Mundo

Estalla violencia en Washington: seguidores de Trump irrumpen en el Capitolio y reclaman fraude

06/01/2021 - 1:26 pm

Trump instó al Vicepresidente Mike Pence, quien desempeñará un papel en gran parte ceremonial en el proceso, a impedir la certificación de la victoria de Biden, a pesar de que el Vicepresidente no tiene ese poder.

Ante la presencia de los manifestantes que apoyan a Donald Trump, cerraron el Capitolio con legisladores adentro mientras los seguidores continúan en choques con la Policía.

WASHINGTON, 6 de enero (AP/RT/SinEmbargo).— Los partidarios de Donald Trump, Presidente de Estados Unidos, rompieron esta tarde la barricada protectora alrededor del Capitolio durante la reunión del Congreso donde se discutían los votos electorales que convertirían oficialmente al demócrata Joe Biden en el próximo Presidente de ese país.

Cuando el vicepresidente del país norteamericano, Mike Pence, abrió la sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes en Washington, DC, los manifestantes que se encontraban afuera irrumpieron los alrededores de la sede legislativa, presionando contra la Policía que sostenía la cerca perimetral.

Posteriormente, los participantes de la protestas lograron ingresar al edificio en medio de enfrentamientos con los agentes.

Los simpatizantes del Trump tomaron el Capitolio como protesta por el triunfo electoral de Joe Biden. Foto: Twitter, @EggerDC.

La Policía del Capitolio de EU comenzó a evacuar algunos edificios de las oficinas del Congreso debido a la presencia de miles de manifestantes. Previamente, varios legisladores republicanos dijeron que se opondrían a certificar los resultados de las elecciones de media docena de estados donde Trump ha alegado fraude e irregularidades.

El Presidente Donald Trump prometió esta mañana que “nunca aceptaremos la derrota”, al hablar ante un mitin de miles de simpatizantes poco antes de que el Congreso iniciara una sesión conjunta para confirmar la victoria electoral de Joe Biden.

Trump subió al escenario en la manifestación “Save America” (Salvemos a Estados Unidos), que atrajo a miles de partidarios que inundaron la capital de la nación mientras los aliados republicanos del Presidente en la Cámara y el Senado planean oponerse a su derrota electoral de noviembre ante Biden.

Trump instó al Vicepresidente Mike Pence, quien desempeñará un papel en gran parte ceremonial en el proceso, a impedir la certificación de la victoria de Biden, a pesar de que el Vicepresidente no tiene ese poder.

“Nuestro país ya ha tenido suficiente”, dijo Trump. “No lo soportaremos más”, agregó. Pence, sin embargo, desafió a Trump al decir que no tiene autoridad para rechazar votos electorales que darán la Presidencia a Biden.

Lou Murray, un vendedor de seguros de vida de Boston que llegó al mitin, dijo que él y muchos otros esperan que el Congreso se abstenga de certificar el resultado de las elecciones.

Los organizadores prevén marchar por la tarde hacia el Capitolio, donde el Congreso votará para confirmar los resultados del Colegio Electoral, que Trump continúa poniendo en duda.

Se esperaba que varios partidarios prominentes de Trump asistan a las protestas, que comenzaron el martes con un mitin en la Plaza de la Libertad, a unas cuantas manzanas de la Casa Blanca. En ese lugar, los manifestantes —muchos de ellos sin mascarillas— expresaron su rechazo al voto del Colegio Electoral. Al caer la noche, con la temperatura descendiendo y bajo una lluvia constante, cientos de personas continuaban en la plaza.

“Sólo vine a apoyar al Presidente”, dijo David Wideman, un bombero de 45 años que viajó desde Memphis, Tennessee.

Widem reconoció que estaba “confundido” por la serie de derrotas que sufrió el equipo legal del mandatario en su intento por revertir los resultados de las elecciones y no sabía cuáles eran las opciones restantes de Trump.

“No estoy seguro de qué puede hacer a estas alturas, pero quiero escuchar lo que tenga que decir”, dijo Wideman.

Trump tuiteó su apoyo a los manifestantes: “Washington está siendo inundado por personas que no quieren ver que los demócratas radicales de izquierda se roben una victoria electoral. ¡Nuestro país ha tenido suficiente, ya no lo soportarán. ¡Los escuchamos (y los queremos) desde la Oficina Oval. Hagan a Estados Unidos grande una vez más!”.

https://twitter.com/virusdewuhan/status/1346894039778471938

Las protestas han obligado a las autoridades y agencias policiales locales a prepararse para posibles enfrentamientos violentos en las calles. Muchos de los negocios del centro de la capital tapiaron sus ventanas por miedo a que las manifestaciones se conviertan en disturbios similares a los ocurridos en mayo y junio, cuando decenas de establecimientos fueron vandalizados.

