El mapa fue creado como parte de un estudio de diciembre de 2018 publicado en la revista American Psychologist. Investigadores de la UC Berkeley se propusieron analizar “explosiones vocales” o exclamaciones cortas y no verbales. Registraron más de 2 mil explosiones vocales de 56 participantes masculinos y femeninos.

Por Samantha Cole; traducido por Daniela Silva

Ciudad de México, 3 de marzo (Vice Media/SinEmbargo).- Este mapa interactivo construido por científicos de UC Berkeley te permite escuchar toda la gama de emociones no verbales en gritos, suspiros y gemidos.

Si pasas el mouse por todo el mapa rápidamente, es una cacofonía de agonía e histeria. Si exploras una sección a la vez es como si escucharas a un grupo de personas atemorizadas, torturadas o teniendo una orgía, dependiendo de la sección. En realidad, si dejas volar tu imaginación, todas suenan a un orgasmo.

El mapa fue creado como parte de un estudio de diciembre de 2018 publicado en la revista American Psychologist. Investigadores de la UC Berkeley se propusieron analizar “explosiones vocales” o exclamaciones cortas y no verbales. Registraron más de 2 mil explosiones vocales de 56 participantes masculinos y femeninos (algunos eran actores vocales profesionales, otros no) de lugares y culturas de Estados Unidos, India, Kenia y Singapur. El investigador reclutó a mil personas que utilizaron el mercado del Turk Turk de Amazon para analizar estas respuestas.

Descubrieron que el análisis de las ráfagas vocales se realizó por medio de múltiples tipos de emociones, incluyendo diversión, enojo, temor, confusión, desprecio, satisfacción, deseo, decepción, disgusto, angustia, éxtasis, euforia, vergüenza, temor, interés, dolor, realización, alivio, tristeza, sorpresa positiva y negativa, simpatía y triunfo.

Después, los investigadores tomaron muestras de los sonidos de reacción de videos de YouTube con escenas de bebés cayendo o de cachorros siendo acariciados. Ochenta y ocho adultos revisaron estos sonidos y, nuevamente, los clasificaron en 24 emociones.

Colocaron los sonidos y el análisis emocional en un diagrama de dispersión interactivo, donde cada punto emocional del mapa se divide en sus partes, según la forma en que las personas interpretan el sonido. Por ejemplo, cerca del centro del “éxtasis” es 33 por ciento de éxtasis, 33 por ciento de alivio, 8 por ciento de satisfacción, 8 por ciento de decepción, 8 por ciento de disgusto y 8 por ciento de angustia.

“Estos resultados muestran que las expresiones emocionales influyen en nuestras interacciones sociales con declaraciones enérgicas de nuestros sentimientos internos que son difíciles de fingir, y en los que confían nuestros amigos, compañeros de trabajo y seres queridos para descifrar nuestros verdaderos compromisos”, dijo en un comunicado de prensa, el autor principal del estudio, Alan Cowen, estudiante de psicología en la UC Berkeley.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Vice Media. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.