Videoescándalos de AMLO
La aparición de un video donde la Diputada de Morena, Eva Cadena, recibe 500 mil pesos, que presuntamente servirían para apoyar al líder de su partido, Andrés Manuel López Obrador, ha puesto al tabasqueño en el centro de la polémica. El video aparece justo cuando AMLO se anticipaba a decir que su partido “no recibe dinero de corruptos”, como lo había señalado el Gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quien acusaba a Morena de recibir dinero de Javier Duarte para financiar su campaña. Sobre este tema en El Universal, el periodista Salvador García Soto, escribe que: “por más que López Obrador acuse que a su Diputada le pusieron ‘una trampa’ y argumente ofensivas de ‘la mafia del poder ‘ […], la contundencia de las imágenes […] no deja dudas de la entrega de esos recursos, aceptada de total conformidad por la candidata de Morena […]. Pero la discusión no es sobre montos o quién es más corrupto a partir de la cantidad de dinero ilegal que recibe: el hecho contundente es que, cuando López Obrador pregonaba que ni él ni su partido recibían dinero ‘de corruptos’, a una Diputada de su partido la grabaron recibiendo recursos ilegales y aceptando ser ‘conducto’ para dárselos a él, cosa que no se sabe si finalmente ocurrió. Y aunque la reacción en Morena fue inmediata al cancelar la candidatura de Cadena, López Obrador necesitará más que un video para parar el escándalo […]. Tampoco se trata de desgarrarse las vestiduras, como hizo ayer el dirigente nacional del PRI, Enrique Ochoa, que aprovechó la balconeada morenista para apuntar su dedo flamígero hacia la corrupción ajena, exigir ‘investigaciones’ y hasta pedir la renuncia de su dirigente, cuando el priísmo no explica aún porqué toleró y tapó la corrupción de Javier Duarte por más de 5 años o la de César Duarte, la de Roberto Borge o la de Emilio Lozoya, ex Director de Pemex […]. Pero sin duda López Obrador debe bajarse de la nube y dejar de creer que su sola palabra o la ausencia de riquezas y propiedades que pregona, desactivará la posible existencia de casos de corrupción en su partido. Suponer que porque él no se corrompe tampoco lo hacen todos los que le rodean […] es un error que ya cometió como jefe de Gobierno del DF, cuando creyó […] que René Bejarano no se corrompía ni pedía dinero a su nombre a Carlos Ahumada y otros empresarios. ¿Volverá a tropezar con la misma piedra?”.

En Milenio, el periodista Carlos Marín, critica la actitud de Eva Cadena y pone de manifiesto que el daño ya está hecho. sin importar las acciones que tome, el video escádalo ya ha afectado a AMLO quien hasta el momento había asegurado que su partido no recibía dinero sucio. Ante ello el periodista escribe que: “conmueve la ex candidata de Morena […] al decir que el medio millón de pesos en efectivo lo recibió sin saber que le tendían una trampa, y que se lo ofrecieron ‘empresarios que están preocupados por la situación que atraviesa Veracruz…’. ¿Será verdad, como dijo su correligionaria Yeidckol Polevnsky, que solamente ‘la chamaquearon’? Ese proceder afecta la percepción pública de Andrés Manuel López Obrador, pero Eva trató de justificar su renuncia a la candidatura arguyendo la tontería de no querer ‘afectar la imagen’ del partido y de su dirigente. Además, Polevnsky se equivocó al tratar de desviar el problema en que Eva metió a López Obrador y Morena, diciendo que el video proviene del PAN y afirmando que Miguel Ángel Yunes está detrás del delito, porque acostumbra ‘este tipo de trácalas’. Lo cierto es que Eva dijo que el dinero se lo entregaría en persona a López Obrador. El dinero lo recibió ella. Lo demás es lo de menos”.

