Yeidckol Polevnsky Gurwitz, secretaria general del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dice en entrevista con SinEmbargo que los panistas que quienes ahora denuncian el uso de las instituciones para golpear a Ricardo Anaya Cortés, olvidaron cuando Vicente Fox Quesada, ex Presidente de la República, hizo lo mismo en contra de Andrés Manuel López Obrador cuando solicitó al Congreso de la Unión a través de la Procuraduría General de la República (PGR) el desafuero en contra del tabasqueño.

“¿Quién va a votar por un currículum de corrupción? Nadie. Yo creo que la gente ya ha visto con mucha claridad el doble lenguaje y mensaje que usa: el que primero le echara todas las porras a las reformas estructurales, que eran lo máximo de la tierra. Ellos han estado atrás del aumento de la gasolina, de todo, y ahora dice que no. Son padre y madre de las reformas”, apunta la morenista.

Ciudad de México, 2 de marzo (SinEmbargo).– Los panistas que ahora denuncian el uso de las instituciones para golpear a Ricardo Anaya Cortés, candidato a las Presidencia de la República por la alianza “Por México al Frente”, se olvidaron que ellos hicieron exactamente lo mismo con Andrés Manuel López Obrador, dijo Yeidckol Polevnsky Gurwitz, secretaria general del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en entrevista con SinEmbargo.

“No suena nada claro que ellos se quejen por el uso de las instituciones, cuando ellos hicieron exactamente lo mismo en contra de Andrés Manuel. Nada más se quejan cuando les toca a ellos”, criticó la líder partidista.

Entre 2004 y 2005, López Obrador vivió un proceso de desafuero orquestado y ordenado por el entonces Presidente de la República Vicente Fox Quesada.

El Gobierno panista solicitó por medio de la Procuraduría General de la República (PGR) un juicio de desafuero al Congreso de la Unión en contra del entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal. Pasaron 13 años de aquel momento y hoy la situación se ha revertido para un abanderado del Partido Acción Nacional (PAN): Anaya Cortés, el candidato de los partidos blanquiazul, de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) acusa al Gobierno priista de Enrique Peña Nieto de utilizar a la misma institución para golpear a un opositor.

En 2006, López Obrador acusó también a Vicente Fox de utilizar al entonces Instituto Federal Electoral (IFE) para cometer un fraude electoral y llevar a la Presidencia de la República a otro panista, a Felipe Calderón Hinojosa.

“Si [Anaya] quiere ser candidato a la Presidencia, tiene que dejar muy bien claro todo su comportamiento. De dónde salieron todos los recursos de los que ha hecho uso”, argumentó Polevnsky Gurwitz.

 

Días negros para Ricardo Anaya. Foto: Gustavo Becerra, Cuartoscuro

Desde hace varios días, el escándalo por los bienes y riqueza de Ricardo Anaya se ha acrecentado. La venta de una nave industrial en 54 millones de pesos que habría funcionado para lavar dinero mantiene al panista en el ojo del huracán.

La PGR abrió una investigación en contra de Manuel Barreiro Castañeada, quien supuestamente orquestó la red de lavado de dinero  través de empresas fantasma, que ya ha sido boletinada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Anaya Cortés ha reiterado que es objeto de una guerra sucia implementada desde el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de cara a las elecciones de julio próximo.

“En los últimos días se han ducho muchas mentiras en mi contra. Es el PRI que ha utilizado a la PGR para hacer toda esta guerra sucia; lo han hecho porque van perdiendo y están completamente desesperados en un lejano tercer lugar. Ya no saben cómo levantar la campaña en ruinas de su candidato José Antonio Meade [Kuribreña]. Lo que quieren es engañar a la gente”, dijo Anaya Cortés en un video publicado recientemente en su cuenta de Twitter.

Junto con Ricardo Anaya panistas como Santiago Creel Miranda y Diego Fernández de Cevallos han respaldado su versión y exigido al Gobierno de Peña Nieto dejar de usar a las instituciones, como a la PGR y el SAT en contra del candidato frentista, quien en un hecho inédito fue exhibido en un video grabado por el sistema de vigilancia de la PGR cuando acudió a la dependencia a presentar su declaración por escrito.

La PGR sostiene que la grabación se dio a conocer porque es de “interés público”. Lo que la ha generado un aluvión de críticas de diversos sectores ante el inusual hechos en tiempos de campaña.

NADIE VOTARÁ POR UN CV  “DE CORRUPCIÓN”

La secretaria de Morena apuntó que no hay posibilidad de que Ricardo Anaya Cortés llegue a Los Pinos ante su historial.

“No va a llegar. No tiene ninguna posibilidad de llegar. ¿Quién va a votar por un currículum de corrupción? Nadie. Yo creo que la gente ya ha visto con mucha claridad el doble lenguaje y mensaje que usa: el que primero le echara todas las porras a las reformas estructurales, que eran lo máximo de la tierra. Ellos han estado atrás del aumento de la gasolina, de todo, y ahora dice que no. Son padre y madre de las reformas”, dijo Polevnsky Gurwitz

Yeidckol afirmó que “el problema de Anaya es que es bipolar”, porque “un día dice una cosa y al otro exactamente lo contrario. No tiene escrúpulo alguno”.

Las últimas encuestas colocan a Ricardo Anaya en un segundo lugar en la intención del voto para los comicios del 1 de julio. En un lejano tercer lugar se ubica José Antonio Meade, el candidato del PRI.

Pero para la morenista los asesores de Anaya Cortés venden una mentira a la población al afirmar que su candidato va en un crecimiento constante en las encuestas.

“Porque son convencidos de que una mentira, si se repite muchas veces se termina aceptando como verdad. Es una visión muy fascista, son neonazis. Ellos dicen que constantemente están creciendo, pero es mentira”, dijo.

Yeidckol señaló además que al interior del PAN hay una desbandada hacia Morena. “No tiene ni siquiera a la gente panista que ahora voltean a Morena y se están viniendo enormes, grandes cantidades de panistas. Allá en Nuevo León en la reunión que tuvo Andrés Manuel con empresarios, la gran mayoría eran panistas. Lo panistas no quieren a Anaya”.