El fotoperiodista el 1 de julio en las instalaciones de SinEmbargo. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

El fotoperiodista el 1 de julio en las instalaciones de SinEmbargo. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Ciudad de México, 19 de agosto (SinEmbargo).– Familiares de Rubén Espinosa hoy exigieron al Presidente Enrique Peña Nieto “esclarecer hasta las últimas consecuencias” el homicidio del fotoperiodista, de la activista Nadia Vera Pérez, de Yesenia Quiroz Alfaro, Olivia Alejandra Negrete Avilés y de la ciudadana colombiana Mile Virginia Martínez ocurrido el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte de la Ciudad de México.

“Él [Rubén Espinosa] pensó que esos gritos de auxilio lo salvarían y sin embargo no fue cobijado por el Estado”, le dicen en una carta difundida esta tarde por la organización internacional Artículo 19.

La familia de Rubén recordó al titular del Ejecutivo federal que “el Estado mexicano, es el responsable de garantizar la libertad de expresión y derecho a la información que, como ciudadanos y ciudadanas, se nos ha negado ante la creciente ola de violencia contra la prensa y las voces críticas”.

El pronunciamiento que los familiares de Rubén dirigieron al Presidente Peña Nieto se suma al hecho por cientos de intelectuales y artistas de todo el mundo quienes le pidieron al primer mandatario investigar los asesinatos de comunicadores en México y establecer mecanismos efectivos para su protección.

La misiva suscrita por las personalidades internacionales, que fue difundida en la página web del Pen Club América, no ha sido respondida por Peña Nieto. El tema fue atendido en escrito por Roberto Campa Cifrián, Subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), quien dijo que el Gobierno federal no atraerá el multihomicidio ocurrido en la colonia Narvarte y que ha considerado que la respuesta debe llegar por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

Esta tarde, al inaugurar la 33 Asamblea Plenaria de la Conferencia Nacional de Procuración de Justicia, Enrique Peña Nieto se pronunció sobre el  multihomicidio e informó que ya giró instrucciones a Gobernación, que encabeza Miguel Ángel Osorio Chong,  para “seguir fortaleciendo” el Mecanismo para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos.

“Ante un caso tan relevante y sonado de un multihomicidio, sin duda, los procuradores y fiscales están comprometidos a redoblar esfuerzos y brindar una atención oportuna y debida a la investigación y detención de eventuales responsables de agresiones ataques y homicidios a periodistas y defensores de derechos humanos. En el ámbito preventivo he dado instrucciones a la Secretaría de Gobernación para seguir fortaleciendo el Mecanismo para la Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos”, dijo esta tarde Peña Nieto.

Momentos antes, el Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, mencionó:

“En la Ciudad de México una vez más se pone a prueba el Sistema de Procuración de Justicia, una vez más un lamentable múltiple homicidio nos convoca para poder sumar esfuerzos. Vamos a necesitar el apoyo de diferentes instancias, pero no vamos a descartar, y hoy quiero dejarlo otra vez claro, ninguna línea de investigación, todas deben de agotarse, todas deben de trabajarse con el sumo cuidado que requiere una investigación como ésta. Vamos a continuar reforzando esquemas de seguridad y de combate a la delincuencia. Somos más los que queremos un México seguro, somos más los que queremos un México sin violencia y esa suma de esfuerzos tiene que reflejarse en una realidad palpable”

PROMO-INTELECTUALES-EPN

Los familiares de Espinosa Becerril responsabilizaron a las autoridades estatales y federales “de salvaguardar la integridad y seguridad de aquellos familiares que hemos perdido a un periodista como represalia a su labor informativa”.

“Hacemos un llamado para que través de las instancias de justicia se sigan las líneas de investigación relacionadas con la labor periodística de Rubén y el activismo de Nadia en Veracruz, siendo estos ejes fundamentales para garantizar el derecho a la justicia, y solicitamos la reparación de daños para las víctimas, así como el reconocimiento público”, manifestaron.