Este no ha sido el único video escándalo que ha acompañado a AMLO en su carrerá política. Así lo recuerda en El Universal, el periodista y escritor, Héctor de Mauleón, quien escribe que: “le pusieron una trampa a la ex Diputada Eva Cadena, candidata de Morena a la alcaldía de Las Chopas, Veracruz. Pero todo se hubiera arreglado si Cadena no hubiese mordido el anzuelo […]. De ese modo, la trampa […] se habría derrumbado. Pero no fue así. Cadena se comprometió a entregar el dinero ‘a él directamente’, durante una ‘muestra de fuerza’ que iba a celebrarse en los primeros días de abril en Veracruz […]. El escándalo estalló. El video dado a conocer ayer por EL UNIVERSAL, en el que Cadena recibe gruesos fajos de dinero, se viralizó. Unas horas más tarde López Obrador subió a las redes su respuesta. Acusó a ‘Salinas, Peña, Fox, Calderón y sus socios, achichincles, voceros’ de tratar de destruirlo políticamente ‘como ya lo han intentado muchas veces’. Recordó otros tiempos, cuando se dio a conocer el video en el que ‘Ahumada le da dinero a Bejarano’ […]. Eso ocurrió hace exactamente 13 años. Ante la andanada de videoescándalos, en los que además de su ex secretario Bejarano […] aparecieron recibiendo dinero ilegal varios personajes de su partido, incluso de su gobierno […], López Obrador se deslindó tajantemente de ellos. ‘Yo no soy ladrón’, declaró […]. La sombra del dinero sucio persiguió a López Obrador a partir de entonces. Volvió a alcanzarlo en la campaña de 2012, cuando el artífice de la ‘república amorosa’, el publicista Luis Costa Bonino, fue grabado en una cena con empresarios, mientras intentaba recaudar […] seis millones de dólares para la campaña de AMLO. López Obrador negó conocer al publicista: ‘¿Cómo dices que se llama?’, le contestó a un reportero que lo interrogaba sobre él. Costa reveló, sin embargo, que gracias al cineasta Luis Mandoki fue responsable de la estrategia electoral de AMLO ‘desde su inicio hasta el 31 de mayo de 2012’ […]. Tres casos en 13 años: 2004, 2012, 2017. Los mismos hechos, repetidos a lo largo de esos años, hablan de una forma continua de hacer política. Esa que todo mundo hace y todo mundo niega. La que ayer AMLO intentó ocultar desde su castillo. El castillo de la pureza”.

La supuesta trampa tendida a Cadena, es motivo de análisis para el periodista Carlos Puig, quien en Milenio, pone en duda esta teoría y escribe que: “cuando pienso en una trampa, […] pienso en una trampa como algo que me sorprende, me angustia y me enoja. Pero ese soy yo. Según la Diputada Eva Cadena y Morena, una trampa es otra cosa. Uno va a una oficina o a un cuarto de hotel, se pone a platicar con alguien, ese alguien saca cientos de miles de pesos en efectivo e insiste que son para el jefe de la Diputada, Andrés Manuel López Obrador, que lo están dando porque creen en él y el cambio para México. Ella no solo acepta el dinero, sino que pide unas bolsas, e informa cuándo llegará López Obrador a la ciudad y cuándo le entregará ese dinero. Eso, es una trampa, dicen los de Morena. La Diputada ha renunciado a su candidatura […], insiste que eso fue una ‘treta’, pero no nos dice quiénes fueron los ‘emisores’. Es decir, los presuntos tramposos. Luego vino la respuesta del líder de Morena […]. Ni una palabra sobre el hecho en sí, muchas palabras sobre la ‘mafia del poder’, que si fue un cuatro, que si tienen miedo, que si él es honesto. Olvida López Obrador su mejor momento en la campaña de 2012, cuando en un debate, frente al ataque de Enrique Peña Nieto mencionando aquellos videos de las ligas y René Bejarano y de su secretario de Finanzas en Las Vegas, contestó que la diferencia era que Bejarano y Ponce habían pisado la cárcel, al contrario de, por ejemplo, Arturo Montiel. Es decir, el asunto de la corrupción no puede estar desligado de la impunidad. Y la impunidad es un asunto de instituciones, de rendición de cuentas. López Obrador insiste en pedirnos que la apuesta de 2018 sea sobre su persona, que él es honesto. Que es un asunto de voluntarismo. Me parece que mantener ese discurso es, eso sí, una trampa, contra sí mismo y a sus aspiraciones”.

