En los últimos meses se ha registrado una serie de ataques de cohetes cerca de la Embajada estadounidense y contra bases estadounidenses en bases iraquíes. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato en línea con las regulaciones.

Bagdad, 5 de junio (AP).— Un cohete dirigido a la fortificada Zona Verde de Bagdad, donde se encuentra la Embajada estadounidense en Irak, alcanzó una vivienda e hirió a un niño.

El sistema antiaéreo C-RAM instalado hace poco en la Embajada podría haber tratado de interceptar el cohete porque ya estaba operativo el sábado por la noche, según funcionarios iraquíes.

En los últimos meses se ha registrado una serie de ataques de cohetes cerca de la Embajada estadounidense y contra bases estadounidenses en bases iraquíes. Los funcionarios hablaron bajo condición de anonimato en línea con las regulaciones.

El cohete se lanzó el sábado por la noche desde la zona de Ali Al-Saleh en Bagdad y cayó junto a una casa cerca de una televisora local, según el comunicado militar. Un niño sufrió heridas en la cabeza y la vivienda quedó dañada.

Fuerzas de seguridad iraquíes dijeron haber frustrado otro ataque en la zona de Umm al-Azam que pretendía alcanzar Camp Tji, una base de instrucción al norte de Bagdad utilizada por las fuerzas de la coalición que lidera Estados Unidos.

Dos soldados estadounidenses y uno británico murieron en marzo tras un ataque con cohetes en Camp Taji.

El último repunte en los ataques llegó poco antes de que Irak inicie unas negociaciones estratégicas con Estados Unidos que se espera se vean dominadas por la cuestión de la presencia de tropas estadounidenses en el país.

Estados Unidos ha criticado al Gobierno federal iraquí por no lograr controlar a las milicias con apoyo iraní a las que acusa de orquestar los ataques. El Primer Ministro, Mustafa al-Kadhimi, ha prometido proteger las infraestructuras estadounidenses de ataques, según las autoridades.