Dijeron que Rubén “buscaba siempre la verdad, darle voz a través de su imagen a los movimientos independientes, a las luchas, a los no escuchados. Y por ello le cerraron los ojos, le amarraron las manos, lo torturaron y le dieron el tiro de gracia”.

“Lo asesinaron. Lo mataron en un departamento de la colonia Narvarte junto a cuatro mujeres. Entre ellas una luchadora social, firme y contundente, una gran amiga de años, Nadia Vera. Ni ellas ni él merecían ser asesinados. No cuando Rubén se fue al DF buscando salvaguardar su vida de las amenazas que había recibido en el estado de Veracruz por parte del gobierno de Javier Duarte. No cuando dio aviso a todos los medios que estuvieron a su alcance para advertir a las autoridades federales y capitalinas acerca del riesgo en el que se encontraba. Él pensó que esos gritos de auxilio lo salvarían y sin embargo no fue cobijado por el Estado”, se lee en la carta.

En la misiva los familiares de Rubén Espinosa exigieron al Jefe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera Espinosa a aclarar “la vulnerabilidad con la que se encuentran la ciudadanía y periodistas que hablan con la verdad, que especifique qué medidas están realizando para garantizar la protección de periodistas desplazados, que realice un compromiso para que no se repitan estos hechos y que el caso no quede impune”.

También exigieron “una rendición de cuentas pública de Javier Duarte, Gobernador de Veracruz, ya que no aceptamos que haya más periodistas asesinados, ni más casos impunes”.

“Mientras, el mandatario advierte a periodistas ‘pórtense bien’, Veracruz es la entidad más letal para la libertad de expresión: aquí se matan, desaparecen, y agreden a cualquier voz crítica al gobierno local”, denunciaron.

Los familiares de Rubén Espinosa recordaron que él regresó al Distrito Federal tras ocho años de trabajar en Xalapa, Veracruz. “El 12 de junio de este año llamó a su hermana para decirle que estaba en la Ciudad de México: ‘Hubo problemas; está cabrón'”, detallaron.

“Con el afán de mantener la seguridad de su familia decía poco; escondía su miedo. Pero actuaba, se movía y confiaba en las organizaciones con las que trabajaba. Al llegar dio entrevistas, habló con quien pudo para protegerse para buscar un camino nuevo lejos del peligro que Veracruz le significaba”, manifestaron.

LA CARTA ÍNTEGRA DE LA FAMILIA

A la opinión pública nacional e internacional

A las amigas y los amigos

A las organizaciones sociales que nos han acompañado

A la sociedad en general

México, D.F. a 19 de agosto de 2015.- Familiares de Rubén Espinosa exigimos al presidente Enrique Peña Nieto esclarecer el caso hasta las últimas consecuencias, por el asesinato de Rubén, fotoperiodista desplazado de Veracruz y asesinado el pasado 31 de julio, junto con Nadia Vera, activista, Yesenia Quiroz Alfaro, Mile Virginia Martín y Olivia Alejandra en la colonia Narvarte.

El Estado mexicano, es el responsable de garantizar la libertad de expresión y derecho a la información que como ciudadanos y ciudadanas se nos ha negado ante la creciente ola de violencia contra la prensa y las voces críticas. Responsabilizamos a las autoridades estatales y federales de salvaguardar la integridad y seguridad de aquellos familiares que hemos perdido a un periodista como represalia a su labor informativa.

Hacemos un llamado para que través de las instancias de justicia se sigan las líneas de investigación relacionadas con la labor periodística de Rubén y el activismo de Nadia en Veracruz, siendo estos ejes fundamentales para garantizar el derecho a la justicia y solicitamos la reparación de daño para las víctimas así como el reconocimiento público.

Exigimos a Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno del Distrito Federal, que aclare la vulnerabilidad con la que se encuentran la ciudadanía y periodistas que hablan con la verdad, que especifique qué medidas están realizando para garantizar la protección de periodistas desplazados, que realice un compromiso para que no se repitan estos hechos y que el caso no quede impune.

