Sidney (Australia), 24 jun (EFE).- Varias aerolíneas volvieron a cancelar hoy sus vuelos entre Australia y Nueva Zelanda por el retorno de la nube de cenizas del volcán chileno Puyehue-Cordón Caulle al espacio aéreo neozelandés.

La aerolínea Qantas y su brazo Jetstar, cancelaron tanto sus vuelos domésticos como aquellos entre Australia y Nueva Zelanda, mientras que Pacific Blue, del grupo Virgin, suspendió sus servicios entre las dos orillas del Mar de Tasmania.

Air New Zealand y otras compañías extranjeras siguen operando con normalidad, en la segunda semana de caos en el tráfico aéreo en esta zona del Hemisferio Sur por culpa de la nube de cenizas, según la agencia local NZPA.

Los vuelos de la aerolínea chilena Lan entre Sudamérica y las ciudades australiana de Sidney y neozelandesa de Auckland siguen afectados por la nube de cenizas.

Lan informó ayer en Chile que el martes 21 realizó un vuelo especial de Santiago a Sidney, vía Papeete, y que ha programado dos servicios similares hoy y el sábado 25 de junio.

El meteorólogo de la Autoridad de Aviación Civil, Peter Lechner, dijo que todo parece indicar que la nube de cenizas permanecerá en el espacio aéreo neozelandés hasta mañana.

La semana pasada fueron cancelados por el mismo motivo unos 700 vuelos en Australia y Nueva Zelanda.

El complejo volcánico chileno Puyehue-Cordón Caulle, a más de 9.000 kilómetros de Nueva Zelanda, entró en erupción el 4 de junio y creó una nube de ceniza que alteró las operaciones aéreas en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, así como Australia y Nueva Zelanda.