Integrantes del FRENA protestaron contra AMLO. Foto: Crisanta Espinosa Aguilar, Cuartoscuro.

Acerca de la caravana vehicular contra AMLO, como diría Judith Reyes pero a contrario sensu, entonces nosotros pedíamos y ellos nos contestaban, ahora ellos piden que se vaya AMLO, así que nos toca contestar “pidan lo que quieran, pero al Señor que está en el Cielo”.

Acerca de la violencia generalizada en Estados Unidos, que estalló a partir de que un policía imbécil, creyéndose intocable porque su ídolo es presidente de la nación, acabó con la vida de un afroamericano; en aquel país, la vida de los negros se respeta en la medida en que obedezcan al sistema racista, y hoy el país de las hamburguesas siente el odio racial , así como las minorías no blancas han sentido el odio del sector blanco más inhumano y retrógrada, que cobró fuerza por el lenguaje y las actitudes agresivas y racistas de Trump. La reflexión es sencilla, siembra vientos y cosecharás tempestades.

Finalmente, en México se ha iniciado el camino hacia la nueva normalidad, partiendo del semáforo epidemiológico en rojo; pero se les confía demasiado a los dueños de los negocios, de las fábricas y del comercio, se les permite abrir bajo una manifestación de buena voluntad, de que obedecerán los protocolos de seguridad y prevención para evitar contagios, y también seguimos confiando en la buena voluntad de los ciudadanos para mantenerse en casa. La confianza en los seres humanos puede llevar a las acciones más heroicas, pero también a las más mezquinas y miserables, hay que estar con un ojo al gato y otro al garabato.