Este ambicioso proyecto consistirá en excavar un túnel que presuntamente se encuentra debajo de la pirámide de Kukulkán, también conocida como El Castillo, en Chichén Itzá, Yucatán. Las indagaciones apuntan a un cenote que se encuentra debajo de la pirámide y podría representar lo que los mayas describieron como “El Árbol de la Vida”.

Ciudad de México, 7 de febrero (RT/SinEmbargo).- Un grupo de arqueólogos inicia este mes un ambicioso proyecto en México, que consistirá en excavar un túnel secreto que presuntamente se encuentra debajo de la pirámide de Kukulkán, también conocida como El Castillo, en la localidad de Chichén Itzá, en el sureño estado de Yucatán.

Tras la exploración (realizada en noviembre de 2017) de dos corredores subterráneos que se inician en una pirámide más pequeña, conocida como El Osario, los arqueólogos descubrieron que los mayas –quienes habitaron la península de Yucatán, Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras y parte de Nicaragua- los sellaron intencionalmente con piedras.

Guillermo de Anda, un arqueólogo subacuático que lidera el equipo del Gran Acuífero Maya (GAM), declaró que es posible que el cenote que se encuentra bajo El Castillo represente lo que los mayas describieron como un enorme árbol, conocido como “El Árbol de la Vida”, informó el portal Publimetro.

Según De Anda, los cenotes representaban para los mayas la “entrada al inframundo”. Estas formaciones subterráneas, añadió, son la única fuente de agua dulce en Yucatán y sin su existencia la civilización Maya no hubiera sido capaz de sobrevivir.

Chichén Itzá posee cuatro cenotes que pueden apreciarse a simple vista. Hace dos años, el científico mexicano René Chávez Segura determinó que hay otro escondido debajo de El Castillo.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.