DERROTA DE TRUMP PROVOCA CAOS

Después de que Trump afirmara que no aceptaría la derrota electoral frente a Joe Biden en un furioso discurso que contagió a los ciudadanos reunidos en Washington, esta tarde las cosas se han salido de control. En un hecho histórico, los seguidores de Trump se lanzaron a tomar el Capitolio y superaron cuatro barreras policiacas, ante la impotencia de cientos de policías que fueron asignados para resguardar el edificio.

Los manifestantes que apoyan al aún Presidente de EU arremetieron contra las puertas del edificio que alberga las dos cámaras del Congreso en ese país, y que se ubica en el Capitol Hill, el barrio que es el epicentro de la política estadounidense.

La furiosa arremetida obligó a que las autoridades y fuerzas de seguridad ordenaran la evacuación del lugar, incluidos los periodistas estadounidenses que cubren esa fuente y están reportando los acontecimientos a través de sus cuentas en redes sociales, especialmente en Twitter.

También, entre la confusión, los periodistas difundieron que había una amenaza de bomba, por lo que comenzaron el desalojo de la zona.

Jan Jekielek, editor senior de Epoch Times, narró desde uno de los edificios que los trasladarían a otro en el mismo Capitolio. “Todos los reporteros, al menos. La razón en este momento no está clara”, escribió.

Helena Villar, reportera de Actualidad RT, contó que luego del avance de los seguidores de Trump hasta las puertas del Capitolio, la policía comenzó a usar disparos con pintura para rechazarlos, mientras adentro el proceso de reconocimiento de la victoria del demócrata Joe Biden continuaba.

De hecho, el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell, hizo uso de la palabra y se manifestó a favor de la certificación de resultados que dieron la victoria a Biden, por lo que las protestas en el exterior ya poco podían hacer.

El congresista republicano Peter Meijer escribió en su cuenta de Twitter: “Estoy en el Capitolio y nuestro personal se está refugiando en nuestra oficina mientras los edificios adyacentes están siendo evacuados. Gracias a la Policía del Capitolio y a nuestros agentes del orden por trabajar para mantenernos a salvo”.

La representante demócrata Elaine Luria reportó en un hilo: “Tuve que evacuar mi oficina debido a una bomba casera reportada afuera. Los partidarios del Presidente están tratando de abrirse camino hacia el Capitolio y puedo escuchar lo que suena como múltiples disparos”.

Y añadió: “No reconozco a nuestro país hoy y los miembros del Congreso que han apoyado esta anarquía no merecen representar a sus compatriotas estadounidenses”.

IMPONEN TOQUE DE QUEDA

El Capitolio de Estados Unidos se vio obligado a cerrar sus puertas el miércoles, con los legisladores en el interior, luego de que se produjeron choques violentos entre partidarios del Presidente Donald Trump y la Policía.

En tanto, el Alcalde de la capital estadounidense ordenó un toque de queda nocturno después de que manifestantes a favor de Trump trataron de ingresar a la fuerza en el Capitolio.

Se emitió un anuncio en el interior del cuerpo legislativo, donde estaban reunidos los legisladores que esperaban votar para certificar la victoria de Joe Biden. Debido a la “amenaza exterior a la seguridad” nadie podía entrar ni salir del edificio, según la grabación.

Las dos cámaras se declararon en receso, obligando a suspender el debate del Colegio Electoral.

Las escaramuzas se produjeron en el lugar donde el Presidente electo Biden prestará juramento dentro de dos semanas.

Los manifestantes derribaron las barricadas metálicas al pie de las escalinatas del Capitolio, y enfrentaron a policías con equipo antimotines. Algunos trataron de pasar, y se vio a agentes que lanzaban aerosol irritante para contener a la multitud. Algunos de los manifestantes vociferaban “traidores” a los agentes.

Se informó de un paquete sospechoso en la zona, dijo la policía del Capitolio.

Poco antes, Trump habló ante miles de sus seguidores, excitándolos con sus acusaciones infundadas de fraude electoral cerca de la Casa Blanca.

“No les permitiremos acallar las voces de ustedes”, dijo Trump a los manifestantes, que se habían formado antes del amanecer para escuchar al Presidente.

-Con información de Ben Fox, Ashraf Khalil y Michael Balsamo de AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas