Querido u odiado, pero sin puntos intermedios: José Mourinho y sus frenéticos festejos

 

José Mário dos Santos Mourinho Félix, conocido en el mundo del futbol simplemente como José Mourinho, es uno de los mejores directores técnicos que existen en la actualidad. Después de haber desfilado por infinidad de equipos en toda Europa, su estancia en el Real Madrid no podía ser menos exitosa que en sus anteriores clubes.

Sin embargo, además de su gran capacidad para dirigir y para formar oncenas ganadoras, otra gran característica del entrenador portugués es su carácter polémico,mismo que le ha causado bastantes problemas de indisciplina, sobre todo al frente de los “Merengues”, en donde ha llevado la rivalidad con el FC Barcelona a un nivel más apasionado de lo habitual.

A pesar de que el llamado “Equipo del siglo XX” ha iniciado mal esta nueva temporada de la liga española, siempre tiene la alternativa de figurar en otros torneos internacionales en los que normalmente participa. El pasado martes los de la Casa Blanca se estrenaron en la nueva edición de la Champions League recibiendo al actual monarca inglés, el Manchester City, en un encuentro que el Real Madrid ganó sobre la hora con un gol de Cristiano Ronaldo.

No obstante, a pesar de lo emocionante del partido y el dramático final, lo que robó cámara, sin lugar a dudas, fue el exagerado festejo del técnico lusitano.

El árbitro apenas había silbado el final del partido, cuando las redes sociales se inundaron de fotografías, videos, GIFs y hasta memes de la peculiar celebración de Mourinho. Como siempre: muchos lo criticaron, muchos lo celebraron, pero al final nadie se quedó sin opinar. Para José Mourinho estar en el centro de la polémica no es nada nuevo, ya hasta está acostumbrado.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm