El secretario de Educación Pública, Alonso Lujambio, afirmó que no dejará el cargo al frente del sistema educativo del país sólo porque se ha señalado que aspira a convertirse en Presidente de México, lo cual es completamente legítimo y está en su derecho como cualquier ciudadano.

Ayer domingo, durante su visita a la capital de Coahuila, el titular de la SEP advirtió que aunque muchas voces piden que renuncie a su cargo, no lo hará, porque al igual que el secretario de Hacienda Ernesto Cordero, dejarían un gran hueco en el gabinete del país y perjudicarían las acciones que impulsa el presidente Felipe Calderón.

Las presiones para que el funcionario deje su cargo se sucedieron luego de que arribó a Saltillo en un jet particular y acompañado de un grupo de seguridad del Estado Mayor Presidencial, por lo que se le cuestionó si está usando recursos públicos para su promoción personal.

En respuesta a quienes piden su renuncia, Lujambio advirtió que, en ese caso, el que también debiera dejar su cargo es el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, quien lleva muchos años promoviendo su imagen y a él no le dicen nada.

“Tengo aspiraciones políticas, creo que tengo méritos y una carrera que respaldan la aspiración al cargo, sé que no soy el único y no quiero compararme con nadie, eso le corresponde a la gente”, contestó cuando fue interrogado sobre la intención de otros aspirantes, como Ernesto Cordero, de quien se dice es el favorito del presidente Felipe Calderón.

 

Son derechos legítimos: Lujambio

Además, este lunes, al participar en un encuentro con la secretaria de Turismo, Gloria Guevara, para anunciar un acuerdo de las tres dependencias para apoyar la capacitación a personal dedicado a ese sector, el funcionario se refirió también a la petición del ex mandatario federal Vicente Fox Quesada, quien también recomendó que los panistas aspirantes a la Presidencia debe dejar sus cargos.

Lujambio Irazábal recordó que el Partido Acción Nacional siempre ha sido democrático y agregó que su presidente, Gustavo Madero, tendrá en su momento la obligación de establecer condiciones equitativas para la contienda interna.

Se trata del ejercicio legítimo de los derechos políticos, aunque de momento “nos encontramos concentrados en nuestras actividades como funcionarios públicos”.

Sin embargo, cuando llegue el momento los precandidatos deberán tomar responsablemente decisiones, sobre todo con base en la posición que cada uno tiene en el gabinete, abundó.

Incluso, el titular de la SEP comentó que el de Acción Nacional será un proceso ejemplar para la selección de candidato presidencial para los comicios de 2012, porque “el partido siempre ha sido democrático”.