Cortesía Editorial Planeta

Cortesía Editorial Planeta

Ciudad de México, 15 de diciembre (SinEmbargo).- El año a punto de terminar ha estado caracterizado por las partidas y los dolientes adioses en una literatura que se ha quedado sin muchos de sus máximos y más valorados representantes.

Efectivamente, es ley de vida que la muerte sobrevendrá en algún momento y que no llamará mucho la atención en casos de personas con edades avanzadas, pero en 2014 a la muerte se le dio por repetirse en un ritmo cansino que no dio tregua y causó honda tristeza entre lectores, autores y demás amantes de las letras.

También ha sido el año de los centenarios, a través de autores como la francesa Marguerite Duras, el argentino Julio Cortázar y, por supuesto, nuestro insigne Octavio Paz, entre otros.

Empezaba el año con la muerte de Manuel Ahumada, admirado monero mexicano, colaborador insigne de La Jornada, quien perdió la vida a los 57 años, a causa de un paro cardiorrespiratorio acaecido en su hogar.

Nacido el el 27 de enero de 1956 en la ciudad de México, era periodista, pintor y monero, autor de la historieta La vida en el limbo. A dos meses de su fallecimiento, la editorial Resistencia, dirigida por Josefina Larragoiti, publicaba un libro en su homenaje titulado Nadie es astronauta en su propia tierra.

El año dijo adiós también a muchos poetas, varios de los cuales partieron en enero, en un hecho del que dimos testimonio el 31 de dicho mes, mediante la nota “Enero se empeña en dejarnos sin poetas”.juan_gelman

El 15, fallecía Juan Gelman, en el Distrito Federal. Tenía 83 años. Había ganado el Premio Cervantes en 2007 y había perdido, en una derrota desigual, cruel, inadmisible, la batalla contra la cruenta dictadura que asoló su país de origen entre 1976 y 1983 y asesinó a su hijo y a su nuera. La poesía fue su única (gran) victoria.

En Viña del Mar, el 22 de enero se suicidaba el poeta mexicano Marco Fonz. Tenía apenas 48 años y se había marchado a Chile en diciembre del 2013 integrando una delegación de autores invitados a la 32 Feria Internacional del Libro de dicha ciudad sudamericana.

Había nacido el 1 de mayo de 1965 en el DF, vivió 20 años en Chiapas, estudiado filosofía en la UNAM y había sido becario del Centro Chiapaneco de Escritores en 1994 y de la SOGEM.

Foz tiene publicados numerosos libros y sus poemas han sido antologados en México, Perú, Italia, Estados Unidos y España.

LIBROS_TITLE_01

“Argentino hasta la muerte, Juan Gelman por sus veinte años de vida y de trabajo aquí, deja también en la poesía mexicana una huella radiante que no se borrará”, fueron las últimas palabras que escribió José Emilio Pacheco.

Era un texto para la revista Proceso en homenaje a su colega y amigo Juan Gelman, fallecido 10 días antes.

Luego, el autor Las batallas en el desierto, de 74 años, se cayó, se golpeó la cabeza, más tarde se fue a dormir y ya no despertó.

Amigo de juventud de Sergio Pitol y Carlos Monsiváis. Personaje de las novelas de Paco Ignacio Taibo II, como se encargaba de destacar, muy conmovido se mostró cuando el Fondo de Cultura Económica publicó su obra reunida en un volumen de 800 páginas con el título Tarde o Temprano.

No le gustaba que le dijeran maestro. Fue amigo de Pitol, de Monsiváis, de Gelman...Foto: Archivo

No le gustaba que le dijeran maestro. Fue amigo de Pitol, de Monsiváis, de Gelman…Foto: Archivo

Poeta, ensayista y traductor, escribió las novelas Morirás lejos (1967),  El principio del placer  (1972) y Las batallas en el desierto (1981), así como de los libros de poesía Miro la tierra (1987),  Siglo pasado  (2000) y  Como la lluvia  (2009), entre otras obras.

Una de sus hijas, la traductora y académica Laura Emilia Pacheco, acaba de presentar el libro A mares llueve sobre el mar, que editado por SM ofrece unas ilustraciones fabulosas de Mario Rosales, poemas de Pacheco, varias fotos familiares y de la vida pública del Premio Cervantes, además de un hermoso texto a cargo de su primogénita.

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_02

El poeta mexicano Sergio Loo tenía apenas 32 años cuando sucumbió a un cáncer de larga data a principios del 2014.

Poeta y narrador, autor del poemario Claveles automáticos y de la novela House, decía que “la poesía, para mí, es la apertura del lenguaje en muchas posibilidades: un juego”.

Colaboró en Fantasiofrénia. Antología del cuento dañado (2003), Paso al Frente (2004), Descifrar el Laberinto (2005) El fungible: especial de relatos (2006).