Exigimos una rendición de cuentas pública de Javier Duarte, gobernador de Veracruz, ya que no aceptamos que haya más periodistas asesinados, ni más casos impunes. Mientras, el mandatario advierte a periodistas “pórtense bien”, Veracruz es la entidad más letal para la libertad de expresión: aquí se matan, desaparecen, y agreden a cualquier voz crítica al gobierno local.

Familiares de Rubén Espinosa agradecemos a los periodistas, organizaciones y ciudadanía por su apoyo y acompañamiento en esta exigencia de búsqueda de justicia. Por cuestiones de seguridad y procesos legales en la investigación del homicidio y feminicidios hemos decidido -por el momento- no otorgar entrevista con medios de comunicación, nacionales ni internacionales, dejando en manos de nuestros abogados los procesos legales de la investigación. Apelamos a su solidaridad y comprensión en esta decisión.

Rubén Espinosa Becerril regresó al Distrito Federal tras ocho años de trabajar en Xalapa, Veracruz. El 12 de junio de este año llamó a su hermana para decirle que estaba en la Ciudad de México: “Hubo problemas; está cabrón”-le expresó-.

Rubén con el afán de mantener la seguridad de su familia decía poco; escondía su miedo. Pero actuaba, se movía y confiaba en las organizaciones con las que trabajaba. Al llegar dio entrevistas, habló con quien pudo para protegerse para buscar un camino nuevo lejos del peligro que Veracruz le significaba.

Trabajaba en AVC Noticias y como corresponsal de Proceso y Cuartoscuro. Su camino lo forjó solo, sin escuela, investigando, con ideales firmes y siempre con el respaldo de la comunidad periodística de Xalapa. Hizo de la fotografía la manera de compartir su mundo. “Me han hecho saber que soy un fotógrafo incómodo para el gobierno veracruzano”, dijo Rubén entrevistado por SinEmbargo.

Buscaba siempre la verdad, darle voz a través de su imagen a los movimientos independientes, a las luchas, a los no escuchados. Y por ello le cerraron los ojos, le amarraron las manos, lo torturaron y le dieron el tiro de gracia. Lo asesinaron. Lo mataron en un departamento de la colonia Narvarte junto a cuatro mujeres. Entre ellas una luchadora social, firme y contundente, una gran amiga de años, Nadia Vera.

Ni ellas ni él merecían ser asesinados. No cuando Rubén se fue al DF buscando salvaguardar su vida de las amenazas que había recibido en el estado de Veracruz por parte del gobierno de Javier Duarte. No, cuando dio aviso a todos los medios que estuvieron a su alcance para advertir a las autoridades federales y capitalinas acerca del riesgo en el que se encontraba. Él pensó que esos gritos de auxilio lo salvarían y sin embargo no fue cobijado por el Estado.

No es justo que gente inocente muera.

Por Rubén Espinosa. Por Nadia Vera. Por Yesenia Quiroz. Por Olivia Alejandra. Por Mile Virginia Martín.

Por los periodistas asesinados en Veracruz.

Por las víctimas de la violencia y la impunidad que reina en Veracruz.

JUSTICIA.

LA CARTA DE PERSONALIDADES INTERNACIONALES

Enrique Peña Nieto
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos

15 Agosto 2015

P R E S E N T E

Presidente Peña Nieto:

Nosotros, periodistas, escritores, y artistas creativos de todo el mundo, con el apoyo de PEN y el Comité de Protección a los Periodistas, vemos con indignación los ataques contra los reporteros en México. Cuando se ataca a un periodista se atenta contra el derecho a la información de la sociedad entera.

