México, 20 Jun. (Notimex).- Con la transición a la televisión digital en México existe el riesgo de convertir al país en “basurero tecnológico”, por la cantidad de equipos analógicos que quedarán sin utilidad, advirtió el Observatorio de las Telecomunicaciones de México (Observatel).

Además, lamentó que “se sigan vendiendo televisores analógicos sin avisar a los consumidores la transición que tendrá el servicio y las ventajas de adquirir uno digital”.

Pese a que la política de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) data de 2004, hasta ahora la ciudadanía no ha sido debidamente informada respecto a las implicaciones que tendrá el proceso de digitalización.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de las Tecnologías de la Información en los Hogares (Endutih) que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), a 2010 sólo 13.2 por ciento de las viviendas en el país tenían receptores de TDT.

Observatel señaló que si bien el INEGI es la instancia encargada de obtener datos estadísticos en México, el decreto de 2010 en la materia no considera su participación en mediciones sobre penetración de servicios de televisión digital, parte fundamental para lograr un proceso exitoso.

“Las políticas públicas referentes a la televisión digital deben estar focalizadas a los usuarios y proveer la información sobre el cambio de los equipos receptores y las antenas necesarias para captar esta señal, además de tener una medición confiable sobre el grado de penetración y cobertura”, expuso.

Consideró que la experiencia internacional demuestra que el proceso de transición a la TDT debe comprender a todos los actores involucrados, aunque en México no señala la forma de participación de los concesionarios de televisión ni los permisionarios de radiodifusión.

“Frente a un proceso de transición tecnológica como este es fundamental la inclusión de los ciudadanos mediante campañas amplias de difusión en los propios canales de radiodifusión, entre otras vías, así como apoyos económicos para la adquisición de aparatos receptores”.

El 2 de septiembre de 2010, el Ejecutivo publicó en el Diario Oficial el decreto que establece las acciones para concretar el “apagón analógico” en 2015, el cual está suspendido en tanto se resuelven las controversias constitucionales promovidas por las cámaras de Diputados y Senadores.