El hermano de “Billy” Álvarez detalló que solicitó la aplicación de un criterio de oportunidad y rindió una entrevista a las autoridades, donde presentó pruebas para facilitar las indagatorias en las que es involucrado.

Ciudad de México, 5 de junio (SinEmbargo).- Alfredo Álvarez, vicepresidente de la Cooperativa Cruz Azul, se deslindó de las acusaciones por lavado de dinero en contra de su hermano Guillermo “Billy Álvarez” y aseguró contar con pruebas.

En un comunicado al que tuvieron acceso diferentes medios nacionales, Alfredo Álvarez señaló que, respecto a la investigación en la que ha sido señalado su hermano y Victor Garcés, no dispuso ilegalmente de los bienes y el patrimonio de la cooperativa.

“…al estar relacionado en investigaciones que realiza la FGR por diversos hechos con apariencia de delitos graves en mi contra, derivó que mi equipo de abogados analizamos la posición que tengo en ese procedimiento legal al concluir que no he dispuesto o administrado indebidamente el patrimonio y bienes de la empresa Cooperativa La Cruz Azul”, se advierte en el documento.

En este sentido, el hermano de “Billy” Álvarez detalló que solicitó la aplicación de un criterio de oportunidad y rindió una entrevista a las autoridades, donde presentó pruebas para facilitar las indagatorias en las que es involucrado.

“Cuento con información esencial y eficaz para facilitar las investigaciones que por los delitos de delincuencia organizada y operaciones de procedencia ilícita (…), por lo que solicité la aplicación de un criterio de oportunidad a mi favor y rendí mi entrevista a la autoridad correspondiente”, se lee.

En el mismo sentido, Alfredo Álvarez dijo que el hecho de que haya hecho su solicitud para cooperar con las autoridades, no significa “el reconocimiento de mi participación en la comisión de uno o varios hechos en agravio el patrimonio de la empresa (…), sino solo la posibilidad de aportar a la autoridad información en la investigación de delitos graves”.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaria de Hacienda congeló el viernes pasado las cuentas de Guillermo “Billy” Álvarez y demás directivos del Cruz Azul, debido a que son investigados por lavado de dinero y delincuencia organizada.

La UIF informó en un comunicado que “Billy” Alvarez en conjunto con su hermano, José Alfredo Álvarez y Víctor Garcés diseñaron un esquema previamente con el que desviaron recursos de la cooperativa la Cruz Azul para posteriormente realizar movimientos de sus cuentas personales hacia otros lugares en el extranjero.

El noticiero de Denisse Mearker fue uno de los primeros medios que dieron a conocer la noticia, asegurando que las investigaciones indicaban que el directivo de “La Máquina” realizó movimientos irregulares por mil 200 millones de pesos, en distintos países.

La UIF detalló que “Billy” Álvarez adquirió seis inmuebles en Miami, dos en Las Vegas Nevada, dos más en el estado de Oklahoma y una más en Colorado, EU, confirmando que él y los otros dos directivos tienen movimientos multimillonarios que no son acordes en ninguno de los casos a los ingresos obtenidos por parte de la cooperativa deportiva.