México

Que suceda lo que tenga que suceder, dice Margarita Zavala del juicio de García Luna

07/02/2023 - 6:46 pm

Al rendir su testimonio ante la Corte del Distrito Este de Nueva York, Edgar Veytia, extitular de la Fiscalía General de Justicia de Nayarit y quien fue condenado a 20 años de cárcel en Estados Unidos, reveló que Ney González Sánchez, exgobernador de Nayarit, apoyaba a la organización criminal de los Beltrán Leyva, mientras que la extinta Policía Federal, en manos de García Luna, estaba con el Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo”.

Ciudad de México, 7 de febrero (SinEmbargo).– La Diputada panista Margarita Zavala Gómez del Campo intentó minimizar las declaraciones del exfiscal de Nayarit, Édgar Veytia, en el juicio contra Genaro García Luna, donde afirmó que el expresidente Felipe Calderón ordenó proteger al cártel de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

“A mí me parece que lo que tenga que suceder en ese juicio, pues que suceda. Y lo demás, pues yo creo que toda la parte de los testimonios, como quiera, yo no veo que estén ahorita aprobándolo, pero bueno, vamos a esperar, yo no opino sobre este tema hasta que termine”, dijo la esposa del exmandatario al ser entrevistada en el recinto legislativo de San Lázaro.

Al rendir su testimonio ante la Corte del Distrito Este de Nueva York, Edgar Veytia, extitular de la Fiscalía General de Justicia de Nayarit y quien fue condenado a 20 años de cárcel en Estados Unidos, reveló que Ney González Sánchez, exgobernador de Nayarit, apoyaba a la organización criminal de los Beltrán Leyva, mientras que la extinta Policía Federal (PF), a manos de García Luna, estaba con el Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo”.

En este boceto de archivo del 3 de enero de 2020, el abogado defensor César de Castro, a la izquierda, el exalto funcionario de Seguridad de México, Genaro García Luna, al centro, y un intérprete judicial, aparecen para una audiencia de lectura de cargos en la Corte Federal de Brooklyn en Nueva York.
En este boceto de archivo del 3 de enero de 2020, el abogado defensor César de Castro, a la izquierda, el exalto funcionario de Seguridad de México, Genaro García Luna, al centro, y un intérprete judicial, aparecen para una audiencia de lectura de cargos en la Corte Federal de Brooklyn en Nueva York. Foto: Elizabeth Williams, Archivo, AP

“Édgar Veytia afirma que el exgobernador de Nayarit, Ney González (PRI), apoyaba a los Beltrán Leyva, pero que la Policía Federal con García Luna a ‘El Chapo’, en medio de la guerra entre los narcos”, informó Jesús García, corresponsal del diario La Opinión de Los Ángeles.

De acuerdo con el periodista, el exfuncionario implicó al expresidente mexicano en las órdenes de protección a “El Chapo” en medio de la guerra entre narcos, algo que más tarde negó Felipe Calderón, quien actualmente radica en España.

“Me he reservado opinar sobre el juicio al ing. García Luna hasta que concluya. Por ahora niego categóricamente las absurdas declaraciones que reporta la prensa que hizo hoy el testigo Veytia. Lo que señala sobre mí es una absoluta mentira. Nunca negocié ni pacté con criminales”, sostuvo.

Con esas palabras, Calderón Hinojosa rompió el silencio sobre el proceso que ha puesto los reflectores en la estrategia de seguridad que hubo en su administración, la cual se vio corrompida, según han exhibido diversos testigos en lo que va del juicio.

El nuevo testigo cooperante, también conocido como “El Diablo”, narró que su entonces jefe, el exgobernador Ney González, y su sobrino se habían reunido en la Ciudad de México con el expresidente Calderón y el exsecretario de Seguridad Pública, quienes le habrían indicado que se debía proteger a “El Chapo” y a sus socios del Cártel de Sinaloa.

“Que la línea era ‘El Chapo’”, dijo escuetamente Veytia sobre el resultado de esa reunión a la que él no ingresó, ya que estuvo en un recorrido con Luis Cárdenas Palomino, exalto funcionario policiaco –y gente cercana a García Luna–, por El Búnker, un área de la Secretaría donde operaba tecnología de última generación para la vigilancia y espionaje.

Hubo una objeción de la defensa, liderada por César de Castro, pero la asistente del Fiscal Saritha Komatireddy replanteó la pregunta y Veytia confirmó.

“La orden era proteger a ‘Los Chapos’, no a los Beltrán Leyva”, expuso el cooperante ocho del juicio a García Luna.

En esta foto del 8 de octubre del 2010, el Secretario de Seguridad Pública de México Genaro García Luna participa en una conferencia de prensa en la Ciudad de México.
En esta foto del 8 de octubre del 2010, el Secretario de Seguridad Pública de México Genaro García Luna participa en una conferencia de prensa en la Ciudad de México. Foto: Marco Ugarte, archivo, AP

La Fiscal preguntó a Veytia si le cuestionó a su jefe sobre esa decisión, ya que González protegía a Héctor Beltrán Leyva, quien entonces estaba al mando de ese grupo criminal.

“Al Gobernador no se le pide explicación”, justificó Veytia. Dijo que después se puso en contacto con la gente de “El Chapo”, un sujeto conocido como “El Pelocho”, quien controlaba la plaza.

Sin embargo, previamente los abogados de “El Chapo” Guzmán habían ido a Nayarit para decirle a Veytia que querían “comprar la plaza”, es decir, tener la protección de autoridades y pagarles por ello para operar libremente.

González y su gente tuvieron resistencia, pero la presión del Gobierno federal fue mayor y, en una ocasión, hubo un enfrentamiento entre policías estatales y federales por la detención de una camioneta, donde iba una persona no identificada.