Sin embargo, quien apoya la hipótesis de que todo se trate de un plan de desprestigio para Morena es la columna de trascendidos Templo Mayor, del diario Reforma, pues asegura que: “luego del videoescándalo que le estalló a Andrés Manuel López Obrador y que ya le costó perder una candidata en Veracruz, la pregunta de fondo es: ¿quién podría gastarse 500 mil pesos sólo para desprestigiar al tabasqueño?  No hay que ser Sherlock Holmes para darse cuenta de que a Eva Cadena le pusieron un cuatro… en el que cayó redondita al aceptar el medio millón de pesos ‘para López Obrador’. Si se los dio o no al precandidato presidencial en el mitin en Las Choapas, ya es otro problema. El hecho videograbado es que sí recibió el dinero. Seguramente el dirigente de Morena es el más interesado en saber quién fue la generosa donante que le envió 500 mil pesos en una bolsa de papel. ¿O a poco ya nadie va a hablar del tema? Es pregunta”.

No obstante, el donante no debe ser un secreto para Cadena. Así lo manifiesta en el Excélsior, el periodista especializado en temas parlamentarios, Francisco Garfías, pues asegura tener “la impresión de que Eva Cadena sabe quién le dio el medio millón de pesos dizque para López Obrador, pero no lo dice. No tiene lógica ir a una reunión con representantes de empresarios de Coatzacoalcos que nunca ha visto, recibir esa cantidad de dinero, pedir una ‘bolsita’, para meter los billetes, y retirarse con la lana. La ahora excandidata de Morena a la alcaldía de Las Choapas, Veracruz, […] jura que el medio millón se lo dio una señora de alrededor de 40 años, pelirroja, que llevaba lentes […]. Ante la evidencia, Eva confiesa que se equivocó. Se justifica diciendo que le vieron la cara sobre las verdaderas intenciones de los anónimos donadores. Una y otra vez recalcó que no es cercana a ‘El Peje’. ‘Él no tenía conocimiento. Mi relación con él no pasa de un ¡hola, señor! ‘, asegura en un comunicado a la opinión pública. Por supuesto que afirma que devolvió el dinero y que no hubo más comunicación. O sea, no hay con quién verificar esa versión. ‘Me duele saber que fui parte de una treta ruin y cobarde’, puntualiza en un comunicado. Historia difícil de creer. Ni los de Morena la avalan”.

Campañas Edomex
La elección para Gobernador en el Estado de México sigue siendo tema. Ante ello en el Excélsior, su columna de trascendidos, Frentes Políticos, recuerda que “hoy por la noche se realizará el primer debate entre candidadatos a gobernar el Estado de México. Alfredo del Mazo, PRI; Josefina Vázquez Mota, PAN; Delfina Gómez, Morena y Juan Zepeda, PRD; Óscar González, PT, y Teresa Castell, independiente, se darán hasta con la cubeta, se acusarán de todo y recurrirían a la fórmula de las promesas. Los candidatos saben que es la hora de convencer al electorado con buenas ideas. Los contendientes no deben olvidar que los ciudadanos quieren propuestas y no lodo discursivo”.

En El Universal, su columna de trascendidos Bajo Reserva, asegura que: “todo parece estar bajo control en la campaña de la aspirante panista a la gubernatura del Estado de México, Josefina Vázquez Mota, pues su principal operadora, su hija María José Ocampo Vázquez, se da tiempo para la diversión en medio de la reñida contienda electoral. Nos comentan que doña María José se pasó un gran fin de semana en la feria de Aguascalientes. Acudió a la corrida de toros y el viernes por la noche al palenque para cantar a todo pulmón en el concierto de Alejandro Fernández. En la mayoría de las encuestas los números no favorecen a Vázquez Mota, pero seguramente en su campaña tienen las buenas, las que indican que van arriba y que pueden dedicarse sin preocupaciones a la diversión”.

Votación
En Milenio, su columna de trascendidos Trascendió, asegura que: “la multicitada propuesta contra los espectáculos de mamíferos marinos será llevada por tercera vez a votación este martes, y aunque las apuestas indican que el PRI, el PVEM y aliados finalmente lograrán su aprobación, su destino más probable en el Senado es la congeladora, a solo cinco días de concluir el periodo ordinario de sesiones”.