Un helicóptero de EU, forzado a aterrizar al ser disparado desde México. Foto: Archivo EFE

Un helicóptero de EU, forzado a aterrizar al ser disparado desde México. Foto: Archivo EFE

Washington, 6 jun (EFE/Breitbart).- Un helicóptero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos tuvo que realizar hoy un aterrizaje de emergencia en Laredo, Texas, Estados Unidos, tras ser disparado desde la parte mexicana de la frontera, informó la Policía. La aeronave estaba operando en el sector de Laredo Texas, lugar que colinda con Nuevo Laredo, México, sede del cártel de Los Zetas.

El portavoz de la Policía de Laredo (Texas) Joe Baeza indicó que un helicóptero fue disparado desde el lado mexicano de la frontera, de acuerdo con las investigaciones preliminares, aunque no precisó si los disparos llegaron a alcanzar el aparato.

Fuentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, por su parte, indicaron que el helicóptero aterrizó en Laredo sin que hubiese ningún herido, pero tampoco pudieron confirmar si el aparato había sido alcanzado por el impacto o no.

El helicóptero se encontraba sobrevolando una zona de tráfico habitual de drogas y de personas, en la que, según la Policía, es habitual escuchar disparos, pero es menos habitual que éstos se dirijan a agentes o vehículos de las fuerzas de seguridad.

Un agente federal que habló con el diario digital Breitbart de Texas bajo la condición de anonimato, dijo que “Agentes de la Patrulla Fronteriza estaban tratando de interceptar una carga de drogas. Un helicóptero de las fuerzas del orden estaba ayudando a agentes de la Patrulla Fronteriza. El helicóptero recibió disparos desde el lado mexicano de la frontera. El helicóptero tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia debido a los disparos”.

El tiroteo ocurrió en una zona conocida como La Bota Ranch, una subdivisión de Laredo, Texas. Una fuente anónima dijo a Breitbart de Texas que “fue una operación bien coordinada con las personas que participan en ambos lados de la frontera entre Estados Unidos y México. El tiroteo vino del lado mexicano y todas las personas huyeron y se escaparon. Los individuos en el lado de Estados Unidos también se escaparon en el estado de Texas”.

Otra fuente cercana al asunto dijo a Breitbart de Texas que “al menos cinco disparos fueron hechos desde México y tres alcanzaron el helicóptero de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza . La fuente afirmó que dos disparos dieron en la cabina y uno dio en el motor. Otra fuente cercana al asunto dijo que dos disparos dieron en el motor y un hit de la cabina. Ambas fuentes citadas afirmaron que un agente en la cabina no estaba usando un chaleco y lo había escondido en el suelo y que el chaleco que estaba en el piso le salvó la vida. Agentes explicaron que sus chalecos a menudo se colocan abajo de ellos en los helicópteros para cualquier percance que se presente.

El diario solicitó una respuesta de lo ocurrido a la Oficina Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés), quien respondió en un breve escrito que inició una investigación de lo sucedido.

“El 5 de junio de 2015, aproximadamente a las 5:00 pm durante un vuelo operacional cerca del Río Grande en Laredo, Texas, una de Aduanas y Patrulla Fronteriza (USCBP) helicóptero fue golpeado varias veces por fuego desde tierra. Las rondas penetraron y dañaron la aeronave, lo que obligó al piloto a realizar un aterrizaje de emergencia. El piloto no resultó herido y no hay personas en la planta fueron afectados. USCBP, el FBI, los Rangers de Texas, Investigaciones de Seguridad Nacional y el Departamento de Policía de Laredo respondieron a la escena. El FBI ha iniciado una investigación y continuará la tramitación de la escena del crimen con los Rangers de Texas. Dado que este es un asunto en curso, no hay más detalles serán proporcionados en este momento”, dijo el FBI.