” (Miguel Ángel Yunes Linares, Gobernador de Veracruz, en conferencia de prensa, 16 de abril de 2017).

EL HECHO: Miguel Ángel Yunes Linares pareciera querer hacer –como reza el dicho– “leña del árbol caído”, pues a pesar de que no hay quien niegue que el mandatario panista denunció en diversas ocasiones al ex Gobernador priista de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por ser partícipe de la corrupción y de la delincuencia organizada, empero, la Procuraduría General de la República (PGR) no se muestra de acuerdo con que las acusaciones emitidas por Yunes Linares hayan aportado “los elementos que permitieron obtener la orden de aprehensión ya ejecutada”. El domingo pasado, en conferencia de prensa, la dependencia federal confirmó que “tras una denuncia interpuesta por la Auditoría Superior de la Federación [ASF] fue que se inició la investigación y posterior captura de Javier Duarte”. La delación que habría iniciado las investigaciones en contra de Duarte, por los delitos de enriquecimiento ilícito o peculado, desvío de recursos públicos e incumplimiento del deber legal, habría sido interpuesta en 2014 por la ASF –en realidad fueron 15 denuncias penales–. En cambio, refirió la PGR, las denuncias de Yunes Linares fueron interpuestas en 2016 (una el 3 de abril y la otra el 26 de mayo). Antes de eso, Yunes sólo había enviado una misiva dirigida al Presidente Felipe Calderón Hinojosa, con fecha del 8 de abril de 2010, en la que acusaba al entonces candidato Duarte de tener vínculos con el crimen organizado. “Cuento con los indicios muy sólidos de que el candidato del PRI, Javier Duarte tiene fuertes vínculos con el narcotráfico, específicamente con un grupo de Los Zetas, grupo que ha sido una determinante fuente de financiamiento para el grupo que representa Fidel Herrera y Javier Duarte”, reza el documento.

#Dichos yHechos dice que una cosa es que Miguel Ángel Yunes Linares haya acusado y denunciado a Javier Duarte de Ochoa en repetidas ocasiones, y otra es que, como corolario de estas delaciones, pueda adjudicarse de modo alguno su aprehensión. Además del desmentido de la PGR, los hechos son los siguientes:

· Los compromisos fallidos de Yunes: Como parte de sus promesas de campaña política, Yunes Linares, el actual Gobernador de Veracruz, se comprometió a que “desde el primer día” de su mandato (1 de diciembre de 2016) combatiría la corrupción y que Duarte iría a la cárcel. Prometió entonces acabar en seis meses con la inseguridad en Veracruz. Sin embargo, nada de esto ha sido cumplido: Javier Duarte se mantuvo prófugo de la Ley por casi seis meses [del 12 de octubre de 2016 al 15 de abril de 2017, cuando fue detenido en Guatemala] y, aunque no hay datos actualizados que esclarezcan los avances y/o retrocesos del gobierno de Yunes Linares en materia de combate a la corrupción, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indica que entre enero y febrero de este año, algunos de los delitos del fuero común tuvieron mayor incidencia, que en ese mismo periodo de tiempo, pero un año antes. Los robos, en general, aumentaron en 65 por ciento [pasaron de 2 mil 199 a 3mil 628 carpetas de investigación en un año]; las lesiones dolosas en 69.2 por ciento [aumentaron de 383 a 648 casos]; los homicidios dolosos en 73 por ciento [de 122 a 211], y las violaciones, estupros y otros delitos sexuales se incrementaron en 84.5 por ciento [de 103 a 190].

· La pista que dio la familia de Duarte: De acuerdo con la PGR, las autoridades mantenían bajo vigilancia de 24 horas a la familia de Karime Macías, la esposa de Javier Duarte. Sus familiares fueron clave en su aprehensión, ya que, el viernes 14 de este mes, la Coordinación Estatal del Estado de México habría registrado a ocho miembros de la familia Duarte en el aeropuerto privado de Toluca, con rumbo a Guatemala. Según la bitácora del vuelo, los viajeros registrados fueron: los hijos del otrora Gobernador, Emilio Duarte Macías, Carolina Duarte Macías y Javier Duarte Macías; María Virginia Yazmin Tubilla de Macías (suegra); Mónica Ghihan Macías Tubilla (cuñada); Jose Armando Rodríguez Ayache (concuño); Paula Rodríguez Macías (sobrina); y Santiago Rodríguez Macías (primo). Una vez que las corporaciones de inteligencia lograron establecer la ruta y el destino de la familia, fue que dieron con el paradero de Duarte en el municipio de Panajachel, departamento de Sonala, Guatemala. Además, el 17 de noviembre de 2016, un hecho llamó la atención de las autoridades mexicanas: la residencia de Antonio Macías Yazegey, suegro de Javier Duarte, fue vaciada por unos camionetas de mudanza. Más tarde, ese mismo día, Macías reconoció ante medios de comunicación que se iría a vivir con su esposa y con los hijos de Duarte (sus nietos), a Chiapas. Un mes antes, el padre Solalinde expuso ante el escrutinio público que el prófugo Duarte se hallaba en esa entidad, probablemente, en un rancho (San Francisco) de su propiedad.

· Otras pistas que dieron con su paradero: Aparte de los familiares, fue elemental la línea de investigación que brotó luego de la detención en Tapachula, Chiapas, a mediados de noviembre del año pasado, de Mario Medina Garzón, quien fuera apresado en posesión de siete mil 500 dólares y un par de pasaportes apócrifos –para Duarte de Ochoa y Karime Macías–. “Se pudieron determinar diferentes líneas de investigación que conducían a la estancia en Guatemala de personas que estaban ayudando a Javier Duarte, por lo que se presumía que el ex Gobernador se encontraba en este país”, detalló en conferencia de prensa Omar Hamid García Harfuch, director en jefe de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) de la PGR. Pues, no necesitaron de la ayuda de Yunes.

· Las denuncias no son único mérito de Yunes: A mediados de abril de 2013, antes que el actual Gobernador de Veracruz [Yunes], el Partido Acción Nacional interpuso ante la PGR una denuncia penal en contra de Javier Duarte y de 57 funcionarios públicos veracruzanos de los tres niveles de gobierno, por el presunto uso indebido de recursos públicos. Además, en junio de 2013, Martín Serrano Herrera, periodista y director del diario Tribuna, denunció a Duarte en lo penal, ante la Procuraduría, para que fuera investigado por los probables delitos contra las libertades de expresión y de prensa, administración de justicia, omisión de funciones, abuso de autoridad y de poder, colusión, dilación en la justicia, entre otros. La queja, una vez ratificada ante la Agencia Segunda del Ministerio Público federal, dio inicio a la averiguación previa AP/PGR/VER/XAL/148/2013. También, a finales de septiembre de 2014, la organización internacional de derechos de los periodistas Artículo 19, denunció que la Revista Era de Veracruz era objeto de hostigamiento por parte de las autoridades veracruzanas, luego de haber publicado una entrevista realizada al Gobernador Javier Duarte titulada “Duarte, ¿acudió en estado inconveniente a la guardia de honor?”. Artículo 19 solicitó entonces a la Comisión Estatal de Atención y Protección de Periodistas de Veracruz, que implementara acciones de salvaguarda y seguridad del medio y de todos sus colaboradores.

A esas denuncias se suman la de la Universidad Veracruzana, que en febrero del 2016, promovió dos denuncias penales porque no recibió más de 2 mil millones de pesos debidos por parte del Gobierno estatal; la de octubre de 2016, en la que más de 20 ediles veracruzanos blanquiazules y del Sol Azteca –entre ellos, Yunes Márquez– se presentaron en la PGR, para demandar a la Secretaría de Finanzas y Planeación, además de a varios funcionarios y ex servidores públicos, por los presuntos delitos de desvío de fondos municipales, peculado, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes legales; y las 35 demandas del Colectivo Solecito ante la Procuraduría, a finales de diciembre del año pasado, en las que acusan a Javier Duarte por su presunta participación en casos de desaparición forzada. La lista continúa y es muy larga. En la actualidad, hay al menos 60 denuncias penales de la Auditoría Superior de la Federación, ante la PGR, en contra de la administración de Duarte. De ser comprobadas todas, el veracruzano enfrentaría cargos por un daño patrimonial que superaría los 60 mil millones de pesos.

La crítica de la oposición (…del PRI): Tras la detención de Javier Duarte de Ochoa en Guatemala, el 15 de abril de este año, y luego de la adjudicación de mérito por parte del panista Miguel Ángel Yunes Linares, Renato Alarcón Guevara, dirigente del Revolucionario Institucional veracruzano, y el Senador tricolor Héctor Yunes Landa, pidieron al actual Gobernador “no colgarse la medalla”. Alarcón Guevara dijo que la detención de Duarte fue un “triunfo” del Gobierno federal y que Yunes Linares “no es policía ni fiscal y Veracruz no merece más engaños y mentiras”. Por su parte, Yunes Landa expresó que “es logro del Gobierno federal, de la PGR. Me parece desproporcionado, narcisista y trumpsiano afirmar que Duarte está en la cárcel por acción de Miguel Ángel [Yunes]. Que no se cuelgue medallas ajenas”.

***

¿Verdad o mentira? MENTIRA. Miguel Ángel Yunes Linares está en todo su derecho de decir que, así como muchos, documentó y dio testimonio –entre acusaciones públicas y denuncias- de los atropellos en los que incurrió Javier Duarte de Ochoa como Gobernador de Veracruz. Más allá de eso, adjudicarse (en parte) su aprehensión parece exagerado. Así lo refieren la mayor parte de los datos disponibles.