Según reportes de prensa local, los afectados refieren que llevan varias décadas de vivir en dicho lugar, por lo que consideran injusto el desalojo y se espera que en las próximas horas de presenten maquinarias con el fin de demoler las construcciones. También refieren que que existen intereses de políticos locales y empresarios para hacerse de los terrenos.

Ciudad de México, 3 de mayo (SinEmbargo).– Elementos de la Policía Estatal de Yucatán y pobladores se enfrentaron la tarde de este martes durante un desalojo ocurrido en la comunidad de Chablekal.

Dos integrantes de la Organización Civil de Derechos Humanos “Indignación A.C.” y cuatros pobladores fueron detenidos, entre ellos un menor.

Los efectivos de seguridad allanaron la iglesia de Chablekal para impedir que se tocaran las campanas de la misma, efectuaron un desalojo e impidieron la supervisión de respeto a los derechos humanos, denunció Indignación.

Según información de la Jornada Maya, los policías lanzaron gases lacrimógenos a la población que intentaba impedir el allanamiento, incluidos mujeres y niños. Y otros miembros de la organización local habrían sido violentados y amarrados por policías.

Habitantes del municipio han impedido en dos ocasiones anteriores el desalojo de una familia, incluyendo a un anciano.

El abogado Jorge Fernández Mendiburu y la directora de comunicación de la organización Martha Capetillo Pazos fueron detenidos de manera arbitraria y subidos a la patrulla el número 6262, según dio a conocer el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Centro Pro).

Los efectivos de la Policía Estatal los detuvieron cuando realizaban labores de observación frente al desalojo de una familia. Mientras que el abogado Orvelín Montiel Cortés, colaborador de la misma organización, fue lesionado por los uniformados cuando solicitaba información sobre los hechos, denunció el Centro Pro.

Posteriormente fueron liberados, según informó el Fernández Mendiburu, aunque señaló que otras cuatro fueron detenidas y trasladadas a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), entre ellos un adolescente de 15 años.

Previamente, el Centro Pro exigió la liberación inmediata y que se garantice la seguridad de Jorge Fernández Mendiburu y de Martha Capetillo Pazos. Además de que se inicie una investigación inmediata “en contra de los elementos de la Policía Estatal que participaron en la agresión y en la privación ilegal de la libertad”.

Según reportes de prensa local, los afectados refieren que llevan varias décadas de vivir en dicho lugar, por lo que consideran injusto el desalojo y se espera que en las próximas horas de presenten maquinarias con el fin de demoler las construcciones. También refieren que que existen intereses de políticos locales y empresarios para hacerse de los terrenos.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de informó que una vez liberados los dos activistas inició las investigaciones por los hechos ocurridos en Chablekal.