“Ha sido una experiencia muy enriquecedora porque retomar este texto clásico con todo lo que estamos viviendo en la actualidad las redes sociales, las fake news, todas esta vigilancia que se hace a través de nuestro dispositivos se da una nueva lectura a algo ya tan visitado y tan revisado como es este texto de Orwell”, contó Constantino Morán a Magazine.

Ciudad de México, 1 de septiembre (SinEmbargo).- 1984 es un adaptación creada por Robert Icke y Duncan Macmillan de la obra del mismo nombre de George Orwell, que bajo la dirección de José Manuel López Velardelleva al público a cuestionarse y reflexionar sobre el mundo en el que vivimos.

En 1984 “El Partido” domina todo, pensar es un crimen y no se sabe qué es verdad. Winston Smith comienza a escribir un diario y con esto se cuestiona los fundamentos del lugar en el que vive, descubre la existencia de un grupo de disidentes conocidos como “La Fraternidad”, conoce a una mujer de nombre Julia y experimenta un amor que lo cambia, sin embargo, Big Brother siempre observa.

“Ha sido una experiencia muy enriquecedora porque retomar este texto clásico con todo lo que estamos viviendo en la actualidad las redes sociales, las fake news, todas esta vigilancia que se hace a través de nuestro dispositivos se da una nueva lectura a algo ya tan visitado y tan revisado como es este texto de Orwell”, contó Constantino Morán a Magazine.

Constantino destacó el impacto del tema en el público que ha reaccionado de diversas maneras, desde la más efusiva para demostrar su agrado hasta aquellos que abandonan la sala de teatro porque es algo que realmente los ha movido.

“El acercamiento con el público ha sido bastante positivo con todo y que la obra es bastante incomoda, no es una obra de la que sales con un sentimiento de esperanza y algo reconfortante sino lo contrario, sales pensando muchas cosas cuestionándote muchas cosas sobre la realidad, sobre tu relación con el poder y con tus semejantes, y con todo y todo hemos visto la audiencia ha recibido bastante bien a la obra. Hay momentos que podrían ser muy incómodos porque las imágenes son fuertes y perturbadoras y no te voy a negar que hay personas que se han levantado y se han ido poqrue se han sentido muy movidas por lo que están viendo pero la gente que se queda y permanece, que es la gran mayoría, al final reaccionan muy efusivamente y demostrando que le gustó el trabajo”, dijo Morán.

Robert Icke y Duncan Macmillan realizaron la adaptación. Foto: Especial

“Es una obra brutal, así como la novela es brutal, la obra no se queda atrás”.

El actor agregó que la gente podrá reconocer muchos pasajes de la novela en la obra así que los admiradores del texto literario no extrañarán nada. Icke y Macmillan se basaron en la ultima parte de la novela que es muchos años después de 1984 en la que incluso se duda de la existencia real del protagonista y “eso le da totalmente otra lectura a la novela, le da una lectura como de un texto sagrado”.

“Es una obra muy dinámica con mucha acción, es visualmente muy atractiva y a pesar de que está basada en una novela tiene mucha información, es una obra muy activa y te mantienen en el borde del asiento todo el tiempo porque todo lo que está pasando tiene unas implicaciones muy grandes, es una obra que no te deja apático, no te deja fuera y siempre te involucra, el público está todo el tiempo involucrado en lo que está sucediendo, en la obra, es un público bastante activo y es un público que te pone a pensar”, refirió Constantino Morán.

El elenco está integrado por Antón Araiza, Constantino Morán, Vanesa Restrepo, Terence Strickman, Angie Vega, Alfredo Herrera, Alberto Eliseo, Evan Regueira y Julieta Luna.

La dirección está a cargo de José Manuel López Velarde. Foto: Especial

Dónde: Teatro Helénico (Av. Revolución 1500, Guadalupe Inn, Ciudad de México)
Funciones: viernes 20:30 horas, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas.
Temporada: hasta el 8 de septiembre