El 31 de julio fue asesinado en Ciudad de México el fotoreportero Rubén Espinosa, junto con una activista de derechos humanos, dos de sus compañeras de piso y la empleada doméstica del lugar. Este crimen ha sido un parteaguas. La Ciudad de México era considerada uno de los últimos lugares seguros para el ejercicio periodístico. Pero ahora no parece haber santuario alguno para los reporteros perseguidos en México.

Desde el año 2000 decenas de reporteros han sido víctimas de homicidio; se sabe de otros 20 que continúan desaparecidos. La abrumadora mayoría de estos crímenes permanecen en la impunidad. La CNDH apunta a evidencia que involucra a funcionarios públicos en varios de los ataques contra periodistas y medios de comunicación. Las amenazas físicas extremas y generalizadas que padecen los reporteros llama la atención de las organizaciones encargadas de vigilar la libertad de expresión en el mundo, y de grupos como el Comité de Protección a los Periodistas y PEN, que abogan por los derechos de la prensa. Todos ellos han hecho campañas para acabar con lo que se ha llamado censura a tiros.

Rubén Espinosa, asesinado a sus 31 años de edad, laboraba como fotógrafo en el estado de Veracruz. Tras recibir varias amenazas graves, huyó a la Ciudad de México hace algunas semanas. Los reporteros de Veracruz que reciben amenazas están convencidos de que éstas provienen de funcionarios del gobierno del estado. Desde que el actual gobernador, Javier Duarte, llegó al poder en 2010, las amenazas, los maltratos, y los asesinatos de periodistas han alcanzado cifras sin precedente en Veracruz: catorce han muerto de manera atroz, y tres han desaparecido. En cada uno de los casos se ha desechado como línea de investigación judicial el ejercicio profesional de las víctimas. Hasta ahora, 37 colegas de Rubén Espinosa han tenido que abandonar sus trabajos, sus hogares y sus familias, y desplazarse a la Ciudad de México tras recibir amenazas. Rubén Espinosa fue asesinado a las pocas semanas de su llegada a la capital.

Señor Presidente; no debe haber mas asesinatos: el homicidio de Espinosa, y de Alejandra Negrete, Yesenia Quiroz, Nadia Vera, y Mile Virginia Martín —las cuatro jóvenes que murieron con él— deben ser investigadas con integridad. Los verdaderos homicidas tienen que recibir juicio justo y con-dena pronta. En su país, señor Presidente, las estadísticas de impunidad en los casos contra periodistas son alarmantes: Según la Comisión Nacional de Derechos Humanos, 89 por ciento de los asesinatos permanecen sin resolver. La Comisión ha denunciado que sus propias investigaciones son obstaculizadas por las autoridades. La negligencia judicial garantiza la impunidad.

Hoy el periodismo en todo el mundo vive bajo asedio: los reporteros mexicanos, en particular, viven en peligro mortal. Las organizaciones criminales, los funcionarios de gobierno corruptos, y un sistema de impartición de justicia incapaz siquiera de determinar la responsabilidad de los asesinos son causa de la extrema vulnerabilidad de los reporteros.

Señor presidente, le urgimos a:

1.-Garantizar el esclarecimiento inmediato y efectivo de los asesinatos contra Rubén Espinosa y la enorme cantidad de periodistas en México que han caído como él, y la investigación sin contemplaciones de los funcionarios estatales y municipales que, en cada caso, se puedan haber visto involucrados.
2.- La revisión inmediata de los mecanismos para la protección de periodistas y el compromiso efectivo de su gobierno para garantizar la libertad de expresión en México.

Atentamente,

Héctor Abad Faciolince
Rodrigo Abd
Elaine Abuchaibe
Jaime Abello
Vivian Abenshushan
Rebeca Acevedo Loyola
Ulilo Acevedo
Mariclaire Acosta
Chimamanda Ngozi Adichie
Pedro Agreda
Hector Agredano
Sergio Aguayo
José Agustín
Francisco Alanís
Cristian Alarcón
Daniel Alarcón
Jesús Alberto Yajure
María Alesia Sosa
Andrew Alexander
Paola Alín
Esther Allen
Guilherme Alpendre
Vivien Altman
Sinar Alvarado
Nathalie Alvaray
C.J. Alvarez
Rosental Alves
Carlos M. Amador
Christiane Amanpour
Luigi Amara
Juan Guillermo Amaya
Anita Anand
Jon Lee Anderson
Laurie Anderson
Juan Guillermo Angel
Miguel Angel Nieto
Claudia Antunes
Kwame Anthony Appiah, former president of PEN American Center
Elizabeth Araujo
Gerardo Araujo
Francisco Arias
Betty Aridjis
Chloe Aridjis
Homero Aridjis, former president of PEN International
Rosemarie Armao
Alonso Arreola
Mario Arriagada
Andrea Arroyo
Margaret Atwood
Paul Auster
Xóchitl Bada
Cecilia Ballesteros Guerra
Cecilia Balli
Patricia Barba Ávila
Caco Barcellos
Javier Bárcenas
Sebastian Barragan
Günter Bartsch
César Batiz
Dan Baum
Louis Begley, former president of PEN American Center
Adriana Bernal
Alejandro Bernal
Ana Belen Santiago
Geney Beltrán Félix
Marcelo Beraba
Carl Bernstein
Luis Pablo Beauregard Alday
Alejandro Galvis Blanco
Marjorie Blomme
Ray Bonner
Steven Bodzin
Lisseth Boon
Rosario Borrero
Lolita Bosch
Liz Bradley
Carlos Bravo Regidor
Tom Brokaw
Gloria Jay Browne-Marshall
Jose Luis Caballero Ochoa
Rafael Cabrera
Lydia Cacho
Verónica Calderón García
Rebeca Calle
Homero Campa
Fidel Cano
Pablo Caño Gallardo
Martín Caparrós
Mardonio Carballo
Jose Cardona
Laura Carlsen
Juan Casamayor
Sarah Cohen
David Cook-Martin
Sonia Corona Sánchez
Ana María Carrano
Margaret Carson
Laura Castellanos
Ricardo Castro
César Castro Fagoaga
Jean-Philippe Ceppi
Michael Chabon
Vitaly Chelyshev
Ron Chernow, former president of PEN American Center
Susan Chira
Noam Chomsky
Paula Chouza Candeira
Sandra Cisneros
Ana Clavel
Jennifer Clement, former president of PEN Mexico
John Coats
John Coetzee
Teju Cole
Billy Collins
N.D.B. Connolly
John Conroy
Jose Contreras
Martha Cooley
Sheila Coronel
Daniel Coronell
Ricardo Corredor
Molly Crabapple
Carjuan Cruz
Juan Cruz
Alfonso Cuarón
Manuel Martin Cuenca
Guillermo Cullell
Dave Cullen
Michael Cunningham
Carlos Dada
Sergio Dahbar
Staffan Dahllöf
Luke Dale-Harris
Keith Dannemiller
Helen Darbishire
Javier Darío Restrepo
Aline Davidoff, president of PEN México
Jacobo Dayana
Luis Miguel de Bedout
Luca De Biase
Donna De Cesare
José de Córdoba
Pablo de Llano Neira
Anthony de Palma
José Roberto de Toledo
Siddhartha Deb
Melissa del Bosque
Matias del Rio
Guillermo del Toro
Claudia Delgado
Sean Dempsey
Junot Díaz
Adriana Diaz Enciso
Christopher Dickey
