La presidenta de la comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables del Congreso del estado, Luz Elena Govea López, manifestó que el trabajo que realizan los grupos étnicos en el campo y vendiendo los productos en el mercado no podría ser realizado por nadie más. “No busquen otros espacios”, dijo a representantes de comunidades indígenas que pedían apoyo para obtener un trabajo.

 

Luz Elena Govea, al centro de la imagen, representantes de comunidades indígenas. Foto: Especial

Luz Elena Govea (la tercera en la primera fila frontal) con representantes de comunidades indígenas. Foto: Especial

Por Carmen Pizano 

Ciudad de México, 6 de abril (SinEmbargo/ZonaFranca).– La presidenta de la comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables del Congreso del estado, Luz Elena Govea López, llamó a representantes de comunidades indígenas a quedarse en su casa haciendo artesanías, vendiendo productos de campo y no buscar un trabajo “detrás de un escritorio”.

Al considerar que si los grupos indígenas buscan otras oportunidades laborales se perderían las tradiciones, la legisladora priista manifestó que el trabajo que realizan los grupos étnicos en el campo y vendiendo los productos en el mercado no podría ser realizado por nadie más.

“No me las imagino en una fábrica, no me las imagino haciendo el aseo de un edificio, no me las imagino detrás de un escritorio, yo me las imagino en el campo, yo las creo en sus casas haciendo artesanías, yo las pienso y las visualizo haciendo el trabajo de sus comunidades indígenas”.

Los diputados que integran la comisión de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables se reunieron con un grupo de indígenas en el Palacio Legislativo, donde se pidió a los diputados que se abrieran las oportunidades laborales y educativas para las etnias.

La respuesta de la presidenta fue pedirles que “no busquen otros espacios”, porque el trabajo en el campo y elaborando artesanías no podría “ser sustituido por nadie”.

“Los necesitamos vendiendo los productos de la tierra, yo no sé quién lo haría si no lo hacen ustedes, no es indigno, es algo que necesitamos, es parte de nuestra cultura, de nuestra manera de vivir. Algunos nos ganamos la vida detrás de un escritorio, otros labrando la tierra, otros cortando los nopalitos, entiendo que es duro, sin embargo analicemos y pensemos en el futuro de los pueblos indígenas”.

Dijo que si los indígenas deciden abandonar sus comunidades en busca de otras oportunidades laborales, en México “nos quedaríamos sin nuestras raíces”.

En la mesa de trabajo frente a representantes de comunidades indígenas originarias de Guanajuato, pero también para quienes han llegado de otros puntos del país a radicar en la entidad.

“No puedo pensar que ustedes salgan de sus tierras, de sus casas a perder esa tradición. Cuando yo escucho a los chichimecas y a los pames en los mercados de San Luis de la Paz vendiendo nopales, que es muy digno, es algo que necesitamos”.

La respuesta de una de las representantes de comunidades fue que en el campo no tenían ganancias para poder mejorar su calidad de vida, por eso es que recurrieron a los legisladores en busca de que se abrieran las oportunidades laborales.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ZONA FRANCA. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.