Según un reporte de los Beltrán Leyva, en el vehículo iba “El Chapo”.

Veytia dijo que cuestionó al federal al mando, Jorge Anguiano Terríquez, quien lo convenció de dejar ir el vehículo con la promesa de una explicación. Al siguiente día Veytia visitó a Anguiano Terríquez en su oficina, quien le pasó el teléfono con una llamada en proceso.

“Muchísimas gracias… cualquier cosa con Terríquez”, le dijo el interlocutor.

“¿Quién era al teléfono?”, preguntó la Fiscal a Veytia. “El señor García Luna”, respondió.

Otros testigos han expuesto que la decisión de García Luna de apoyar a “El Chapo” formó parte de la guerra entre líderes de distintas organizaciones criminales.

Al rendir este martes su testimonio ante la Corte del Distrito Este de Nueva York,  Édgar Veytia, extitular de la Fiscalía General de Justicia de Nayarit y quien fue condenado a 20 años de cárcel en Estados Unidos, reveló que Ney González Sánchez, exgobernador de Nayarit, apoyaba a la organización criminal de los Beltrán Leyva, mientras que la extinta Policía Federal (PF), a manos de García Luna, estaba con el Cártel de Sinaloa, liderado por Joaquín Guzmán Loera, mejor conocido como “El Chapo”.

En este boceto de archivo del 3 de enero de 2020, el abogado defensor César de Castro, a la izquierda, el exalto funcionario de Seguridad de México, Genaro García Luna, al centro, y un intérprete judicial, aparecen para una audiencia de lectura de cargos en la Corte Federal de Brooklyn en Nueva York.
En este boceto de archivo del 3 de enero de 2020, el abogado defensor César de Castro, a la izquierda, el exalto funcionario de Seguridad de México, Genaro García Luna, al centro, y un intérprete judicial, aparecen para una audiencia de lectura de cargos en la Corte Federal de Brooklyn en Nueva York. Foto: Elizabeth Williams, Archivo, AP

“Édgar Veytia afirma que el exgobernador de Nayarit, Ney González (PRI), apoyaba a los Beltrán Leyva, pero que la Policía Federal con García Luna a ‘El Chapo’, en medio de la guerra entre los narcos”, informó Jesús García, corresponsal del diario La Opinión de Los Ángeles.

De acuerdo con el periodista, el exfuncionario implicó al expresidente mexicano en las órdenes de protección a “El Chapo” en medio de la guerra entre narcos, algo que más tarde negó Felipe Calderón, quien actualmente radica en España.

“Me he reservado opinar sobre el juicio al ing. García Luna hasta que concluya. Por ahora niego categóricamente las absurdas declaraciones que reporta la prensa que hizo hoy el testigo Veytia. Lo que señala sobre mí es una absoluta mentira. Nunca negocié ni pacté con criminales”, sostuvo.

Con esas palabras, Calderón Hinojosa rompió el silencio sobre el proceso que ha puesto los reflectores en la estrategia de seguridad que hubo en su administración, la cual se vio corrompida, según han exhibido diversos testigos en lo que va del juicio.

El nuevo testigo cooperante, también conocido como “El Diablo”, narró que su entonces jefe, el exgobernador Ney González, y su sobrino se habían reunido en la Ciudad de México con el expresidente Calderón y el exsecretario de Seguridad Pública, quienes le habrían indicado que se debía proteger a “El Chapo” y a sus socios del Cártel de Sinaloa.

“Que la línea era ‘El Chapo’”, dijo escuetamente Veytia sobre el resultado de esa reunión a la que él no ingresó, ya que estuvo en un recorrido con Luis Cárdenas Palomino, exalto funcionario policiaco –y gente cercana a García Luna–, por El Búnker, un área de la Secretaría donde operaba tecnología de última generación para la vigilancia y espionaje.

Hubo una objeción de la defensa, liderada por César de Castro, pero la asistente del Fiscal Saritha Komatireddy replanteó la pregunta y Veytia confirmó.

“La orden era proteger a ‘Los Chapos’, no a los Beltrán Leyva”, expuso el cooperante ocho del juicio a García Luna.

La Fiscal preguntó a Veytia si le cuestionó a su jefe sobre esa decisión, ya que González protegía a Héctor Beltrán Leyva, quien entonces estaba al mando de ese grupo criminal.

“Al Gobernador no se le pide explicación”, justificó Veytia. Dijo que después se puso en contacto con la gente de “El Chapo”, un sujeto conocido como “El Pelocho”, quien controlaba la plaza.

Sin embargo, previamente los abogados de “El Chapo” Guzmán habían ido a Nayarit para decirle a Veytia que querían “comprar la plaza”, es decir, tener la protección de autoridades y pagarles por ello para operar libremente.

González y su gente tuvieron resistencia, pero la presión del Gobierno federal fue mayor y, en una ocasión, hubo un enfrentamiento entre policías estatales y federales por la detención de una camioneta, donde iba una persona no identificada.

Según un reporte de los Beltrán Leyva, en el vehículo iba “El Chapo”.

Veytia dijo que cuestionó al federal al mando, Jorge Anguiano Terríquez, quien lo convenció de dejar ir el vehículo con la promesa de una explicación. Al siguiente día Veytia visitó a Anguiano Terríquez en su oficina, quien le pasó el teléfono con una llamada en proceso.

“Muchísimas gracias… cualquier cosa con Terríquez”, le dijo el interlocutor.

“¿Quién era al teléfono?”, preguntó la Fiscal a Veytia. “El señor García Luna”, respondió.

Otros testigos han expuesto que la decisión de García Luna de apoyar a “El Chapo” formó parte de la guerra entre líderes de distintas organizaciones criminales.

 

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video