119 periodistas han sido asesinados -doce de ellos mujeres- desde el año 2000 a la fecha; 20 han desaparecido desde 2005 y se han cometido 50 atentados contra instalaciones de medios de comunicación.

Fotografía de una protesta de periodistas tomaba en 2015 por el fotoperiodista, Ruben Espinosa quien, después fue asesinado en la CdMx. Foto: Cuartoscuro

Fotografía de una protesta de periodistas tomaba en 2015 por el fotoperiodista, Ruben Espinosa quien, después fue asesinado en la CdMx. Foto: Cuartoscuro

México, 2 noviembre (SinEmbargo/EFE).- El aumento de las agresiones a los periodistas en México y la impunidad que prevalece en el 90 % de los casos afecta “el ejercicio pleno de la libertad de expresión y la consolidación democrática”, denunció hoy la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Con motivo del Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, el organismo subrayó que quien atenta contra el ejercicio de la libertad de expresión también lo hace contra la sociedad mexicana y sus instituciones democráticas.

Por ello, apuntó en un comunicado, “es urgente que todas y cada una de las agresiones o crímenes contra periodistas se investigue, esclarezca y sancione conforme a derecho”.

Solo en el 10 % de las agresiones a periodistas o a medios de comunicación hay “sentencia condenatoria y en el 90 % restante hay impunidad, lo que genera un clima adverso para el ejercicio periodístico y genera espacios de autocensura”, aseveró.

En una recomendación emitida en febrero de 2016, la CNDH pidió que en cada indagatoria relacionada con agravios a periodistas se esclarezcan los hechos y se agoten las líneas de investigación, sobre todo la relacionada con el ejercicio de la labor periodística.

Además, se pronunció a favor de que las procuradurías de justicia cuenten con fiscalías o unidades especializadas en la investigación y persecución de los delitos contra el ejercicio periodístico, especialmente en los estados como Veracruz donde hay un elevado índice de ataques a periodistas.

De acuerdo con cifras de la CNDH, del 2000 a la fecha 119 periodistas han sido asesinados -doce de ellos mujeres-; 20 han desaparecido desde 2005 y se han cometido 50 atentados contra instalaciones de medios de comunicación.

La institución reiteró hoy su compromiso de trabajar con todos los actores sociales para erradicar la violencia contra los comunicadores y poner fin a la impunidad, con el objetivo de que los crímenes sean esclarecidos y los responsables llevados ante la justicia. EFE