Textos suyos han aparecido en Navegaciones Zur y Hermanocerdo. En 2007 publicó en el Fondo Editorial Tierra Adentro, Sus brazos labios en mi boca rodando, título que fue editado en versión digital por la editorial española Foc, en 2013. También publicó Retratos desarmables (Ediciones B, 2011) y Guía Roji (IVEC, 2012).

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_03

Este año también pasará a la historia por una despedida inolvidable, la del adiós definitivo al escritor colombiano Gabriel García Márquez, quien falleció a los 87 años en el Distrito Federal, ciudad en la que vivía desde hace más de tres décadas.

Con el autor de Cien años de soledad va de suyo que es todavía más definitiva la inmortalidad que su partida, un hecho que destacaron los numerosos amigos que se dieron cita en la reciente Feria Internacional del Libro en Guadalajara, para rendirle un sentido homenaje.

Ángeles Mastretta, Pilar del Río, Jaime Abello Banfi, Jorge Franco, Senel Paz, Doris Bravo, María Cristina García, Roberto Pombo Holguín, Claudio López de Lamadrid y Rebeca Grynspan Mayufis compartieron anécdotas del escritor de Aracataca.

Se va aquél que tenía la capacidad de subir al Everest como si fuera a dar un paseo por la tarde. Foto: EFE

Se va aquél que tenía la capacidad de subir al Everest como si fuera a dar un paseo por la tarde. Foto: EFE

Ángeles Mastretta recitó el fragmento de un poema como muchas veces también lo hizo el Gabo frente a ella. Senel Paz contó la vez en que lo llevó a comer langosta de dos dólares en algún lugar recóndito de la ciudad, antes de que el ruido del comedor se viera interrumpido por un grito de alguien alzando un teléfono del tamaño de un ladrillo y anunciara: “¿Alguien aquí se llama Gabriel García Márquez?”, en un acontecimiento de los muchos llevados a cabo durante el año para honrar la memoria y la obra del escritor colombiano.

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_04

En este año se fueron también el crítico y escritor Emmanuel Carballo. Historiador y académico, había nacido el 2 de julio de 1929 en Guadalajara, en cuya universidad estudio Derecho, donde luego fue profesor de Literatura, tras lo cual se incorporó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Entre otros cargos, fue fundador y director general de Editorial Diógenes y cofundador de La Cultura en México, suplemento de la revista Siempre y coeditor con Carlos Fuentes de la Revista Mexicana de Literatura, así como secretario de redacción de la Revista de la Universidad (1954-60).

Entre sus 149 obras destacan libros de poesía, cuento, ensayo, entrevistas, antologías, como Protagonistas de la literatura hispanoamericana del siglo XX y El cuento mexicano del siglo XIX.

Impulsó a varios escritores de la década de los 50, entre ellos, Carlos Fuentes, Carlos Monsivais, Juan García Ponce, Sergio Pitol y Elena Poniatowska.

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_05

El 5 de marzo nos dejaba el filósofo de origen español Luis Villoro, quien fallecía en el Distrito Federal, a los 91 años de edad.

“Ayer fue cumpleaños de mi hermana Renata. Ella vive en España y mi padre levantó el teléfono para hablar con ella y felicitarla. Luego de una breve charla colgó el teléfono y como quien cierra un libro y cumple un ciclo cerró los ojos para morir en paz”, contó su hijo Juan Villoro a la agencia Notimex.

Autor de libros emblemáticos como El proceso ideológico de la revolución de Independencia, “fue un luchador social, un renovador académico, un hombre íntegro, que nunca hizo nada en contra de sus ideas, por eso deja un legado muy grande y una responsabilidad muy alta a todos quienes lo quisimos”, afirmó el autor de El testigo.

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_06

Fueron dos insignes periodistas y magníficos escritores, siempre con el oído atento a las voces populares, sin por ello dejar de estar al día en casi todas las expresiones artísticas, muchas de las cuales cultivaron con pericia.

Las sendas muertes de Federico Campbell y Vicente Leñero dejaron a la cultura nacional sin la presencia de dos hombres sin copia no herencia.

En la reciente FIL, Campbell (1 de julio de 1941, Tijuana / 15 de febrero de 2014, DF) fue recordado como un personaje rodeado de periódicos, siempre atento a las cosas más extrañas, pero sobre todo, como un hombre que jugó un papel importante en la difusión de autores nacionales y extranjeros en México.

Autor de Tijuanenses, Pretexta o el cronista enmascarado, Transpeninsular y La clave Morse, entre otros, fue –al decir de su viuda, Carmen Gaitán- “un erudito sin pretender serlo, sencillo y atento, sobre todo, un amoroso con las personas que quería.

