México, 27 Mar. (Notimex).- La Cofepris destacó que no hay prueba científica alguna que sea convincente de que las señales de radiofrecuencia procedentes de estaciones de base y de redes inalámbricas tengan efectos adversos en la salud pública.

De esta manera contestó respecto a la orden que le giró el Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI) de buscar nuevamente información sobre los posibles efectos a la salud por la exposición a las antenas de telecomunicaciones.

En un comunicado, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) resaltó que responderá en tiempo y forma al IFAI.

Sostuvo que “de conformidad con toda la evidencia científica disponible y los lineamientos emitidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay ninguna prueba científica convincente de que las señales de radiofrecuencia procedentes de estaciones de base y de redes inalámbricas tengan efectos adversos en la salud pública”.

También se solicita información sobre la posibilidad de tener una Norma Oficial Mexicana a fin de establecer límites máximos de exposición para seres humanos cercanos a emisores de campos electromagnéticos en el entorno de las telecomunicaciones.

Ante ello, la Cofepris precisó que no ha participado en la elaboración de ningún anteproyecto, ya que es competencia exclusiva de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel).

“La propia Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) inscribió ese tema en su proyecto de Programa Nacional de Normalización 2013. Hasta la fecha, el IFAI no ha notificado a la Cofepris la resolución en comento”, puntualizó.