Juan Diego Quesada Fernández
Stephen Doig
Maria Elvira Dominguez Lloreda
Andrew Donohue
Kate Doyle
Daniel Drepper
Denise Dresser
Alice Driver
Borja Echevarría
Nelson Eduardo Bocaranda
Carlos Eduardo Huertas
Gastón Eligio Monge
Franziska Engelhardt
Alvaro Enrigue
Octavio Enríquez
Louise Erdrich
Roberto Esper
Rose Mary Espinosa
Jose Esquedo
Gerardo Esquivel
Joaquín Estefanía
Jose Eustorgio Colmenares
Monica Fahmy
Ann Farnsworth-Alvear
Tai Farounbi
Richard Fausset
Jules Feiffer
Héctor Feliciano
Andres Fernández Rubio
Airam Fernández
Patricio Fernández
Antonio Fernández Nayz
Carlos Fernando Chamorro
Ana Maria Ferrer
Stephen Ferry
Paloma Fidalgo
Juan Martin Fierro
Diego Fonseca
Juan Luis Font
Juan Forero
Altin Fortuzi
Hal Foster
Lorna Scott Fox
Marian Botsford Fraser, chair of Writers in Prison Committee, PEN International
Carlos Franz
Salvador Frausto
Maureen Freely, president of English PEN
Barbara Frey
Josh Friedman
Melva Frutos
Claudia Furiati Páez
Jan Gunnar Furuly
Ellen Gabler
Neil Gaiman
Janice Gallagher
Esther Garcia
Alberto Garcia Alix
Alicia García Bergua
Ana García Bergua
Gael García Bernal
Lourdes Garcia-Navarro
Eduardo Garces
Cladio Garrido
Miguel Garrido
Javier Garza
Verónica Gerber Biecci
Graeme Gibson
Ricardo Ginés
Diana Giraldo
Todd Gitlin
Jo Glanville, director of English PEN
Peter Godwin, former president of PEN American Center
Matt Goldberg
Francisco Goldman
Marina Gómez Robledo Ramos
Vanessa Gómez Quiroz
Enric Gonzalez
Fredy Gonzalez
Mónica Gonzalez
Mónica González Islas
Camilo Gonzalez Posso
Angeles Gonzalez Sinde
Gustavo Gorriti
Juan Gossain
Cheryl Gould
Témoris Grecko
John Green
Mona Grivi Norman
Evelyn Groenink
Rogelio Guedea
Carla Guefenbein
Leila Guerriero
Alma Guillermoprieto
Chus Gutierrez
Manuel Gutierrez Aragon
Alejandra Gutiérrez Valdizán
Sebastián Hacher
Jessica Hagedorn
Nicky Hager
Cindy Hahamovitch
Pete Hamill
Saskia Hamilton
Daniel Handler
Adam Hannestad
Dorrit Harazim
Miles Harvey
Susana Hayward
Jens Egil Heftoy
Leonardo Heiblum
Aleksander Hemon
Amy Hempel
Julián Herbert
Anabel Hernandez
Julio Hernandez Lopez
Juan Carlos Hernandez
Yuri Herrera
Roberto Herrscher
Seymour Hersh
Sebastian Hiller
Adam Hochschild
Refik Hodzic
Pavla Holkova
Amanda Hopkinson
Mark Horvitz
Brant Houston
Jamie Eduardo Hoyos
Irving Huerta
Arianna Huffington
Mark Lee Hunters
Siri Hustvedt
Javier Ignacio Ramirez
Steven Isenberg
German Izquierdo
Carlos Andres Jaramillo
Gabriela Jaúregui
Camilo Jiménez Estrada
Ha Jin
Gilbert Joseph
Laia Jufresa
Mario Jursich
Salmon Kalmanovitz
David Kaplan
Nitasha Kaul
Amitava Kaur
Porochista Khakpour
Kimberly Kleman
Minna Knus-Galán
Lucy Komisar
Gisela Kozak
Stefanie Kremser
Hari Kunzru
Rachel Kushner
Tony Kushner
Sandra La Fuente
Gumersindo Lafuente
Lucía Lagunes Huerta
Lola Larrumbe
Anne Lea Landsted
Isaac Lee
Joanne Leedom-Ackerman
Rafael Lemus
Juanita León
Jonathan Lethem
Karen Lewellen
Albinson Linares
Yelitza Linares
Elinor Lipman
Daniel Lizarraga
Lara Logan
Claudio Lomnitz
Phillip Lopate
Carlos Lopez
Claudio Lopez
Roberto López Belloso
Mabel Lozano
Jorge Luis Sierra
Diego Luna
Helge Lunde
Gavin MacFadyen
Larissa MacFarquhar
Frida Maceira
Sandra Macias
Pamela Maffei McCarthy
Dale Maharidge
Nely Maldonado
Gabriela Manulli
David Marcial Pérez Muñoz
Jeanne Marie
David Maris
Megan Marshall
Yann Martel
Eduard Martín-Borregón
Diego Martinez
Óscar Martínez
París Martínez
Jan Martínez Ahrens
Lina Martínez Hernandez
Antonio Martínez Velázquez
Cecilia Marquez
Michael Massing
Ayana Mathis
Judith Matloff
David Matoses
D.T. Max
Patrick Mayoyo
Colum McCann
Colin McMahon
Jody McPhillips
Pablo Medina
Jesus David Meija
German Mendoza Diago
María Gabriela Méndez
Claudia Méndez Arriaza
Sarah Menkedick
Maaza Mengiste
Geraldine Fabrikant Metz
Josh Meyer
Lorenzo Meyer
Alfredo Meza
Thomasina Miers
T. Christian Miller
Valerie Milles
Ana Minian
Ken Mizokochi
Anne Modarressi
Pedro Luis Mogollon
Adrian Mogos
Fernando Molica
Pedro Molina
Andres Mompotes
Pablo Ortiz Monasterio
Emiliano Monroy
Marta Lucia Monsalve
Tania Montalvo
Daniel Montero Bejerano
Rosa Montero
María Jesús Montes
Acianela Montes de Oca
Rick Moody
Marcelo Moreira
Gina Morelo
Ana Karina Moreno
Daniel Moreno
Dan Morrison
Eduardo Mosches
Maggie Mulvihill
Boris Muñoz
Azar Nafisi
Bertha Navarro
Fernanda Navarro
Enrique Naveda
Sonia Nazario
Guadalupe Nettel
Andres Neuman
Juan Noé Fernández Andrade
Suzanne Nossel, executive director of PEN American Center
José Luis Novoa
Adriana Núñez
Eulimar Núñez
Victor Núñez Jamie
Finbarr O’Reilly
Achy Obejas
Midori Ogasawara
Jocelyn Olcott
Lise Olsen
Michael Ondaatje
Hector Ortega
Martha Ortiz Gomez
Antonio Ortuño
Alfonso Ospina
Andres Osorio
Guillermo Osorno
Martha Miriam Paez
Dawn Paley
Jardiel Palomec
Weng Paraan
José Luis Pardo Vieras
Israel Paredes
Catherine Parnell
Katherine Paterson
Bruno Patiño
Miranda Patrucic
Norman Pearlstein
Bibiana Peine
Carlos Pelaez
Máximo Peña
Martha Penen
Elsa Patricia Peniche
Amantha Perera
Bernadette Perez
Gustavo Daniel Pescheta
Blanche Petrich
D.B.C Pierre
Michael Pietsch
Omar Pineda
Rafael Pineda
Roberto Pombo
Sara Potter
Erwin Potts
Adriana Pozos
Luis Prados de la Escosura
Francine Prose, former president of PEN American Center
Sabrina Provenzani
Jordi Puntí
Fernando Quijano
Sergio Quijano
Guillermo Quijas-Corzo
Alicia Quiñones
Sam Quiñones
Alba Quintero
Karem Racines
Paul Radu
Sergio Ramírez
Andrés Ramírez
Fernando Ramirez
Luis Carlos Ramirez
Claudia Ramos
Dulce Ramos
Jorge Rangel
Ricardo Raphael