De ahí el encanto de su personalidad, era como un niño dentro de un hombre, le gustaba tanto el silencio como las discusiones. Relataba anécdotas originales, era muy buen conversador”, remarcó.Vicente_Len771ero-4

En pleno desarrollo de la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, los relojes se detuvieron para dar cuenta de la muerte del dramaturgo, novelista y periodista Vicente Leñero, a los 80 años de haber nacido, precisamente, en la capital del Estado de Jalisco.

“Comencé a estudiar periodismo porque pensé que ahí me enseñarían a escribir –me costaba un gran esfuerzo escribir, siempre me ha costado, no soy un escritor: aunque he escrito muchas cosas, la mitad debí no haberlas escrito”, supo decir al crítico Christopher Domínguez Michael.

“Y sí, aprendí a escribir porque había clases de redacción y fui autodidacta, me esforcé por aprender los secretos del lenguaje escrito”, agregaba este intelectual entrañable, reconocido con el Premio Xavier Villaurrutia (2000) y el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Lingüística y Literatura (2001).

Entre sus novelas se encuentran El Cordoncito (1997); Los Pasos de Jorge  Ibargüengoitia (2009); Teatro completo II (2011); Vivir del teatro (2012) y Más gente así (2013). Están también La voz adolorida (1961), Los albañiles (1963), Estudio Q (1965), El garabato (1967), Redil de ovejas (1973) y Los periodistas (1978).

La Premio Nobel sudafricana Nadine Gordimer, los poetas españoles Félix Grande y Leopoldo María Panero, el editor catalán Josep María Castellet España (Barcelona, 1926 – Barcelona, 2014), las españolas Ana María Matute y Ana María Moix fueron algunos de los autores cuyas muertes tuvimos que lamentar en el año que se va.

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_07

“Dormirse ahora, / Y despertar dentro de cien años, amor mío…”, escribió el poeta turco Nazim Hikmet, a quien no le asustaba el siglo XX. En 2014, muchas celebridades literarias se convirtieron en centenarias para la memoria de los muchos lectores que no las olvidan.

De todas las conmemoraciones, la que más destaca es la de Octavio Paz, pero en 1914 nacieron otros 75 escritores que transformaron y enriquecieron la historia de la literatura en el mundo.

El chileno Nicanor Parra, que aún vive en su casa de Las Cruces, el argentino Julio Cortázar, la francesa Marguerite Duras, el inglés Dylan Thomas, el estadounidense William Burroughs;  entre los nuestros, Efraín Huerta, José Revueltas, forman parte de esa larga e inevitable lista que dice algo más que una fecha, obviamente.

Los homenajes no se hicieron esperar y en nuestro país El año de Octavio Paz fue un decreto nacional que incluyó todo tipo de emprendimientos culturales, entre los que se destaca la muestra En esto ver aquello: Octavio Paz en el arte, que en el Palacio de Bellas Artes da cuenta de 228 obras de los artistas más importantes del mundo.

A lo largo de 11 núcleos temáticos, se puede explorar la revelación estética de artistas de diversas nacionalidades a los que Octavio Paz dedicó poemas, ensayos o reflexiones. El público puede entender el arte con los textos del poeta a través de diversas plataformas interactivas, en una exposición que se clausurará en los primeros días del 2015.

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_08

En una entrevista que le hiciéramos recientemente a Jorge Zepeda Patterson, destacaba el escritor y periodista el cierto gusto a revancha que le proporcionó el hecho de coronarse como el primer autor mexicano en ganar el Premio Planeta.

Para el escritor y periodista, las herramientas de la ficción permiten ver la realidad más oscura. Foto: EFE

Para el escritor y periodista, las herramientas de la ficción permiten ver la realidad más oscura. Foto: EFE

Lo hizo merced a la segunda parte de su historia de Los Azules (Los corruptores), salida con el título Milena o el fémur más bello del mundo y que colocó al también director de SinEmbargo en las primeras ligas de la literatura mundial, merced a su afición a la novela negra, sustanciada con lo mucho que escuchó y no pudo contar en los medios a lo largo de una dilatada y más que exitosa carrera periodística. La novela será llevada al cine, según informó oportunamente la editorial Planeta.

El auge de la novela mexicana y muestra de lo mucho e interesante que sucede en nuestro país se vio reforzado con el regreso al género de Héctor Aguilar Camín, quien dio a conocer la muy elogiada Adiós a los padres, inspirada en sus progenitores Héctor y Emma. Esta es nuestra lista de las 10 mejores novelas mexicanas del 2014, un ejercicio tan discutible como gozoso al que nos gusta adscribirnos año tras año.

