La Secretaría de Salud dará más información el lunes sobre el centro de llamadas que habilitará para continuar con el registro de adultos mayores que recibirán la vacuna contra COVID-19.

Ciudad de México, 6 de febrero (SinEmbargo/EFE).– La Secretaría de Salud activará una línea telefónica para atender casos particulares de personas de más de 60 años sin acceso a Internet, con duplicación de CURP o que requieren algún tipo de traducción y no pueden registrarse en el sitio web “Mi Vacuna” para recibir dosis contra COVID-19.

“Más allá del sistema que actualmente tenemos activo para hacer el registro de la población de 60 años y más y para el resto de la población, se va a activar en algún momento un call center“, anunció esta tarde Gabriela del Carmen Nucamendi Cervantes, directora de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades No Transmisibles, en conferencia desde Palacio Nacional.

“Este call center va a estar activo para todas las personas que no puedan acceder en este momento al registro en línea”, agregó.

La funcionaria adelantó que el lunes se dará más información sobre la línea de ayuda telefónica, y aseguró que la población migrante ya está contemplada para la aplicación de vacunas pese a no contar con CURP.

Nucamendi Cervantes dio esta información después de ser cuestionada sobre las y los adultos de más de 60 años que podrían quedar excluidos del registro de vacunación por no contar con Clave Única de Registro de Población (CURP) –como en el caso de las personas migrantes– o quienes no tienen acceso a internet.

Ayer, Amnistía Internacional denunció que el registro en línea habilitado por el Gobierno mexicano, con el fin de inscribir a mayores de 60 años para la vacunación contra la COVID-19, “excluye a importantes sectores de la población” por requerir la CURP.

“(El requisito) excluye a una gran parte de la población que no cuenta con este documento, y por lo tanto pone en riesgo la salud pública”, compartió la organización en un comunicado.

Según AI, la advertencia la emitió la Alianza Movilidad Inclusiva en la Pandemia, una coalición de más de 30 organizaciones y albergues en México y Centroamérica, liderada por el Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi), el Grupo de Monitoreo Independiente de El Salvador (Gmies) y Amnistía Internacional.

“La vacuna de COVID-19 no debería ser supeditada a un documento de identidad del que adolece el Estado mexicano y que se ha suplido de manera discrecional con la credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), pasaporte y, en este caso, la CURP”, expresó Gretchen Kuhner, directora del Imumi.

Nucamendi Cervantes informó que hasta hoy se han registrado 3 millones 274 mil 478 personas adultas mayores en el sitio “Mi Vacuna”, lo que representa un 23 por ciento del avance que las autoridades sanitarias esperan.

Hasta hoy, autoridades sanitarias han aplicado 710 mil 198 dosis de la vacuna contra COVID-19.

El viernes, el Gobierno de México informó de que la empresa china Sinovac ingresó los trámites de su vacuna Coronavac contra la COVID-19 ante la autoridad sanitaria del país, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Ante ello, este sábado, el Canciller Marcelo Ebrard, agradeció al Gobierno de Chile “por compartir su experiencia en la vacunacion masiva con dosis desarrolladas por Sinovac”.

–Con información de EFE.