Ahmed Rashid
Theresa Rebeck
Victoria Redel
Rossana Reguillo
Elena Reina Muñoz
David Remnick
Vania Reséndiz
Jacob Resneck
Nicolas Restrepo
German Rey
Gustavo Reyes
Pilar Reyes
Rodrigo Rey Rosa
Lorenzo Ribaldi
Angel Ricardo Gómez
Maite Rico Francia
Alan Riding
Jill Riepenhoff
Carmen Riera
Javier Risco
Ronna Rísquez
Ariel Ritchin
Manuel Rivas
Juan Alberto Riviera
Laura Robinson
Eduardo Rodriguez
Juan Ramón Rodríguez
Martín Rodríguez Pellecer
Nancy Rodriguez
Sandra Rodriguez Nieto
Larry Rohter
Miguel Angel Rojas
Nayeli Roldán
María Teresa Ronderos
Enrique Rondón Nieto
Angel Romero
Espen Rosback
Eleanor Rose
Clovis Rossi
Sebastián Rotella
Sandra Mims Rowe
Luis German Rubiano
Antonio Rubio
Juan Antonio Ruiz
Saúl Ruiz Mata
Emiliano Ruiz Parra
Alan Rusbridger
Norman Rush
Salman Rushdie
Douglas Rushkoff
Isis Sadek
Jezreel Salazar
Alberto Salcedo Ramos
Daniel Saldaña
William Antonio Saleg
William Enrique Saleg
Andres Sanchez
Omar Sánchez de Tagle
Alejandra Sánchez Inzunza
Nora Sanin
Inés Santaeulalia Fernández
Esmeralda Santiago
Daniel Santoro
José Luis Sanz
John Ralston Saul, president of PEN International
Lilia Saúl
George Saunders
Said Sayrafiezadeh
Andrés Schafer
Elissa Schappell
Diana Schemo
David Schlesinger
Elena Schneider
Stuart Schrader
Marco Schwartz
Richard Sennett
Carlos Serrano
Shahid Sha
Bruce Shapiro
Craig Shaw
Owen Sheers
Erin Siegal McIntyre
Álvaro Sierra
Héctor Silva Ávalos
Joel Simon, executive director of Committee to Protect Journalists
Pablo Simonetti
Majo Siscar
Margo Smitt
Dava Sobel
Andrew Solomon, president of PEN American Center
Deborah Solomon
Paula Span
Art Spiegelman
Paul Steiger
Rene Steinke
María Stoopen
Asuncion Stoupignan
Jean Strouse
Rubén Suárez Ciria
Drew Sullivan
Margaret Sullivan
Damon Tabor
Irlanda Tambascio
Janne Teller
Mauricio Tenorio
Sanne Terlingen
Marleen Teugels
Adam Thirlwell
Patrick Timmons
Serena Tinari
Colm Tóibín
Fred Tomaselli
Wibert Torre
Justin Torres
Oscar Torres
Laura Juliana Torres Rodriguez
Laird Townsend
Marcelo Träsel
Salil Tripathi
John Trotter
Eileen Truax
Duy Linh Tu
Marcela Turati
Manuel Ureste
Azucena Uresti
Juan Gabriel Uribe
Pedro Vaca
Eliana Valderrama Publimetro
Javier Valdez
Pedro Nel Valencia
Roberto Valencia
Mael Vallejo
Pedro Valtierra
Michael Vazquez
Rulo David Vázquez
Andres Velasco
Salvador Velazco
Natalia Viana
Judith Vichniac
Jenaro Villamil
Miguel Angel Villarraga
Juan Pablo Villalobos
Julio Villanueva Chang
Juan Villoro
Ayelet Waldman
Mike Walter
Jonathan Weiner
Tim Weiner
Jacob Weisberg
Patrick William
Margot Williams
Matthew Winkler
Tobias Wolff
Alejandra Xanic Von Bertrab
Karla Zabludovsky
Alejandro Zambra
Olivia Zeron
Fabiola Zerpa
Blaz Zgaga
Margriet Zoethout
Alex Zucker
Javier Leonardo Zuniga