1)      Autorretrato de familia con perro, por Álvaro Uribe (Tusquets)

2)      Adiós a los padres, por Héctor Aguilar Camín (Penguin Random House)

3)      LadyDi, por Jennifer Clement (Penguin Random House)

4)      Un hombre nacido en Danzig, por Guillermo Fadanelli (Almadía)

5)      Milena o el fémur más bello del mundo, por Jorge Zepeda Patterson (Planeta)

6)      Indio borrado, por Luis Felipe Lomelí (Tusquets)

7)      Dios se fue de viaje, por Beatriz Rivas (Alfaguara)

8)      La balada de los arcos dorados, por César Silva Márquez (Almadía)

9)      Emma, por Francisco Hinojosa (Almadía)

10)   Yo también me acuerdo, por Margo Glantz (Sexto Piso)

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_09

No se trata de ningún modo de un género olvidado. Por el contrario, coincidimos con el escritor Álvaro Enrigue cuando dice que la verdadera renovación de la literatura mexicana se está dando de un tiempo a esta parte a través del género poético más que por la narrativa.

Estos son nuestros 10 títulos elegidos.

1)      Amigo del perro cojo, por Tedi López Mills (Almadía)

2)      Farmacotopía, por Óscar David López

3)      Hasta aquí, por Hernán Bravo Varela (Almadía)

4)      Poemas de amor y misterio, por Luis Felipe Fabre (Almadía)

5)      Apache y otros poemas de vehículos autoimpulsados, por Xitlalitl Rodríguez Mendoza (Mono Ediciones)

6)      Jack Bonner and the Rebellion, por José Eugenio Sánchez (Almadía)

7)      Yendo, por Antonio Calera-Grobet (Cuadrivio)

8)      Canto de mi árbol en el incendio, por Gerardo Grande (Mantarraya)

9)      Dodo, por Karen Villeda (Fondo Editorial Tierra Adentro)

10)   Hay un cielo que baja y es el cielo, por Nadia Escalante Andrade (Textofilia)

.............................................................................................................................................................................................

LIBROS_TITLE_10

En el Palacio de Bellas Artes, el poeta Hugo Gutiérrez Vega celebró 80 años de vida con un recital poético y musical llevado a cabo en la sala Manuel M.Ponce de dicho y renombrado recinto, al tiempo que en Guadalajara recibió el Doctorado Honoris Causa de parte de la UDG.

Casi al final del año se supo que Guadalupe Nettel había ganado el Herralde de Novela con Después del invierno, la historia de un hombre y una mujer que desde ambientes muy distintos cuentan sus pasiones y sus fobias.

En la esfera continental, el novelista David Unger, guatemalteco afincado en Nueva York, se hizo acreedor al Premio Nacional de Literatura en Guatemala

En la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, CONACULTA presentó la iniciativa México20, en compañía del Hay Festival y el British Council. Se trata de 20 autores jóvenes elegidos por Juan Villoro, Guadalupe Nettel y Cristina Rivera Garza, cuya obra narrativa se traducirá al inglés y se dará a conocer en Reino Unido. No hay poetas, a pesar del gran momento que vive este género en nuestro país.

En Bellas Artes, el poeta y sacerdote nicaragüense Ernesto Cardenal festejó sus 90 años de intensa vida, honrando su vocación primaria: la poesía (siempre anterior a la religión, según dijo) con la salida del libro Noventa en los Noventa, que con prólogo de Sergio Ramírez publicó Trilce en México.

Casi mil páginas requirió el periodista catalán Xavi Ayén para construir lo que podría ser considerado el libro definitivo sobre el movimiento más importante de la literatura en castellano durante el siglo XX, que se abrió al mundo desde Barcelona entre 1967 y 1976.

Aquellos años del boom, editado en nuestro país por RBA, es el resultado de una década de investigación a cargo del profesional de La Vanguardia. Entrevistas con los protagonistas y documentos hasta ahora desconocidos dan sustancia a un trabajo que ha merecido el Premio Gaziel de Biografías y Memorias 2013

Poeta joven, amigo de los poetas jóvenes, Sergio Loo representa una gran pérdida para las letras mexicanas. Foto: Cortesía de Sergio Loo

Poeta joven, amigo de los poetas jóvenes, Sergio Loo representa una gran pérdida para las letras mexicanas. Foto: Cortesía de Sergio Loo

La FIL Guadalajara celebró su edición 28 con Argentina como país invitado de honor y anunciando la visita del Reino Unido para el 2015.

“Hace muchos años comencé a darme cuenta de que, mejor o peor, lo que yo tenía para decir con la poesía pues ya estaba casi todo dicho. Me daba mucho miedo repetirme y caer en la receta del poeta que escribe el mismo poema siempre”, dijo en entrevista el poeta español Luis García Montero al presentar su novela Alguien dice tu nombre (Alfaguara).