Las vallas que rodean la entrada del Hospital Austral se han llenado de pancartas en apoyo a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien este miércoles será operada de un cáncer tiroideo que, hasta el momento, se ha confirmado sin metástasis. Hasta ahí han llegado cientos de militantes kirchneristas que instalaron tiendas de campaña y colgaron mantas con leyendas como: “Avanti morocha (morena)”, “Kristina todos a tu lado” y “No hay nada más saludable que el amor entre el pueblo y la Presidenta”, entre otras.

La enfermedad de la señora Presidenta tiene en Argentina en vilo, desde que el pasado 27 de diciembre el portavoz de su gobierno anunciara que el cáncer de la viuda de Néstor Kirchner estaba circunscripto a la glándula y no había signos de metástasis.

Pero también, el tema ha servido para revivir un video de septiembre de 2009 que evoca las teorías de la conspiración. En las imágenes aparece la presidenta Fernández de Kirchner cuando es informada que estaba siendo “atacada quimícamente con agro tóxicos biocidas en sus ventanas en la Quinta Presidencial de Olivos”.

Los especialistas, miembros del grupo terapéutico Juana Azurduy, del Hospital “Paroissien de la Matanza” informaban y advertían a la mandataria argentina de las fumigaciones que la empresa TBA realizaba cada 15 días y “que le podían causar cáncer”.

“Esta fumigación sólo se utiliza en enemigos de las empresas multinacionales, en Colombia, en Vietnam”, le aseguraban los especialistas en una improvisada charla.

De acuerdo con el diálogo que se capta en ese video, los denunciantes le aseguraban que a sólo unos 20 metros de donde ella paseaba con su marido, el ex presidente Nestor Kirchner (quién aún estaba vivo), la empresa Trenes Buenos Aires (TBA), concesionaria de las Líneas Mitre y Sarmiento de ferrocarril de pasajeros, fumigaba cada 15 días para “destruir la maleza en sus vías”.

Sin embargo, estos químicos también alcanzaban a rociar las ventanas de la Quinta Presidencial Olivos, situada en la localidad de Olivos, provincia de Buenos Aires.

En la quinta también han habitado diferentes presidentes, entre ellos Juan Domingo Perón, quien muriera en ella durante el ejercicio de su presidencia el 1 de julio de 1974.

Los especialistas también le manifestaron que esto podía llegar a resultar en un “magnicidio”. “Ante sólo algunas exposiciones al producto, testigos revelaron baja presión, dolor de garganta, alergias y otros problemas de salud”, advertían a la mandataria.

“A mí me gustaría que ustedes se presentaran en la comisión que se creó en el Ministerio de Salud, y en el ámbito de la comisión de salud para exponer todo esto”, respondía la Presidenta a las advertencia, después de contar cómo realizaba sus paseos a 20 metros de la línea del tren, mientras recorría el perímetro de la localidad.

¿QUÉ TAN PELIGROSO ES EL QUÍMICO?

Además de afectar a la salud, los productos crean daños irreversibles a nivel ambiental, declaró en su portal el Observatorio Agro Tóxico que denunció a TBA en agosto 2009.

“La vegetación verde, que normalmente crecía a los costados de las vías, se transformó primero en hilos negros y luego desapareció misteriosamente, se desintegró. Este fenómeno se dio tanto en gramíneas (hojas encintadas) y pasto, como en las trifoliadas, las plantas de hojas anchas, como las enredaderas y las campanillas” denunció la organización.

“Se está generando un impacto ambiental que afecta a la biodiversidad del ecosistema urbano y a la cadena trófica, pues por ejemplo, hace tiempo que no se observan mariposas, ni abejas, ni ranas que antes sí se hallaban con facilidad, y que son benignas porque se alimentan de insectos”.

PRESIDENTES LATINOAMERICANOS CON CÁNCER, ¿CONSPIRACIÓN O CASUALIDAD?

La jefa de Estado argentina, Cristina Kirchner es la quinta líder de América Latina en padecer cáncer en los últimos dos años. El ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva fue diagnosticado recientemente de un tumor en la laringe y su sucesora, Dilma Rousseff, se curó de un cáncer en el sistema linfático.

En tanto, el presidente paraguayo, Fernando Lugo, padeció un linfoma no-Hodgkins, no agresivo, y su colega venezolano, Hugo Chávez, dijo haber superado un tumor alojado en la pelvis.

El propio Presidente de la República de Venezuela calificó de extraña la aparición de cáncer en varios presidentes latinoamericanos y sugirió la posibilidad de que estos fueran inducidos.

“No sería extraño que hayan realizado un tecnología para inducir el cáncer y se descubra dentro de 50 años, no lo sé, pero esto es muy extraño y dejo la reflexión”, aseveró Chávez durante un acto de salutación a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Recordó que recientemente el presidente de Guatemala, Álvaro Colón, pidió perdón en nombre de su gobierno al país pues se descubrió que los Estados Unidos y agencias como el FBI lanzaron una operación biológica, química y radiológica, con enfermedades venéreas.

La analista política Eva Golinger apunta que “no es ningún secreto el hecho de que hace unos 40 ó 50 años la CIA y el gobierno de Estados Unidos desarrollaron armas biológicas y las han estado utilizando”.

En el contexto del cáncer diagnosticado durante los últimos dos años a cinco líderes latinoamericanos, Golinger señala que “se podría especular también sobre que se habría desarrollado una manera de inducir una enfermedad fatal a un adversario”.

La experta destaca que este hecho no le parece “algo que esté muy fuera de la realidad que estamos viviendo”.

El gobierno de Estados Unidos simplemente respondió a las acusaciones de Hugo Chávez como “horribles y reprobables”; así lo dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland en conferencia de prensa, asegurando que las mismas no merecían mayor respuesta.

CIRUGÍA,  SIMPATIZANTES Y ESTRICTA SEGURIDAD

Ayer, la presidenta de Argentina, Cristina Kirchner, de 58 años de edad, se preparaba para ser operada de su cáncer tiroideo, mientras sus más cercanos allegados y simpatizantes “oficialistas” realizan una vigilia en las inmediaciones del hospital, ubicado en Pilar, una ciudad de la provincia de Buenos Aires, que se encuentra a 54 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

En el establecimiento, además, se reforzó la seguridad exterior y también a nivel interno, con medidas como posponer la atención no urgente de los pacientes.

Un equipo médico encabezado por el especialista Pedro Saco la operará en el hospital privado Austral, uno de los centros privados de salud de alta tecnología más importantes de Argentina, a las 11:30 (hora local) del miércoles 4 de diciembre de 2012.

Los especialistas consideran que la intervención tiene muy buen pronóstico y que luego Kirchner podrá desarrollar su actividad con normalidad.

“Las perspectivas son excelentes y uno no esperaría ningún tipo de evolución posterior del tumor tras la operación”, dijo el oncólogo Mario Bruno, miembro de la Asociación Argentina de Cancerología.

La presidenta, quien asumió su segundo mandato el 10 de diciembre, permanecerá internada 72 horas y su convalecencia se extenderá hasta el 24 de enero, período en el cual el vicepresidente, Amado Boudou, quedará al mando del Gobierno.

Ambos se reunieron en las horas previas a la intervención para dar “las puntadas finales de la agenda de temas pendientes” que se deberán seguir durante su licencia.

“Voy a seguir trabajando con el mayor de los compromisos y quiero agradecer todo lo que puedan hacer por Argentina, por ella es por lo único que pido”, dijo Kirchner el 29 de diciembre de 2011, en un acto con gobernadores argentinos en la Casa Rosada.